Indicadores económicos
2017-07-24

Dólar (TRM)
$3.010,77
Dólar, Venta
$2.868,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.505,13
UVR, Ayer
$251,53
UVR, Hoy
$251,55
Petróleo
US$45,77

Estado del tiempo
2017-07-24

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 07:20

Marea max.: -3 cms.

Hora: 12:59

Dirección viento: Sur suroeste

Intensidad viento: 7 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-07-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8 -
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Plan arrunche: ellos reclaman abrazos y besos

El plan arrunche se convierte en la mejor estrategia de pareja cuando uno de los dos está bajo de ánimo, cuando alguno de los dos se siente triste, cuando quieren quedarse en casa un día de descanso sin hacer nada más que abrazarse y ver películas, o después de un encuentro íntimo en el que los dos sienten esa gran conexión. Sin embargo, usted creería que la mujer es la que reclama estos espacios,

“Quisiera que te quedaras, pero solo para que durmiéramos abrazados”. ¿Cuál sería la reacción si escuchara esta frase de parte de su pareja? Seguro pensaría: “cómo es posible”, pero lo cierto es que muchas veces ese plan es fascinante.

Y es que dormir abrazados, en cucharita, o disfrutar del plan arrunche, se convierte para las parejas en un momento placentero donde los dos se contemplan, se abrazan, no dicen nada, y tan solo sienten tras ese abrazo una conexión especial, un diálogo a través del silencio.

Por eso es que el plan de quedarse en casa el domingo y ver películas todo el día, en pijama, suele ser indispensable dentro del itinerario de las parejas. Un día de descanso sin plan arrunche no será el más indicado.

Pero ese mismo abrazo, ese mismo plan arrunche, esa ternura, no solo es especial para las mujeres como parece. Un estudio determinó que ellos también reclaman ternura.  Vanguardia Liberal les presenta los espacios que necesariamente requieren un plan arrunche, un abrazo y por qué ellos también disfrutan esos momentos.

Todos los momentos serán especiales para abrazar a su pareja y quedarse junto a ella sintiendo ese apoyo, esa alegría, ese calor. Sin embargo, existen momentos especiales que la terapeuta de familia, Oveida Rosales, expone:

1Inmediatamente después de hacer el amor: A veces la pareja se siente abandonada porque simplemente se terminó el acto sexual y no hay una manifestación como un abrazo para decir “me sentí muy bien” o para decirse un secreto bonito tras el momento.

2En la cotidianidad: Su pareja puede estar viendo el partido de fútbol y usted en silencio acercarse para abrazarlo y quedarse junto a él en silencio.

3Al salir de casa: cogerse de la mano es un acto que se evidencia durante el noviazgo y que muchos olvidan con el tiempo. Es quizá por eso que el estudio refleja el deseo de hombres con relaciones de más de 15 años, por sentirse abrazados. Tomarse de la mano y decir “te amo” contribuye a que la pareja también responda con un acto de amor. La experta Rosales lo llama: el círculo positivo de la comunicación. Si usted tiene algo bueno para darle a su pareja, seguro su pareja también tendrá algo especial para retribuirle y no como una obligación sino como un gusto.

¿Qué dice el estudio?

Un estudio publicado en la revista Archives of Sexual Behaviour indica que las personas que abrazan y besan más a sus parejas y de manera frecuente, son tres veces más felices que aquellas que no lo hacen.

Y es probable que usted crea que es la mujer la que más reclama besos y abrazos, pero los investigadores del Instituto Kensey de la Universidad de Indiana, manifiestan que esos mismos besos y abrazos hacen más felices a los hombres de lo que algunas mujeres creían.

Para llegar a esa conclusión se estudió a más de un millar de parejas de Brasil, Estados Unidos, Alemania, Japón y España, entre 40 y 70 años. Al parecer las relaciones de 15 años reclaman estos instantes, sobre todo los hombres. Para ellas lo más importante es la duración de la relación y su propia actividad sexual. El balance para ellos incluye la salud física, sexual y la satisfacción de su pareja.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Oveida Rosales - Terapeuta de familia

¿Por qué es importante el plan arrunche, las manifestaciones constantes de afecto hacia la pareja? Todo ser humano necesita ser tenido en cuenta pero no sólo que el otro sepa que existe sino que se sienta ese real interés y preocupación. Con esas manifestaciones de afecto la persona se siente plena, porque el mundo de hoy está supremamente afectado por la inmediatez, y son precisamente esos espacios íntimos los que nos hablan de esa cohesión, es donde la persona se siente segura, amada.

Sólo así se genera una auténtica atmósfera de preocupación y cuidado, contrario al abandono que se siente cuando no hay ese tipo de expresiones afectivas. 

Hay quienes siguen creyendo que la mujer es la que más reclama estas manifestaciones, sin embargo, un estudio con mil parejas demostró que los hombres que llevan más de 15 años en una relación también los reclaman y le dan el mismo interés. Es claro que sintamos ese gusto pues desde el vientre se dio esa sensación de protección, una madre suficientemente buena nos cuidó y eso mismo se repite cada vez que nos dan un abrazo. Por eso es tan importante en la vida emocional de cada ser humano, no solo de mujeres sino de los hombres también. Podríamos decir que es una necesidad fisiológica, y de no suplirla, hay quienes podrían caer en depresión. No se trata solo de lo sexual sino de poder acercarnos y saber que la pareja nos va a recibir. Es sentir esa plenitud.

Agustín Herrera - Médico Sexólogo

¿A los hombres les gustan los abrazos tanto como a las mujeres? El ser humano es connatural a las caricias. Desde el momento en que uno nace está preparado para recibir y dar caricias y son tan necesarias que facilitan el desarrollo armónico del ser humano. Por eso cuando un niño empieza a crecer y se le deja sin que se le acaricie, esto le impide crecer emocionalmente sano. El ser tocado y recibir el toque despierta en nuestro cerebro la secreción de unas zonas de hipotálamo; esas zonas del sentir producen hormonas como la dopamina que nos aportan placer, y esto sumado a otras sustancias conocidas como neurotransmisores contribuyen a darle tranquilidad al ser humano, tanto al hombre como a la mujer.

Lo que sucede es que vamos creciendo pero infortunadamente pareciera que dejamos a un lado la caricia, hasta que llegamos a la edad adulta y buscamos esa caricia en la pareja. Debemos decir que hemos perdido un espacio grande respecto a las caricias.

¿Qué beneficios trae ese abrazo en una pareja? Es indispensable  porque contribuye al acercamiento, a la intimidad, a sentirse uno dependiendo del otro, en buen término, es decirle al otro “te necesito”. Con el abrazo se despierta en el cerebro la sensación de agrado, de descanso, de acercamiento, de gusto, de placer. El abrazo no necesariamente indica lo erótico sexual.

¿Qué decirle a las parejas que han dejado a un lado los abrazos? No debemos olvidar que los abrazos, las caricias, el estar cerca al otro es significante. Pero vemos que se ha perdido por el trajín de la vida diaria. Por eso tengo que brindarme al otro, a la pareja, y se puede lograr con un poco de autoesfuerzo, incluso para quienes lo olvidaron, con una ayuda externa. Es decirme todos los días “yo puedo hacer que el otro se sienta bien”. Y no solo es cuando está triste sino cuando está dichoso, alegre.

“Hoy solo quiero que me abraces”

Cuál debe ser la mejor forma de responder a esta solicitud de su pareja. Molestarse sería lo menos asertivo de su parte. Primero no debe parecerle salido de los cabellos pues es algo normal, es una necesidad que manifiesta su pareja y con toda naturalidad lo asumen las personas que han establecido una excelente comunicación. “Alguien tranquilamente puede decir “te deseo, pero simplemente abrázame”. Y es precisamente la pareja quien debe sentir esto como  un momento especial”, enfatizó la terapeuta Oveida Rosales.

Por su parte el sexólogo Agustín Herrera de Arcos expone que “si se desconoce lo que significa el abrazo o la caricia, no desde el punto de vista erótico, es probable que la persona no entienda la necesidad de la pareja”. Por eso invitó a las parejas a entender la caricia no hablada, ese lenguaje mudo que es el abrazo, que le brinda al otro tranquilidad, que le disminuye su estado de tensión, que se convierte prácticamente en ‘abrazoterapia’, que le dice adiós a los estados de tensión.

Lo que usted no debe hacer

Esperar a que su pareja le pida un abrazo.

Negarse a ese momento.

Presionar en un momento de estrés de su pareja un encuentro sexual cuando ella solo quiere un abrazo.

Disgustarse porque su pareja solo quiere un momento para la ternura y no para el deseo.

Es bueno…

Encontrar un lenguaje especial con la pareja para que con la mirada se digan: quiero un abrazo.

Ser sutil tras esa necesidad de la pareja por un momento de conexión y ternura.

Ser cómplice.

Parejas de años, a retomar los abrazos

Cuando esté de mal genio dé y reciba un abrazo.

Cuando se sienta deprimido o ansioso, pida un abrazo. Disfrute ese momento en pareja, sin palabras.

Anule esos momentos tensos con un abrazo o una caricia.

Facilítese el mundo del sentir. Aprenda si es necesario.

Si su pareja le reclama porque hace rato no le da un beso, escuche y actúe.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese