Indicadores económicos
2017-04-26

Dólar (TRM)
$2.899,13
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.157,54
UVR, Ayer
$248,95
UVR, Hoy
$248,99
Petróleo
US$49,56

Estado del tiempo
2017-04-26

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 15:44

Marea max.: 23 cms.

Hora: 23:35

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 11 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-04-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Mucha luz durante la noche engorda, al menos a los ratones según estudio

Estar expuesto durante la noche a una luminosidad persistente conlleva un aumento de peso incluso sin comer más ni cambiar de actividad física, según un estudio llevado a cabo sobre ratones en Estados Unidos y publicado ayer lunes.

"Aunque no haya habido ninguna diferencia en el grado de actividad física o la cantidad de comida consumida cotidianamente, los ratones que vivieron con luz durante el ciclo nocturno engordaban más que los otros", observó Laura Fonken, investigadora en neurología de la Universidad de Ohio (norte), principal autora del estudio publicado en la edición en línea de los Anales de la Academia Nacional estadounidense de Ciencias (PNAS).

Los investigadores constataron que los ratones sometidos a una luz débil por la noche durante ocho semanas tenían, al final de ese periodo, un índice de masa corporal cerca de 50% superior que el de aquellos que vivieron un ciclo nocturno normal.

De los ratones sometidos a una luminosidad constante durante la noche, pero pero con acceso a comida sólo durante las horas normales del día, ninguno ganó peso, destacaron los investigadores.

Los roedores que pudieron comer en el momento en que quisieron durante el ciclo de 24 horas de luz continua ganaron mucho más peso, aunque en total no ingirieron más comida que los animales de grupos testigo.

"Hay algo en la noche que, con la luz, hace comer a esos ratones en horas inadecuadas, lo que hace que no metabolicen limpiamente su comida", explicó Randy Nelson, profesor de neurología y psicología de la Universidad de Ohio y coautor del estudio.

"Si estas observaciones se confirman en los humanos, harían pensar que comer tarde en la noche podrían representar un riesgo particular de obesidad", agregó el profesor.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese