Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-09

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 00:21

Marea max.: 20 cms.

Hora: 07:38

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Disfunción sexual femenina, una cuestión de etnia

-A A +A
 

Las mujeres cartageneras son las que menos disfunción sexual presentan durante la menopausia según un estudio realizado en varias ciudades de América Latina por la Red Latinoamericana para la Investigación del Climaterio (REDLINC).
Sólo el 21 por ciento de las 370 mujeres encuestadas en la ciudad presentaron problemas de disfunción sexual en comparación con ciudades como Quito (Ecuador) donde el 98 por ciento de las participantes en el estudio la padecen.

Influencias
Según el informe del estudio liderado por el médico ginecólogo chileno Juan E. Blümel, la sexualidad es influenciada por la interacción de diversos factores: biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, étnicos, históricos, religiosos y espirituales.
Factores que tienen efectos diferentes en la sexualidad de las mujeres latinoamericanas de un país a otro y de una etnia a otra.
Situación que se ve reflejada en los estudios que Alvaro Monterrosa, médico ginecólogo miembro de REDLINC, ha hecho en el país con mujeres en la menopausia.
Para el estudio presentado por Blümel, en el cual Monterrosa lideró el grupo de investigación de Cartagena, se encuestaron mujeres hispánicas (mestizas que no tienen una característica étnica específica) entre los 40 y los 59 años, de clase media residentes en los barrios Caracoles, Chiquinquirá, República de Venezuela, San Pedro y Socorro.
Estas mujeres fueron las que arrojaron un bajo índice de disfunción sexual.

Mestizas, indigenas y afro.
Aunque los porcentajes de las mujeres encuestadas en Cartagena son más bajos que los de otras ciudades latinoamericanas y varían de un factor a otro de los evaluados (deseo, excitación, satisfacción, orgasmo, lubricación y dolor), la encuesta muestra que el principal problema de las mujeres en la ciudad a la hora de tener relaciones sexuales es la falta de deseo.
Si se comparan los resultados obtenidos por Monterrosa en Cartagena con las encuestas que el especialista ha realizado en la población indígena Zenú de San Andrés de Sotavento, Tuchín y aledaños se evidencia una gran diferencia entre las etnias.
Según Monterrosa, el 90 por ciento de las mujeres zenúes durante el climaterio presentan disfunción sexual, cifra que está más cerca de las obtenidas en el estudio de Blümel en ciudades con una alta población indígena como Quito (Perú), Santa Cruz y Cochabamba (Bolivia) donde entre el 98 y el 86 por ciento de las mujeres padecen de disfunción sexual.
“Sin darnos cuenta estamos aportando a la investigación científica de la mujer algo importante que no se había tenido en cuenta que era la etnia. La pregunta de investigación sería entonces ¿por qué razón las indígenas tendría mayor disfunción sexual que las otras etnias? ¿Será que genéticamente la mujer indígena tiene una mayor presencia de alteraciones que la llevan a esto?”, se pregunta el especialista.
Entre las mujeres zenúes que participaron en el estudio de Monterrosa se encontró que la disfunción sexual de la gran mayoría se debe a sequedad vaginal, “estamos manejando la hipótesis de que algunos genes amerindios pueden conllevar a una mayor atrofia vaginal y por eso al final de cuentas se termina manifestando con una disfunción sexual”, explica Monterrosa.
El especialista cartagenero también viene realizando la encuesta en otros grupos de mujeres de la ciudad: afrodescendientes, de estrato uno y de estrato cinco y seis.
La encuesta ya fue realizada a las mujeres afrodescendientes, los resultados definitivos no se han tabulado pero Monterrosa adelanta que las mujeres de esta población se comportan igual que las mestizas, algo que coincide con lo que el especialista observa en su consulta.
“La mujer afrodescendiente después de que pasa los 40 años presentan dolores articulares, dolor en las piernas, sensación de peso, adormecimiento y sensación de calor, cambios normales dentro de la menopausia”.
Los resultados de este estudio serán comparados con uno que se adelanta con mujeres afro del pacífico colombiano.

Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64140 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese