Indicadores económicos
2018-11-19

Dólar (TRM)
$3.173,59
Dólar, Venta
$2.978,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.600,75
UVR, Ayer
$260,20
UVR, Hoy
$260,21
Petróleo
US$66,80

Estado del tiempo
2018-11-19

marea

Marea min.: -8 cms.

Hora: 01:30

Marea max.: 19 cms.

Hora: 08:42

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 8 a 20 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 28 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-11-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

De la euforia a la depresión

Las enfermedades mentales, además de los estragos y el deterioro físico y emocional que ocasionan en quien las padecen, cargan el lastre del estigma social que se hace evidente en la demora para consultar a un especialista cuando se presentan síntomas de la enfermedad.

Un ejemplo de esto es el trastorno afectivo bipolar, una enfermedad mental severa que produce cambios drásticos en el estado de ánimo de quienes la padecen.
Carlos López Jaramillo, médico psiquiatra, Coordinador del Grupo de Investigación en Psiquiatría de la Universidad de Antioquia y Director del Programa Trastornos del Ánimo del Hospital San Vicente de Paúl, dice que la enfermedad se presenta con frecuencia desde la adolescencia pero “desafortunadamente su diagnóstico se demora en hacerse aveces años porque no se consulta a tiempo, por temor o por desconocimiento”.
Según el especialista, el trastorno afectivo bipolar tiene una frecuencia alta en el país y en el mundo, de 3 a 5 personas por cada 100 pueden sufrir la enfermedad, sin distinguir entre hombres o mujeres.

Qué es
Los pacientes con trastorno afectivo bipolar pueden pasar de estar muy enérgicos y eufóricos a sentirse tristes, desesperanzados; con periodos de estados de ánimo normal entre uno y otro ciclo.
Puede ser heredada, si alguno de los padres la padece hay más probabilidades de que sus hijos la tengan pero según la Alianza para el Apoyo de la Depresión y el Trastorno Bipolar esto no quiere decir que no puedan o no deben tener hijos.
“Quienes han recibido tratamiento para trastornos del estado de ánimo pueden tener hijos como cualquier otra persona... Es más probable que identifiquen los síntomas, traten oportunamente a sus hijos y entiendan los problemas que estos enfrentan debido a sus trastornos del estado de ánimo”, se lee en la página electrónica de la organización.
Los principales retos que enfrentan tanto pacientes como sus familiares son el alto riesgo de suicidio y la tendencia a abusar de alcohol o las drogas que terminan empeorando los síntomas.

Señales y síntomas
López Jaramillo indica que las primeras señales de alarma son los cambios en el estado de ánimo, con alteraciones del sueño y dificultades en la concentración. La persona puede tener periodos de exaltación del ánimo y períodos de ánimo deprimido.
Para entender los síntomas es necesario saber que hay dos tipos de trastorno bipolar.
Las personas con trastorno bipolar I han tenido al menos un episodio completo de manía con periodos de depresión grave, (las sensaciones de euforia se conocen como manías y las de tristeza y desesperanza se les llama depresión).
Los síntomas de manía, que pueden durar entre días y meses son: Agitación o irritación; elevación del estado de ánimo; hiperactividad; incremento de la energía; falta de autocontrol; pensamientos apresurados; autoestima elevada (delirios de grandeza, creencias falsas en habilidades especiales); poca necesidad de sueño; compromiso exagerado en las actividades; control deficiente del temperamento; comportamientos imprudentes, como excesos en el consumo de alimentos, bebidas o drogas, promiscuidad sexual, gastos exagerados; y tendencia a distraerse fácilmente.
El otro tipo de trastorno bipolar es llamado también ciclotimia con periodos de hipomanía y depresión leve, con menos fluctuaciones en el estado de ánimo, es común que estas personas sean diagnosticadas erróneamente como depresivos.
Los síntomas que presentan las personas con trastorno bipolar II son similares al tipo I pero menos intensos.
En la fase depresiva presentan dificultad para concentrarse, recordar algo o tomar decisiones; trastornos en la alimentación, pérdida del apetito y pérdida de peso, consumo exagerado de alimentos y aumento de peso; fatiga y desgano; sentimientos de desesperanza, culpa y falta de valor; pérdida de la autoestima; tristeza permanente; pensamientos frecuentes acerca de la muerte; trastornos del sueño, somnolencia excesiva, incapacidad para dormir; pensamientos suicidas; apatía por las actividades que alguna vez fueron placenteras; y aislamiento de los amigos.

Diagnóstico
Lo primero que debe hacer un especialista ante la sospecha de un caso de trastorno bipolar es averiguar si en la familia hay antecedentes de la enfermedad. También debe indagar si se ha presentado cambios en el estado de ánimo recientemente y el tiempo durante el cual los ha experimentado.
Mediante exámenes clínicos y de laboratorio se deben descartar que los síntomas estén siendo causados por otras patologías, también ayudaran a descartar que no se deban a problemas de tiroides o drogas.
El especialista señala que en la etapa depresiva “se utilizan medicamentos llamados estabilizadores del ánimo que hacen que no se presenten cambios bruscos en el estado de ánimo. Estudios han demostrado que para el tratamiento de esta fase, los antpsicóticos y más específicamente la quetiapina además de tener efecto antidepresivo significativo, mejora la funcionalidad y calidad de vida del paciente”.
En la fase maníaca se utilizan estabilizadores del afecto.
El tratamiento de esta enfermedad es un reto y los pacientes, amigos y familiares deben ser conscientes de los riesgos que supone descuidar el tratamiento del trastorno bipolar.
“Comprender que se trata de un problema de salud y que requiere de manejo especializado por parte de un médico psiquiatra es la ayuda que estos pacientes deben recibir por parte de sus familiares”, señala López Jaramillo.

Recomendaciones
Dormir lo suficiente ayuda a mantener un estado de ánimo estable en algunos pacientes.
La psicoterapia es útil durante la fase depresiva.
Vinculares a un grupo de ayuda puede ser de utilidad para los pacientes con trastorno bipolar y para sus seres queridos.



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese