Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-21

Dólar (TRM)
$2.927,91
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,67
Euro
$3.112,95
UVR, Ayer
$242,71
UVR, Hoy
$242,74
Petróleo
US$52,42

Estado del tiempo
2017-01-21

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:04

Marea max.: 11 cms.

Hora: 07:33

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

El VIH Sida sigue generando miedo y discriminación

-A A +A
 

Hace tres décadas se reconoció la existencia del VIH Sida, una enfermedad que aún no tiene cura y sigue generando discriminación ante el desconocimiento social sobre sus formas de transmisión.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud, en el primer semestre de 2011 se notificaron 4.468 nuevos casos de personas con VIH sida, de los cuales el 72% fueron hombres y el 28% mujeres.

Desde que se conoció el primer infectado con el virus en Colombia, en 1983, se han reportado 83.467 casos de infección y muerte por VIH sida.

Cuando se hace la discriminación por edades se encuentra que el 76% de los casos registrados en el primer semestre de este año son jóvenes y adultos entre 15 a 44 años de edad. Una tendencia similar se vivió en el 2010, cuando el grupo más afectado por el VIH fue de 25 a 29 años.

El virus sigue afectando en gran proporción a poblaciones que históricamente han sido discriminadas como los homosexuales, donde la prevalencia de la enfermedad está entre el 5 y el 24 por ciento; en el caso de las trabajadoras sexuales la infección ronda entre  el 1 y el 5 por ciento.

Martha Lucía Rubio, asesora de VIH Sida del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) aseguró que cada día son más las mujeres que contraen la enfermedad.

Las estadísticas no mienten: mientras hace 10 años por cada 10 hombres había una mujer con el virus, hoy por cada dos hombres hay una mujer y, en algunas regiones, la cuestión está uno a uno.

Según Rubio, se ha encontrado que las nuevas infectadas son mujeres en su mayoría casadas o con una única pareja. Esto concuerda con lo hallado en la última encuesta de demografía y salud, ENDS, donde salió a flote que todavía una de cada cinco mujeres justifica tener relaciones sexuales con sus esposos aún si ellos tienen infecciones de transmisión sexual.

DISCRIMINACIÓN SIGUE LATENTE

Según el Índice del Estigma y la Discriminación, la mayoría de las personas con VIH sida se encuentran desempleadas (34 por ciento), vinculadas al trabajo informal o empleadas casualmente (26 por ciento).

Una de cada cuatro personas manifestó haber experimentado algún tipo de agresión verbal o física,  acoso o amenazas. De las personas encuestadas, el 53% recibieron una negativa en la atención en salud por su condición de transgénero, el 26,5% eran mujeres y el 25% hombres.

La estigmatización hacia las personas con VIH sida sigue creciendo, porque aún se desconoce que el virus se transmite a través de la sangre, el semen, las secreciones vaginales y la leche materna, pero no al compartir espacios o estar cerca de una persona con la enfermedad.

Martha Lucía Rubio explicó que este tipo de conductas están relacionadas con el miedo que tiene la población de contraer la enfermedad y, de paso, a no querer practicarse la prueba de VIH para conocer si tiene el virus, punto de partida para empezar un tratamiento que puede mejorar y alargar la vida del paciente.

Se estima que solo el 25% de la población alguna vez en su vida se ha practicado la prueba. Según la última encuesta ENDE, el 58% de las mujeres encuestadas nunca se ha hecho una prueba de VIH, mientras que un 40% se la practicó y recibió los resultados. Lo curioso es que el 2% restante se hizo la prueba pero nunca fue por el resultado.

Cabe resaltar que la prueba de VIH está incluida dentro del plan obligatorio de salud. Sin embargo, según Rubio, se debe evaluar cómo están accediendo las personas al examen y si los proveedores de salud ofrecen la suficiente información para que los pacientes sepan que tienen derecho a practicárselo  con asesoría antes y después de conocer los resultados.

Cuando una persona se hace la prueba y se detecta la enfermedad, puede acceder a un tratamiento para que pueda convivir con el virus. De igual forma, según Rubio, se evita que las personas se conviertan en un transmisor de la enfermedad si tienen relaciones sexuales sin protección.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2379 fotos
65865 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese