Indicadores económicos
2017-05-27

Dólar (TRM)
$2.913,47
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.261,92
UVR, Ayer
$250,15
UVR, Hoy
$250,19
Petróleo
US$49,80

Estado del tiempo
2017-05-27

marea

Marea min.: 27 cms.

Hora: 00:15

Marea max.: -11 cms.

Hora: 14:11

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 29 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 35 ºC

Pico y placa
2017-05-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Mujeres y jóvenes: población vulnerable al VIH en Cartagena

En 1983 se reportó en Cartagena el primer caso de Sida en el país. Desde entonces, y en concordancia con las medidas adelantadas en todo el mundo, se han hecho campañas para educar a las poblaciones más vulnerables sobre los factores de riesgo y las medidas de protección que se deben tomar para evitar su transmisión.

Al presentarse los primeros casos entre la población homosexual fueron estos el principal público al que estuvieron dirigidas las campañas de prevención y educación.
Más de 20 años después, ONUSIDA informa que el número de contagios se redujo en un 17 por ciento y que los modos de transmisión de la enfermedad han evolucionado en algunas ciudades del mundo.
Hoy en día, las poblaciones más vulnerables son las mujeres entre 15 y 44 años y las parejas heterosexuales casadas o estables.
Un cambio que, según el organismo internacional, no se ha visto reflejado en las campañas adelantadas en los diferentes países y que coincide con la realidad de la enfermedad en la ciudad.
Ariel Bello Espinosa, profesor asociado de la Universidad de Cartagena y médico internista de la IPS Corpoleón XIII, que se dedica a la atención de pacientes con enfermedades de origen infeccioso, dice que hasta hace unos años “había una estigmatización de la enfermedad. Estaba circunscrita sólo a homosexuales y a las trabajadoras sexuales pero ahora se ha hecho una diseminación de la infección por falta de prevención y control entre la población heterosexual”.
Agrega que el grupo etario en la ciudad está entre los 15 y los 44 años, etapa en la que la vida sexual está más activa.
“Entre los factores de riesgo que se presentan en la ciudad es abrumadora la promiscuidad. Nuestra población es promiscua, no utiliza ningún método de protección y eso es alarmante, cada vez que llega un paciente uno encuentra que ha tenido una o dos parejas expuestas a la infección”, señala el médico.
Por eso, afirma que en la ciudad el principal medio de contagio es la actividad sexual.

En los jóvenes
Los jóvenes, es el grupo más vulnerable y donde más énfasis se debe hacer en la educación de la población de todos los estratos.
Según el médico, las relaciones sexuales están empezando a una edad cada vez más temprana, “a veces piensan que porque son muy jóvenes o por ser la primera vez que lo hacen no se van a contagiar. Por eso, desde los colegios y las universidades se debe educar sobre la protección responsable”.

Mujeres y niños
La Organización Mundial de la Salud reveló hace unas semanas que la principal causa de muerte en el mundo de las mujeres entre los 15 y los 44 años es el virus del sida, siendo el sexo sin protección el principal factor de riesgo de las mujeres en etapa reproductiva.
Según Hernando Pinzón Redondo, pediatra infectólogo y profesor de la Universidad de Cartagena, en la ciudad hay más casos de amas de casa infectadas con VIH que entre los grupos que se denominaban de riesgo.
“Eso trae el problema del VIH pediátrico, casi el 100 por ciento de los casos que atendemos se dan por transmisión vertical (de madre a niño) y esas mujeres fueron infectadas por sus parejas”, explica Pinzón.
Señala que a diferencia de los adultos, en los niños que se infectan con VIH a través de la transmisión vertical, las manifestaciones clínicas aparecen muy temprano, incluso algunos pueden nacer con sintomatología.
La infección puede ser en el útero en el momento del nacimiento o después del parto a través de la leche materna.
Pinzón afirma que los niños ahora se infectan menos a través de la transmisión vertical gracias, en gran medida, al protocolo 076 instaurado por el Ministerio de la Protección Social, pero son niños que en poco tiempo quedan huérfanos y con el estigma de la discriminación porque sus padres murieron de sida.
Un informe realizado por la Unicef, ONUSIA y la Organización Panamericana de la Salud refleja que ese es un problema generalizado en la región.
Los organismos afirman que en América Latina más de 6 mil niños adquieren el VIH a través de la transmisión de madre a hijo, lo que lo convierte en un problema de salud pública.

Protocolos y prevención
Según Pinzón, el riesgo de transmisión de madre a hijo ha disminuido desde que se instauró el protocolo 076 que consiste en diagnosticar a la madre desde muy temprano y hacerle seguimiento durante todo el embarazo, el parto y las primeras seis semanas de vida.
El protocolo también incluye realizar cesárea y la no lactancia materna.
“Cuando no existía el protocolo, el riesgo de infección de los niños oscilaba entre el 15 y el 47 por ciento, ahora con esa estrategia de prevención el riesgo ha disminuido casi a un 1 por ciento.
Bello agrega que la legislación del país permite que todos los pacientes con VIH tengan una oportunidad de acceder al tratamiento, Colombia es uno de los países de América Latina con el rango más amplio de cobertura en medicamentos.
Pero no es solo el tratamiento, los pacientes con VIH deben tener un enfoque multidisciplinario, no es sólo tratar la enfermedad, necesitan apoyo desde el punto de vista social, psicológico, de nutrición, concientizarlos sobre la importancia del autocuidado y la adherencia continua al tratamiento para garantizar buenos resultados.
“El problema social del VIH es tan grande que hay pacientes que tienen dos opciones: o me muero de VIH comiendo bien o sobrevivo con VIH y me muero de hambre”, indica Bello.
Pinzón agrega que “el tratamiento antirretroviral ha hecho que la enfermedad se vuelva crónica, pero dentro de ese grupo de personas que tienen una expectativa de vida mucho más amplia hay algunos que no se toma los medicamentos como es debido sino que los comercializa ya sea para consumir droga, para comer o hasta para pagarle la universidad a los hijos”.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese