Indicadores económicos
2017-11-17

Dólar (TRM)
$3.015,79
Dólar, Venta
$2.845,00
Dólar, Compra
$2.675,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.549,88
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,09
Petróleo
US$55,14

Estado del tiempo
2017-11-17

marea

Marea min.: -7 cms.

Hora: 19:38

Marea max.: 22 cms.

Hora: 10:39

Dirección viento: Suroeste

Intensidad viento: 15 a 40 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-11-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Los productos light también pueden subir de peso



Cuando usted amanece con ganas de hacer dieta, guardar la línea, ingerir las calorías menos posibles, se dirige al supermercado y empieza a llenar su carrito de compras con cantidad de productos light.

Para consentir el paladar agrega unas cuantas cajas de gelatina, flan, pancakes, mermelada light; si su punto débil es la gaseosa compra unas cuantas que digan bien grande light, pero no las elimina de su dieta. 

Y así ocurre con cuanto producto light pasa por su vista. Lo cierto es que muchas personas ante la ingesta de calorías revisan el contenido nutricional de cada producto y encuentran la diferencia entre un producto natural y uno light: El producto light tiene una diferencia hasta del 30% de calorías respecto al tradicional.

Por ejemplo, una gelatina cualquiera puede tener alrededor de 170 calorías, que sería media hora de ejercicio de cardio y estiramiento en promedio. Pero una gelatina light tiene solo 30 calorías.

Así que muchas personas aman los productos light, de eso no hay duda, pero es importante que no se excedan. De hacerlo subirán de peso ante tanta confianza o desconocimiento del tema.

Guillermo Antonio Navarro Betancourt, Doctor en Ciencias de la Nutrición, Asip concedió una entrevista y aclaró las dudas más frecuentes respecto al tema.

¿Qué se debe saber sobre los productos light?

Como su nombre lo indica son productos ligeros, son bajos en aportes calóricos o en sodio o en azúcar. Un producto es light porque me ofrece hasta un 30% menos de calorías que un producto tradicional. Y precisamente fueron hechos para no comer en exceso, pues de hacerlo pierden su razón de ser. Muchas personas se engañan creyendo que por ser light pueden consumirlos en grandes cantidades y no es así. El problema es que la gente desarrolla confianza hacia esos productos y por eso engorda.

¿Qué decir de productos light como la gaseosa?

Es importante entrar a analizar este aspecto pues la gaseosa era considerada una bebida social pero ahora se convirtió en el sustituto del agua. Incluso muchas personas desayunan con una empanada y una gaseosa, y no saben lo perjudicial que puede resultar, pero una bebida light no debe estar en nuestra lista de compras, es consumir  dulce en cantidad.

¿Con qué tipo de productos light debemos ser prudentes en nuestro consumo?

Con todos debemos tener precaución porque los productos light son hipercalóricos, lo que produce epidemia de sobrepeso y obesidad si duplicamos o triplicamos su consumo y componentes alimentarios, por ejemplo ahora los huevos vienen con selenio; el azúcar con calcio, tras ese esfuerzo excesivo de querer atacar las enfermedades crónicas en un 80% que se producen por no saber alimentarnos.

Adriana Serrano Acevedo, nutricionista Dietista dice que algunos de los mitos que existen alrededor de lo light es que son milagrosos y que su bajo contenido calórico o en un nutriente específico pueden consumirse de manera indiscriminada, cuando realmente deben consumirse con moderación. 

La cantidad debe estar contemplada dentro del número de porciones al día por grupo de alimentos que se indican en un plan alimentario. Por ejemplo si la propuesta incluye 2 lácteos al día, el número no varía si es light, ya que esa definición refiere que es reducida en un nutriente determinado, en este ejemplo, la grasa, haciéndolo saludable. Pero al igual que cualquier alimento debe consumirse con moderación.

Consecuencias de una mala educación alimenticia

1. Epidemia de peso y obesidad

2. Excesivo consumo de grasas y azúcares

3. Terminar desplazando los alimentos de origen vegetal y animal en su estado natural por alimentos industrializados.

4. Generar adicción a los productos industrializados que en su mayoría son refinados.


 



 



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese