Indicadores económicos
2017-03-27

Dólar (TRM)
$2.899,94
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.133,38
UVR, Ayer
$246,80
UVR, Hoy
$246,88
Petróleo
US$47,97

Estado del tiempo
2017-03-27

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 16:24

Marea max.: 11 cms.

Hora: 23:07

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 11 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-03-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Las curvas y el volumen no viene en jeringas

-A A +A
 

Siguen llegando a los consultorios médicos mujeres y hombres en desespero buscando corregir daños que les han dejado tratamientos estéticos, por falta de información. 

Jóvenes con depresiones profundas, mujeres bajo los efectos de los antidepresivos y promesas del modelaje con sus cuerpos desfigurados ha visto desfilar por su oficina  Juan Esteban Sierra, presidente en Antioquia de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, SCCP.

"Fraude", "desastre", "delito", son palabras con las que los representantes de esta sociedad -con medio siglo de trayectoria en su campo- se refieren a la intervención cosmética no quirúrgica que ha inyectado en las nalgas de las mujeres del país productos que van desde la parafina hasta el aceite de cocina.

"Hasta ahora no se conoce ninguna sustancia que uno pueda inyectar en los glúteos con seguridad y tranquilidad", asegura, categórico, el presidente en Antioquia de la SCCP. "Cuando las pacientes vienen con la complicación es poco lo que uno puede hacer", remata.

Sierra Mejía calcula que cerca de 100 mujeres se acercan cada mes hasta los profesionales de esta asociación para reportar problemas por una práctica que promete belleza y paga con la muerte.

Necroplastia

La semana pasada, el fallecimiento de Karín Tobón Cadavid, de 20 años, volvió a poner el tema sobre la mesa.

Esta mujer de Caucasia llegó a la ciudad de Medellín con la ilusión de aumentar sus glúteos. La sedujo la oferta de hacerlo por mucho menos dinero que el que usualmente se le paga a un cirujano plástico.

La bioplastia, inyección en los glúteos de supuesto ácido hialurónico, en promedio cuesta un tercio de lo que puede valer la inserción de implantes de silicona.

Este diario registró la muerte y las réplicas de las instituciones estatales, que acusaban de ilegal al centro estético donde se realizó la intervención.

En efecto, la Dirección Seccional de Salud de Antioquia no tiene registrado el establecimiento Cuerpo y salud, del barrio Calazans, entre la lista de sus lugares de confianza.

Explica Enrique Henao, líder del Programa de Inspección, Vigilancia y Control de la Secretaría de Salud de Medellín, que la competencia entre el ente adscrito a la Gobernación de Antioquia y su oficina, apéndice de la Alcaldía, depende de la invasividad de la intervención.

Es este uno de los puntos problemáticos del tema. Como la bioplastia es una inyección que hincha la epidermis pero no hay cirugía, quienes la practican no la consideran una operación invasiva.

A finales de 2010, otra mujer falleció y la investigación del caso determinó que su procedimiento estético fue realizado en una peluquería. Apenas comprensible que los miembros de la SCCP estén perplejos ante la falta de capacitación de quienes ofrecen estos procedimientos.

Mientras la especialización de un cirujano plástico tarda unos cinco años, un médico "estético" se capacita en bioplastia en unos cuantos fines de semana.

"La medicina estética en Colombia no es una especialidad, sino que son un grupo de profesionales que se han ido dedicando a ese tema pero que cada vez van invadiendo más el espacio de la cirugía plástica", alerta Sierra Mejía.

La Asociación Colombiana de Cirugía Cosmética, con cerca de medio centenar de socios en Medellín, tiene entre los procedimientos que oferta la "gluteoplastia con sustancia de rellenos", según su página web.

Esto a pesar de que en abril de 2010, el Invima emitió una alerta sanitaria a propósito de "la utilización de cosméticos en procedimientos invasivos". El instituto de vigilancia aseguró que "quienes utilicen productos cosméticos en procedimientos inyectables, infringen las normas sanitarias vigentes".

¿Quién los regula?

Tras la muerte de Karín Tobón, Elkin del Valle, director de Calidad de la Seccional, reconoció que el personal del ente gubernamental no es suficiente para ejercer una adecuada veeduría, e informó a los medios que el deceso había sido provocado por la inyección de ácido hialurónico.

Este producto es utilizado por los cirujanos plásticos, pero solo en pequeñas intervenciones faciales. Por eso, Juan Esteban Sierra escribió una carta en la que alertaba a la opinión pública, pues estos productos inyectables no corresponden con el componente original.

Sólo un centímetro cúbico de ácido hialurónico tiene un costo de 800 mil pesos. Con casi medio litro de este material para rellenar los glúteos, no hay que ser matemático para calcular la millonada que podría valer un buen par de nalgas.

En comparación, la bioplastia se ofrece por apenas dos millones de pesos.

"No se sabe a ciencia cierta qué tipo de productos utilizan unos u otros. En Colombia, y yo me atrevería a decir que en el mundo, no hay un producto que sea certificado por una entidad competente. De forma inyectada, ninguno está probado", dice Sierra Mejía.

La petición de la SCCP hacia la ciudadanía, casi una súplica, es que se abstengan de practicarse este tipo de procedimientos que pueden causar embolias, infecciones y deformidades (ver fotos).

Y a las autoridades de salud para que tomen las medidas necesarias."El Invima ha hecho caso omiso de las advertencias", denuncia el director nacional de la SCCP, Juan Santamaría, para quien estos productos no han pasado las pruebas de bioseguridad del ente de control.

Para la SCCP, de haber seguidos sus conceptos, tal vez la semana pasada los medios no hubieran registrado la triste historia de Karín. Tal vez decenas de personas no tendrían necesidad de buscar al doctor Sierra en busca de una solución improbable.

Notas recomendadas
2459 fotos
69333 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese