Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Mujer, hable sobre su vagina

-A A +A
 

Resequedad vaginal y pérdida del deseo sexual, son algunos síntomas de la atrofia vaginal.

Pero pocas mujeres se atreven a expresar estos síntomas, y solo llegan a tocar el tema cuando consultan por menopausia.

“La vagina manifiesta la disminución de estrógenos. Por eso la atrofia vaginal es muy común en las mujeres cuando llegan a la etapa de la menopausia y entre sus síntomas más comunes, podemos encontrar: resequedad vaginal, quemazón, picor, ardor durante las relaciones sexuales y el coito”, explicó la ginecóloga, Isabel Jáuregui, durante la cuarta versión del Taller para periodistas sobre salud y mujer, de Pfizer.

Pero esto no significa que la atrofia vaginal sea exclusiva de la menopausia.

“La atrofia vaginal, aunque es más común en la menopausia porque a medida que pasan los años la disminución de estrógenos va provocando adelgazamiento de los labios vaginales e irritación de los mismos, pérdida de elasticidad y alteración del pH, no sucede solo por la menopausia”, afirmó la Ginecóloga.

Se calcula que más del 60 por ciento de los casos de atrofia vaginal se presentan antes de la menopausia. Es la premenopausia en realidad, la etapa en la que puede empezar esta atrofia, durante un periodo que también llamamos perimenopausia, el cual sucede llegando a los 40 años o un poco antes. Pero es que los estrógenos no disminuyen solo en esta etapa, pues la lactancia, los tratamientos oncológicos, la ooforectomía (cirugía de extirpación de un ovario), y los tratamientos análogos también los alteran y esto puede ocasionar atrofia vaginal”, agregó.

Expresarla es indispensable

Las primeras señales de resequedad y molestias relacionadas con la atrofia vaginal, se manifiestan al momento de tener relaciones sexuales.

Pero por alguna razón parece que la mayoría de las mujeres prefiere callarlo.

“Y el problema viene en ese momento cuando se callan estas molestias, pues al no ser expresadas no son tratadas a tiempo y la demora en el inicio de la terapia o tratamiento, retarda el grado de respuesta del organismo, haciendo que con el tiempo vayan ocurriendo más atrofias, pues la vagina es un vecindario en el que también está la vejiga, el útero, la uretra y el piso pélvico, además de los labios vaginales que son los primeros afectados”, señaló Isabel Jáuregui.

Cuando la atrofia llega a ser urogenital, pueden aparecer otras anomalías como infecciones urinarias repetitivas, incontinencia urinaria, inestabilidad vesical y poliuria.

“Por eso expresarla es indispensable para no resultar más enfermas después. Es necesario que nuestra pareja y nuestro ginecólogo sepan lo que en realidad nos está sucediendo, sin pena alguna. No debemos tener temor de decirle un día a nuestra pareja que no podemos estar con ella porque nos es doloroso”, indicó la Médica Ginecóloga.

“Hay que quitarse ese fantasma de que el sexo es obligatorio, hay que verlo como un placer en el que su órgano genital y el cerebro son los más importantes. La época de las mujeres sumisas ya no existe, y cuando algo no funcione bien o nos esté causando problemas y dificultades en el orgasmo o en el deseo sexual, debemos hablarlo con nuestra pareja y con nuestro médico, para saber qué lo está originando y tratarlo a tiempo”, añadió.

Isabel Jáuregui dijo que la mayoría de las mujeres no se atreven a hablar, hasta el día en que se les salen los orines.

Expresó que a pesar de que los humectantes y cremas pueden ser una buena opción para diminuir un poco la molestia de la resequedad, solo dan un rato de alivio y no son suficientes para tener una vida sexual saludable.

Ginecólogos deben ayudar

La ginecóloga Isabel Jáuregui, invitó a sus colegas a ayudar a las mujeres a hablar sobre ese problema y a ser claros con ellas.

“Hay que preguntarles a las mujeres por este problema, si ya sabemos que son reacias a hablar sobre esto, debemos interrogarlas sobre su requedad vaginal y fomentar en ellas el uso de la terapia vaginal que les sea más confortable”

Barreras de consulta

Vergüenza con la pareja.

Pena de expresarle al médico su problema.

Pensar que la resequedad no es un problema médico.

Ignorancia sobre las opciones de tratamiento.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64086 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese