Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Identifique si su niño tiene una infección urinaria

-A A +A
 

Las infecciones urinarias no son un mal que acompaña solo a los adultos. Los niños, sean mujeres o varones, también las pueden presentar.

Pero, ¿qué exámenes le ayudan a saber si su hijo está siendo afectado por una infección de estas y qué tan grave es?

Existen varios estudios que a través de las imágenes diagnostican las infecciones urinarias de los niños. Tenemos la gamagrafía, la ecografía y la cistouretrografía miccional. No todos son lo mismo y se utilizan de diferentes maneras”, afirmó José Luis Puello, médico radiólogo.

Métodos diagnósticos

Según el Radiólogo, “cuando se sospecha de una pielonefritis aguda (inflamación de los riñones), se realiza una gamagrafía, la única que determina el daño del tejido de los riñones. En ella se utiliza un radiofármaco, radionúclido o trazador y el daño renal se muestra en el registro tomado como un área en “blanco” que no se “tiñe” por el daño tisular. Ésta implica radiación pero en más baja cantidad de la producida con el uso de otras radiaciones ionizantes como es la uretrocistografía. Este método es superior a la ecografía y a la urografía intravenosa”.

“La ecografía se utiliza en menores de 5 años con infecciones urinarias graves, confirmadas y en aquellos con procesos de pielonefritis aguda o infecciones de vías urinarias a repetición. Este método diagnostica malformaciones asociadas a infecciones, tales como malformaciones congénitas, hidronefrosis (dilatación del sistema de drenaje del riñón), quistes, cálculos renales, dilatación de la porción inferior de los uréteres, hipertrofia de la pared vesical, presencia de divertículos, ureteroceles y otro tipo de malformaciones raras”, agregó.

Para el caso de la cistouretrografía miccional, José Luis Puello explicó que “es importante en el diagnóstico de reflujo vesicoureteral, al igual que la cistografía con radionúclidos (gamagrafía), pero ésta no tiene la nitidez para mostrar la forma de las estructuras que tiene la uretrocistografía con rayos X. Permite hacer un diagnóstico más preciso del reflujo vesicoureteral y clasificarlo en grados ( del 1 al 5), muestra la presencia de divertículos vesicales, ureteroceles y válvulas uretrales posteriores, en los varones”.

En la uretrocistografía miccional se utilizan radiaciones ionizantes por lo cual se debe tener cuidado con la radiación que recibe el paciente.

“Actualmente lo ideal es no usar en estos casos fluoroscopia (radioscopia), porque produce una radiación 100 ó 200 veces mayor comparada con un estudio similar donde se utilizan exposiciones radiográficas en una mínima cantidad. La radiación en los niños produce el doble del daño que en un adultos porque su tejido es más sensible, afecta los testículos u ovarios, puede producir daños cromosomales heredados en sus hijos y aumenta la posibilidad de presentar tumores malignos como leucemia, cáncer de tiroides o de otros órganos”, señaló.

“Para comprobar o descartar el reflujo vesicoureteral, se deben tomar las radiografías cuando el paciente está orinando porque en ese momento aumenta la presión intravesical y el reflujo se manifiesta en toda su magnitud”, añadió.

Más frecuentes en niñas

Las infecciones urinarias son más frecuentes en las niñas que en los niños.

“Las niñas a diferencia de los niños tienen una uretra más recta, más amplia y mucho más corta, lo cual las hace más propensas a estas infecciones. En los niños, un factor que aumenta el riesgo de estas infecciones, es la llamada fimosis que consiste en la dificultad para retraer el prepucio. Los niños a los que se les ha practicado circuncisión, tienen mucha más seguridad de no ser infectados que aquellos que no están operados”, indicó el Médico.

Dijo que estas infecciones pueden presentarse desde el nacimiento y en niños menores de un año, edades en las que pueden producir mayor daño.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2327 fotos
64048 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese