Indicadores económicos
2017-02-19

Dólar (TRM)
$2.902,81
Dólar, Venta
$2.858,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,64
Euro
$3.091,49
UVR, Ayer
$243,77
UVR, Hoy
$243,86
Petróleo
US$53,40

Estado del tiempo
2017-02-19

marea

Marea min.: -16 cms.

Hora: 14:33

Marea max.: 9 cms.

Hora: 06:40

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-02-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

El dopaje en el fútbol, poco frecuente y caro de detectar

-A A +A
 

A pesar de más de 30.000 controles realizados, cada año sólo se detectan entre los futbolistas unos diez casos de dopaje, un signo de la “limpieza” del deporte, según los responsables deportivos, pero que podría explicarse también por la falta de inversión.

Desde principios de año, el rumano Adrian Mutu, atacante en la Fiorentina, es el único jugador importante culpable por dopaje y fue sancionado con nueve meses de suspensión tras un test positivo por estimulantes por (sibutramina).
Los estimulantes, sobre todo las drogas como el cannabis o la cocaína, son la causa de la gran mayoría de controles positivos en el fútbol.
Pero los productos más complejos no suelen aparecer en estos controles, al menos desde la ola de dopaje con nandrolona que afectó a los campeonatos de Francia, Italia, Portugal o España entre 1997 y 2002, que el mundo del fútbol justificó por una posible contaminación causada por complementos alimenticios.
“Desde hace seis o siete años, no hemos tenido ningún jugador importante dopado con esteroides”, explica Jiri Dvorak, el director médico de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA).
“La incidencia de casos positivos por esteroides es de 0,03%, un porcentaje muy muy pequeño. Creo que es el resultado de una estrategia y de controles rigurosos, pero también de nuestro programa de sensibilización”, explica Dvorak.
Según la FIFA un control antidopaje cuesta unos 1.000 dólares (818 euros) pero para detectar un caso grave habría que gastarse tres millones de dólares (unos 2.450 millones de euros), aunque Dvorak duda de sí sería una buena inversión.
“Si se tratara de su propia empresa, estoy seguro de que se lo pensaría dos veces antes de gastarse tres millones para descubrir a un tramposo, tenemos otros muchos problemas. Comprendo que en algunos deportes el dopaje pueda ser un problema, pero no es el caso del fútbol”, explica Jiri Dvorak.
Una afirmación que no todo el mundo comparte.
“Con el caso de Marion Jones en el atletismo quedó claro que el hecho de que no haya controles positivos no quiere decir que un deporte sea limpio”, asegura David Howman, director general de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).
Este abogado neozelandés considera que existen “zonas de 'tentación' en el fútbol, igual que en otros deportes”.
“En caso de lesiones, por ejemplo, aumenta el riesgo de dopaje, porque hay algunos tratamientos que utilizan esteroides y otras sustancias ilegales. Pero como hay pocos controles entre los jugadores lesionados no conocemos la dimensión del problema”, explica Howman.
También recuerda que un sondeo llevado a cabo en los últimos dos mundiales demostró que los jugadores de fútbol consumen muchos medicamentos.
“Algunos llegan a tomar 10, 12 o 13 productos distintos. ¿Por qué? Es algo que empieza a preocupar a los médicos. Tenemos que ver que no haya 'malas razones'“, explica el director de la AMA.
La agencia, que tiene en proyecto una gran investigación epidemiológica sobre su incidencia real en el deporte, quieren también incluir al fútbol, un deporte que tiene muchísimos practicantes pero muy pocos casos.
Los expertos saben bien que la incidencia del dopaje no aparece siempre en las estadísticas.
“En el fútbol, la inmensa mayoría de tests los realizan las federaciones nacionales y es un problema, porque existen grandes diferencias en las formas de control según los países, lo que altera las estadísticas mundiales”, dice Martial Saugy, director del laboratorio antidopaje de Lausana.
“Hay que organizar los controles de manera distinta pero también ser consciente de los límites de los laboratorios. Es más difícil detectar ciertas hormonas que el cannabis, y eso hace bajar las estadísticas”, añade.
La FIFA no descarta que existan tentaciones de doparse en el fútbol.
“Pero no tenemos ninguna indicación que deje entrever un problema de dopaje sistemático”, insiste Jiri Dvorak.

2408 fotos
67268 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese