Indicadores económicos
2017-04-25

Dólar (TRM)
$2.871,98
Dólar, Venta
$2.835,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.115,52
UVR, Ayer
$248,84
UVR, Hoy
$248,95
Petróleo
US$49,23

Estado del tiempo
2017-04-22

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 14:09

Marea max.: 11 cms.

Hora: 07:24

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-04-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Más de la mitad de las colombianas podría tener el VPH sin saberlo

En Colombia, sólo el 44% de las mujeres entre 13 y 69 años han oído hablar del virus del papiloma humano, VPH, el principal causante del cáncer de cuello uterino. Más malo aún, es que sólo una cuarta parte de las colombianas sabe que existe una vacuna para contrarrestar el efecto de este virus.

Este es un dato preocupante que reveló la Encuesta Nacional de Demografía y Salud, Ende 2010, pues significa que más de la mitad de las mujeres en edad reproductiva, sin saberlo,  podrían portar este virus, que se transmite fácilmente por contacto sexual.

El cáncer de cuello uterino es el tercero más frecuente en mujeres en el mundo: se producen 530 mil nuevos casos al año acorde con el estudio de Globocan de 2008. En Colombia, según datos proporcionados por el Instituto Nacional de Cancerología, se presentan 4.736 casos nuevos cada año y 1.755 muertes anuales.

La importancia de la aplicación de la vacuna contra el VPH es clave, así como su detección temprana a través de la citología. En este campo, las mujeres sí son más juiciosas a la hora de practicarse la prueba. Según la Ends el 90% de las colombianas se la ha realizado.

Sin embargo, y pese a que lo ideal es realizarse el examen cada año, sólo el 61% de las mujeres entre los 18 y 69 años lo hace con esa periodicidad. Mientras que un 6% se la practica cada tres años, un 12% solo se la ha realizado una vez en su vida y un 10% nunca se la ha hecho.

El miedo, el temor, la pereza o el simple descuido son las razones más comunes para incumplir con la toma de una citología. El miedo es menos frecuente entre las mayores de 50 años, mientras que las barreras que encuentran para acceder a la prestación del servicio, son la causa más importante para esa omisión, según los reportes entregados tanto por mujeres residente en grandes ciudades, como Bogotá, y las que habitan zonas rurales. 

Por ley, cualquier mujer mayor de 25 años y las menores de esa edad que tengan vida sexual activa, tienen derecho a la citología sin costo. Lo curioso es que algunas colombianas no lo saben, o se practican el examen, pero no reclaman los resultados. Las razones que tienen para no hacerlo son: que no les interesaba el resultado (33%), que la institución de salud no lo entregó (30%),  por temor a que les dijeran que tenía cáncer (2%) o porque se sintió maltratada durante el examen (2%).

¿Qué se detecta en una citología?

Alexandra Santamaría, jefe del Servicio de Patología de la Clínica de Marly, en Bogotá, explica que antes de que aparezcan células cancerosas en el cuello uterino, los tejidos normales pasan por un proceso conocido como displasia, en cuyo transcurso aparecen células anormales, que pueden detectarse a través de la citología.

Este examen consiste "en el raspado de la mucosa que cubre el cuello uterino, tanto de la porción externa o exocervical y de la interna o endocervical, para obtener una muestra de células que posteriormente se analizan en el microscopio, con el fin de detectar posibles anomalías", explicó Santamaría.

Pueden realizar la toma de citologías los médicos, las enfermeras y los bacteriólogos que tengan certificado de capacitación en toma de muestras de citología, emitido por una entidad de educación formal o no formal con registro certificado.

Una vez tomadas las muestras son coloreadas, para ser leídas por un citotecnólogo, que es una persona que ha realizado 3 años de estudios técnicos en la carrera técnica de citohistotecnología, y que está en capacidad de procesar e interpretar las citologías. Cuando una citología resulta positiva o anormal,  se realiza una segunda lectura, a cargo de un médico patólogo.

Falla el control de calidad

El doctor Jaime Duarte, asesor médico de la Liga Colombiana Contra el Cáncer, afirma que en Colombia todavía existe déficit en el control de calidad de las citologías, porque la estandarización de los procesos incluidos en la citología vaginal -la toma de la muestra, su fijación, su coloración y su interpretación- no se llevan a cabo en muchas de las instituciones donde se realiza esta actividad.

De hecho, un estudio realizado por el Instituto Nacional de Cancerología, en el que se hizo una relectura de citologías vaginales de diferentes laboratorios, se encontró que la calidad de las láminas estudiadas no era buena, que estaban mal preservadas y con coloraciones inadecuadas, que hacían difícil la interpretación, explicó la doctora Santamaría, una de las participantes del estudio.

Para darle solución a la problemática, la Liga Colombiana Contra el Cáncer, en el año 2003, instauró un programa nacional para el Control de Calidad interno y externo en las ligas regionales en todo el país. El programa está orientado a estandarizar los procedimientos y aplicar las normas técnicas de los procesos involucrados en este examen.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese