Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Mitos y verdades del ejercicio físico

-A A +A
 

En cualquier artículo de revista e incluso por recomendación general de los médicos, hacer ejercicio diario es fundamental para mantenerse sano. Incluso si la idea es bajar unos kilos de más, la clave está en realizar una actividad física que le permita quemar calorías. Pero hay que tener cuidado: la ignorancia y la falta de equilibrio y preparación al hacer ejercicio puede resultar más que en un beneficio, en un detrimento de la salud.

Carlos Ayala, médico egresado de la UIS, asegura que algunas de las personas que no hace actividad física constante piensan que con hacerla una vez y en exceso están  beneficiando su cuerpo.

“Alguna gente, por ejemplo, hace ejercicio sólo los fines de semana y lo hace a veces con una intensidad que no es la adecuada. Piensan que esto les ayudara a mantenerse en forma pero a la larga pueden causarle un perjuicio a su corazón.

También la tendencia a lesionarse aumenta si sólo se entrena los fines de semana, como dolor en las rodillas, en el codo y desgarros.

Con abdominales se reduce grasa

“Uno de los mitos que más escucho es que ‘si hago abdominales se me endurece la grasa’, pero lo que se hace es fortalecer las paredes del estómago y así haga abdominales la grasa se mantendrá. La única forma de bajar es con ejercicio calórico y una buena dieta”, afirmó Hipólito Hernández, entrenador Físico.

“Otro mito es envolverse en plástico para sudar más. Lo que se produce es aumento de la temperatura pero lo que se pierde es líquido, la persona se deshidrata. La clave para mantenerse en forma es la nutrición, el ejercicio físico no sirve para hacer más consumo calórico, entre más mi cuerpo se mueva más va a consumir calorías y obviamente voy a gastar las reservas energéticas, sin embargo la clave es una buena alimentación para no recuperar las calorías gastadas con un entrenamiento”, agregó.

La mayor parte de los mitos en cuanto al ejercicio y la alimentación se generan por falta de información.

“Es muy común que las personas por falta de conocimiento confundan términos o utilicen conceptos erróneos y uno de ellos es sobre la grasa corporal. Frecuentemente las personas que visitan los gimnasios y en general la mayor parte de la población cree y está completamente segura de que la grasa corporal se convierte en músculo cuando hacemos actividades con pesas o que la expulsamos con la sudoración provocada por la actividad física realizada. Realmente no es así y de una manera muy sencilla les explicaré que es lo que sucede en realidad y a donde va a parar esa grasa corporal que nos molesta y que luchamos por eliminar a diario. La grasa que comúnmente conocemos la encontramos en: aceites, algunas obtenidas de animales y utilizadas para la elaboración de varias comidas se conoce con el nombre de lípidos, y circula por nuestra sangre y es depositada en el tejido adiposo y rodeando los órganos internos, esto no es dañino puesto que tanto el tejido adiposo que se encuentra bajo la piel y el que rodea los órganos internos cumple una función muy especial que es la de proteger, dijo Hector Bárzaga Mora, licenciado del Cultura Física.

Otros mitos

Mito: “Ejercitarse con fajas térmicas o chalecos de nylon ayuda a la pérdida de peso”.

Realidad: Si lo que desea es perder agua corporal y electrolitos, adelante con las fajas, los chalecos, geles termogénicos y ropa de nylon, se sorprenderá dos veces en relación a su peso y circunferencia. La primera, cuando termine de ejercitarse y corrobore pérdidas de hasta un kilo y medio o más por sesión así como varios centímetros menos de cintura. La segunda cuando finalizado el ejercicio y luego de re-hidratarte, vuelva a su peso habitual y a ostentar la misma circunferencia de cintura con la que empezó. La pérdida de peso se obtiene por la deshidratación, pero volverá a subirlo cuando se hidrate.

Mito: “Correr con pesas en las manos o polainas en tobillos, ayuda a perder más grasa y tonifica tus músculos”.

Realidad: Físicamente nada parece indicar que cuando se pone peso en alguna de las extremidades las articulaciones no comiencen a sufrir las consecuencias.

Mito: “Si realiza de 25 a 30 minutos de ejercicio cardiovascular continuo tres días a la semana, verá cambios en la pérdida de peso.

Realidad: Si al mirar atrás concluye que la cantidad de ejercicio promedio en sus últimos 12 a 18 meses se reduce a la caminata del carro a la oficina y viceversa, comenzar con este volumen de 25 a 30 minutos desde el primer día te llevará directamente a sentir una cuota de dolor innecesario durante las siguientes 48 horas. Comenzar con la progresión ideal sin padecer síntomas de inflamación local o dolor insoportable asegurarán las bases para avanzar inclusive muy por encima de tus 30 minutos iniciales. Si escucha de su entrenador “si no duele no sirve” le sugerimos huir a la primer oportunidad de descuido!

Falsas ideas

1. “Levantar pesas es solo para hombres”: muchas mujeres piensan que realizar entrenamiento de fuerza las transformará en modelos de revistas de físico culturismo o que estos ejercicios son sólo para hombres. Lo cierto es que la realización de ejercicio de fuerza, por lo menos 2 veces a la semana, ha demostrado aumentar la densidad mineral del hueso, la fuerza y el balance en mujeres posmenopáusicas, ya que la pérdida de fuerza y músculo las hace más vulnerables a los efectos de la osteoporosis a medida que envejecen. Así mismo, este tipo de entrenamiento ayuda a mantener la masa muscular mientras se pierde peso graso, aumentando la tasa metabólica y quemando más calorías en reposo.

2. Transpirar ayuda a bajar de peso: si el objetivo es bajar de peso, transpirar no sirve. Sí es válido por una cuestión dermatológica, para mejorar la textura de la piel. Cuando uno transpira, elimina agua, sales y toxinas. Para bajar de peso, se deben consumir las grasas por combustión. Es bioquímico, no algo que salga por los poros. El riesgo es que al perder determinada cantidad de líquido también se pierden sales. Y estas intervienen en el metabolismo de todas las células, entre ellas las cardíacas. Si estas tienen faltantes de calcio, sodio y potasio, hay riesgo de paro cardíaco.

3. “Haciendo cualquier tipo de gimnasia quemo grasas”: sí, pero depende de la intensidad. Ningún tipo de gimnasia tiene la exclusividad sobre sistema metabólico alguno. Cuando se habla de quemar grasas, se lo hace en función a usar ello como fuente energética en base al metabolismo aeróbico. Si uno adapta una actividad física para que sea lipolítica, sirve. Jugar al tenis (actividad anaeróbica), acompañado de entrenamiento continuo, quema grasas.

4. “Si no puedo ir al gimnasio tres veces por semana, voy sólo un día y trabajo más”: no sirve. La actividad física no es acumulativa. Cuando uno programa una tarea en el gimnasio, tiene que ser armada en tiempo y forma. Hay que dosificar el ejercicio; no se puede hacer todo el mismo día. El organismo no lo registra como una actividad benéfica. Sí o sí tiene que hacerse tres veces por semana, como mínimo, para que se pueda ir adaptando al trabajo. Sólo así, luego se puede imprimir más intensidad a lo que se haga. Por ejemplo, a un futbolista no le hará mejor jugar diez partidos un fin de semana. Al contrario, lo va a lesionar.

Beneficios de la actividad física

A nivel Físico. Aumenta la resistencia del organismo, elimina grasas y previene la obesidad, previene las enfermedades coronarias, disminuye la frecuencia cardiaca en reposo, combate la osteoporosis, mejora la eficacia de los músculos respiratorios, mejora el desarrollo muscular, mejora el rendimiento físico general, regula el estreñimiento.

A nivel psíquico. Posee efectos tranquilizantes y antidepresivos, mejora los reflejos y la coordinación, elimina el estrés, aporta sensación de bienestar, derivada de la secreción de endorfinas, previene el insomnio y regula el sueño.

Nivel socio afectivo. Enseña a aceptar y asumir derrotas, favorece y mejora la autoestima, mejora la imagen corporal, enseña a asumir responsabilidades y aceptar normas

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64182 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese