Indicadores económicos
2017-03-28

Dólar (TRM)
$2.913,48
Dólar, Venta
$2.887,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,55
Euro
$3.172,48
UVR, Ayer
$246,88
UVR, Hoy
$247,12
Petróleo
US$47,73

Estado del tiempo
2017-03-28

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 16:50

Marea max.: 14 cms.

Hora: 23:57

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 14 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-03-28

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Hepatitis C, muchos la tienen pero pocos lo saben

-A A +A
 

Las hepatitis virales no son totalmente reconocidas por la comunidad, pese a que la Organización Mundial de la Salud, OMS las considera un problema de salud pública.

Según esta organización, la mayoría de las personas que están infectadas no saben que lo están.

Cada año mueren por complicaciones de hepatitis unas 350 mil personas, de las cuales se estima que de 130 a 170 millones han sido afectadas por hepatitis C.

Por esta razón la OMS estableció a partir de esta año celebrar el 28 de julio el Día Mundial de la Hepatisis, con la finalidad de crear consciencia en torno su tratamiento, diagnóstico y prevención.

En lo que se refiere a tratamiento, la hepatitis C puede conducir a la cirrosis, a la insuficiencia hepática o al cáncer de hígado, llevándola incluso a ser la principal causa de trasplante hepático en Estados Unidos y la causa de la mitad de los tumores de hígado.

La reciente aprobación por parte de FDA (Food and Drug Administration de los Estados Unidos) y el compromiso de la EMEA (European Medicines Agency) de revisar de manera acelerada un nuevo medicamento para el tratamiento de la hepatitis C, amplió la gama terapéutica de la que se dispone en la actualidad para combatir al virus. La adición al tratamiento estándar del nuevo inhibidor de la proteasa demostró ampliar en forma significativa el porcentaje de pacientes que respondieron al tratamiento.

El diagnóstico de la infección por el virus de la hepatitis C se realiza través de un test de sangre, que evalúa la presencia de anticuerpos específicos.

Progresa en silencio

La hepatitis es la inflamación del hígado, que habitualmente es causada por un virus. De los cinco virus de la hepatitis conocidos (A, B, C, D y E), sólo el B y el C son capaces de generar una infección crónica, lo que puede llevar al desarrollo de complicaciones a largo plazo.

Sumadas, las hepatitis B y C afectan a más de 500 millones de personas y se estima que un millón de pacientes mueren cada año; estimaciones indican que una de cada 3 personas ha estado expuesta a alguno de estos dos virus en algún momento de su vida.

El conocimiento del virus de la hepatitis C es relativamente reciente: fue identificado en 1989. Se transmite principalmente a través del contacto directo con la sangre, ya sea por el uso de jeringas no esterilizadas, a través de transfusiones de sangre no segura, al compartir objetos de aseo personal contaminados  con sangre infectada (como máquinas de afeitar o cepillos de dientes) o al tener relaciones sexuales sin condón con una persona infectada.

Hasta un 85% de las personas que contraen la infección por el virus de la hepatitis C desarrollarán la forma crónica de la enfermedad. El problema es que en la mayoría de los casos la enfermedad se desarrolla en forma asintomática, dañando progresi-vamente el hígado sin que el paciente lo sepa.

Se estima que:

Entre el 60 y el 70% de los pacientes desarrollará enfermedad hepática crónica.

Entre el 5 y el 20% de los pacientes padecerá cirrosis.

Entre el 1 y el 5% de los pacientes morirá por cirrosis o cáncer hepático.

Mejorar respuesta a tratamientos

En la actualidad, el tratamiento estándar de la hepatitis C es el uso combinado de dos medicamentos: el interferón pegilado y la ribavirina. Este tratamiento logra erradicar el virus hasta en un 80% de aquellos pacientes que tienen las variantes (genotipos) 2 y 3 del virus, sin embargo, entre aquellos que están infectados con el genotipo 1 la respuesta es de hasta el 50% 18. Por otro lado, muchos pacientes no toleran bien estos medicamentos.

Aproximadamente la mitad de los pacientes no responde al tratamiento estándar y sus efectos secundarios suelen debilitarlos. En este marco, nuevos tratamientos para la hepatitis C se convierten en una imperiosa necesidad, teniendo en cuenta además el gran número de pacientes que, aún bajo tratamiento, tienen un daño hepático severo. Uno de ellos es un moderno inhibidor de la proteasa, boceprevir, del laboratorio MSD.

Estudios clínicos publicados recientemente en la prestigiosa revista médica The New England Journal of Medicine han demostrado que la adición del inhibidor de proteasa a la terapia estándar aumentó el porcentaje de pacientes que respondieron al tratamiento, tanto en aquellos pacientes previamente no tratados, como entre los que habían fracasado al uso de interferón pegilado y ribavirina.

Notas recomendadas
2461 fotos
69410 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese