Indicadores económicos
2017-07-26

Dólar (TRM)
$3.016,55
Dólar, Venta
$2.850,00
Dólar, Compra
$2.645,00
Café (Libra)
US$1,55
Euro
$3.539,24
UVR, Ayer
$251,57
UVR, Hoy
$251,58
Petróleo
US$47,89

Estado del tiempo
2017-07-26

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 08:48

Marea max.: 17 cms.

Hora: 01:12

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-07-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2 -
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Dime de qué color es tu trago y te diré cuánto guayabo tendrás

La temporada de fin de año llega acompañada de múltiples celebraciones: el Día de las velitas, las novenas, las fiestas de las empresas y las reuniones familiares; todas se convierten en una excusa para reunirse y compartir en compañía de los allegados... y, usualmente, de algunas bebidas alcohólicas.

El problema con las celebraciones se presenta a la mañana siguiente. La alegría y el espíritu festivo son reemplazados por dolor de cabeza, nauseas, vómitos, diarrea, sed, sensibilidad a la luz y al ruido; ansiedad, irritabilidad, problemas para conciliar el sueño, dificultad para concentrarse y hasta temblores.
El remate de la fiesta es un terrible guayabo que deja a muchos repitiendo la vacía promesa: “es la última vez que tomo”.
Pero, ¿sabía que algunos de estos síntomas se deben al efecto directo del alcohol en el organismo o al esfuerzo que hace el cuerpo por eliminar la sustancia y sus efectos sedantes en el sistema nervioso central?.
Existen un sinnúmero de creencias y prácticas para evitar emborracharse, o en su defecto evitar los estragos que el alcohol hace al día siguiente en el organismo, que van desde tomar una cucharada de aceite de oliva antes de empezar a ingerir alcohol hasta enfrentar el guayabo con una cerveza.
Lo cierto es que son muchos los factores que influyen y que determinarán qué tan fuerte será la resaca, entre esos se encuentran la cantidad de alcohol consumido, el grado de este, cuánta comida y agua se ingiere mientras se toma y a todas esas se suma ahora el color del licor escogido.

Embriagante estudio
El Centro de Estudios del Alcohol y Adicciones de la Universidad de Brown, y la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, realizó un estudio para averiguar cuánto influye el color del trago que se elija en el guayabo que se experimente al día siguiente.
Los autores del estudio, publicado en la revista Nature, encontraron que el efecto de embriaguez que producen las bebidas alcohólicas es provocado por el etanol, mientras que los síntomas de guayabo son producto de los congéneres que contenga el trago.
Los congéneres son las partículas de impureza producidas durante la destilación de la bebida que determinan su sabor, aroma y color.
Para verificar su teoría, los investigadores reclutaron a 95 adultos jóvenes dispuestos a emborracharse en nombre de la ciencia.
58 hombres y 37 mujeres sanos, entre los 21 y los 33 años, catalogados como bebedores fuertes pero sin problemas relacionados con la bebida y sin desordenes del sueño se fueron de tragos en dos noches diferentes, con una semana de separación.
A los participantes se les pidió que en las 24 horas previas a las salidas se abstuvieran de consumir alcohol, drogas ilícitas, ayudas para dormir o café.
La primera noche, un grupo consumió 100 muestras de vodka Absolut, que contiene pocos congéneres, y un segundo grupo tomó 101 muestras de whisky americano (bourbon) Wild Turkey, que contiene 37 veces más congéneres que el vodka; los participantes tomaron hasta que los niveles de concentración de alcohol, medidos a través del aliento, revelaron embriaguez.
En la segunda salida los participantes tomaron un placebo de bebidas sin alcohol.
Durante la noche se les monitoreó el sueño y a la mañana siguiente se les interrogó sobre los niveles de guayabo que estaba experimentando, teniendo en cuenta si los incapacitaba o no, también se les pidió realizar pruebas de velocidad y concentración.
Los que tomaron whisky americano, caracterizado por su color oscuro y sabor dulce, afirmaron tener más guayabo que los que tomaron vodka, incoloro e inodoro, lo que sugiere que mayores niveles de congéneres se incrementa la intensidad de la resaca.
Los dos tipos de alcohol afectaron las habilidades cognitivas y el sueño, también se encontró que los participantes tenían mayor disposición para manejar la noche posterior a tomar el placebo que en la que tomaron alcohol.
Los autores del estudio afirman que si se toma vodka o vino blanco hasta la embriaguez igual se van a presentar síntomas de guayabo pero estos serán mucho más leves que si se toman bebidas oscuras como el bourbon.
Además recomiendan que si se está atravesando por un guayabo es mejor evitar realizar labores que requieran de atención, vigilancia o toma de decisiones rápidas.
Por eso, lo mejor es que si está pensando en tomarse unos tragos hoy no haga planes para el primer día del año que demanden toda su concentración.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese