Indicadores económicos
2017-03-28

Dólar (TRM)
$2.913,48
Dólar, Venta
$2.887,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,55
Euro
$3.172,48
UVR, Ayer
$246,88
UVR, Hoy
$247,12
Petróleo
US$47,73

Estado del tiempo
2017-03-28

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 16:50

Marea max.: 14 cms.

Hora: 23:57

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 14 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-03-28

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

La casa: foco de transmisión de enfermedades

-A A +A
 

Las enfermedades transmitidas por alimentos son cada vez más comunes, el problema es que muchas de ellas se originan donde menos nos imaginamos, nuestra propia casa.

Según reportes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), de 2.983 casos en el 2002, el país pasó a 9.700 en el 2008, esto teniendo en cuenta que se habla de un subregistro, pues no todo el mundo consulta y prefiere curarse en su casa.

¿Por qué se presentan?
“Las enfermedades transmitidas por alimentos, llamadas Etas, se causan específicamente porque los alimentos están contaminados ya sea por microorganismos, bacterias o toxinas, las cuales son producidas por los residuos de las bacterias y también se encuentran las sustancias químicas, que se dan ya sea por aditivos que se han utilizado de manera inapropiada o porque hubo contacto con otros productos y quedó contaminado”, según la especialista en Salud Ambiental del Ministerio de la Protección Social, Claudia Moreno
Según la toxicóloga Sandra García, las Etas se dividen en dos infecciones: las producidas por microorganismos e intoxicaciones o las causadas por una sustancia química, aunque es de difícil reconocimiento porque presentan la misma sintomatología: diarrea, vómito, malestar general y en algunos casos fiebre, razón por la cual es de suma importancia acudir al médico.

Mitos y realidades
Aunque muchas veces cuando hay malestar en el organismo se tiende a echar la culpa al último alimento ingerido, no siempre es así.
“Debemos tener en cuenta que la sintomatología de un contaminante puede pasar de entre una a 48 y hasta 72 horas, todo depende del alimento y del tipo de contaminante, aparte de esto también del estado de salud de la persona”, aseguró García.
Pero ¿existe alguna diferencia entre infecciones e intoxicaciones? “La verdad no, la sintomatología es completamente igual, pero para definirla se debe acudir al médico y con una serie de exámenes se define cuál es cuál”, indicó la especialista.
En estos casos García recomendó no tomar remedios caseros, ya que en algunos casos puede aumentar la gravedad de la enfermedad.
Por su parte Moreno agregó que el Ministerio hace mucho énfasis en el cuidado al escoger el lugar donde se compran los alimentos, pues de esto depende su estado.
A pesar de que las poblaciones más vulnerables son infancia y vejez, entre los 15 y 44 años se registran la mayoría de casos, que es donde se concentran los laboralmente activos.

Alimentos vulnerables
Las Etas se pueden presentar en cualquier alimento, pero hay unos que se denominan de alto riesgo para la salud pública por su contenido nutricional y su composición, y son más vulnerables a la contaminación.
Dentro de estos se encuentran la leche y sus derivados lácteos, la carne y sus derivados, los productos de la pesca, las aguas envasadas, alimentos infantiles, productos a base de huevo y alimentos de baja acidez, según los lineamientos del Instituto Nacional de Salud.
Según la especialista en Salud Ambiental, “Aunque muchas veces creemos que nuestra casa es lo más limpio del mundo, según los últimos estudios del Instituto Nacional de Salud, los sitios donde se producen la mayoría de ETAS están en la vivienda, pues estamos tan confiados que hacemos mal uso de los alimentos y utensilios”, dijo la especialista.
Muchos pensamos que la cadena termina cuando cogemos el producto del supermercado pero no, aquí comienza otro proceso, por esto es necesario usar utensilios de fácil limpieza y desinfección, pues de no ser así, estos pueden causar una contaminación.
“En muchos casos el queso, la leche o el producto cárnico sale muy bien de la fábrica, se cumplen las normas de traslado y de conservación, todo esto hasta llegar a nuestras manos, entonces rompemos las cadenas de frío, tocamos los alimentos con las manos sucias o cortamos las cosas con un cuchillo con el que previamente había realizado otra tarea, lo que genera contaminación”, indicó Moreno.

2461 fotos
69390 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

la higiene es sinónimo de

la higiene es sinónimo de salud, pero entremos a muchas casas, y salimos desconcertados.