Indicadores económicos
2017-10-17

Dólar (TRM)
$2.932,05
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.462,75
UVR, Ayer
$251,96
UVR, Hoy
$251,97
Petróleo
US$51,45

Estado del tiempo
2017-10-17

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 03:18

Marea max.: 19 cms.

Hora: 09:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Prevención y tratamiento del cáncer de seno

Dos estudios sobre el cáncer de seno fueron presentados en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica: uno anuncia los beneficios de un fármaco con fines preventivos y el otro que la radioterapia en los ganglios linfáticos alarga la tasa de supervivencia. 

El primer estudio señala que un fármaco antiestrógeno ha demostrado una “prometedora” reducción del 65% en el riesgo de cáncer de mama entre las mujeres posmenopáusicas, según las conclusiones divulgadas el sábado en la mayor conferencia de oncología del mundo en Chicago. 

La investigación podría significar un gran avance para las mujeres que tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama, que afecta a cerca de 1,3 millones de mujeres en el mundo cada año y causa anualmente la muerte de 500.000 mujeres, dijo Paul Goss, autor principal del estudio de la Facultad de Medicina de Harvard. 

“El impacto potencial de los resultados en la salud pública es importante”, dijo Goss en un comunicado. 

Un ensayo clínico aleatorio fase III mostró que el riesgo de cáncer de seno en mujeres menopáusicas se redujo un 65% en comparación con un placebo cuando las pacientes usaron exemestano, un medicamento oral que disminuye la producción de estrógeno, una hormona que ha sido implicada en el desarrollo de esta enfermedad. 

“Nuestro estudio no sólo mostró una impresionante reducción del cáncer de mama, sino también un excelente perfil de efectos secundarios, aunque advierto que el seguimiento promedio (de los casos) hasta la fecha ha sido solamente de tres años”, dijo Goss. 

El estudio dice que los inhibidores de la aromatasa como el exemestano -comercializado con el nombre Aromasin- son distintos de otras terapias antiestrógeno como tamoxifeno y raloxifeno, que han sido aprobadas por la Agencia de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), al igual que el exemestano.

Sin embargo, efectos secundarios graves han sido registrados con fármacos como el tamoxifeno, incluyendo un raro pero grave cáncer uterino y coágulos de sangre potencialmente fatales. 

El estudio de Goss en cambio dice que inhibidores de la aromatasa como el exemestano contrarrestan la producción de estrógeno “sin las graves toxicidades observadas con tamoxifeno”, según el comunicado. 

El ensayo clínico se llevó a cabo de 2004 a 2010 con 4.560 mujeres de Estados Unidos, Canadá, España y Francia que tenían al menos un factor de riesgo, tal como tener 60 o más años de edad o haber tenido tumores de cáncer de seno anteriormente, incluyendo un cáncer de seno con mastectomía. 

En el encuentro oncológico anual también fueron difundidos los resultados preliminares de un estudio que dice que un tratamiento radiológico en los ganglios linfáticos bajo los brazos alarga en más de un 30% la supervivencia sin un período de recurrencia en mujeres con un cáncer de seno incipiente que extirparon su tumor. 

“Estos resultados podrían cambiar la práctica clínica”, dijo el doctor Timothy Whelan, profesor de oncología en la Facultad de Medicina de la Universidad McMaster en Canadá y autor principal de este estudio. 

Más de 1.000 mujeres que participaron de esta investigación se sometieron a una cirugía para extirpar un tumor incipiente. 

La mitad recibió un tratamiento radiológico en el seno donde se encontraba el tumor, y las restantes recibieron además un tratamiento radiológico en los ganglios linfáticos circundantes. La mayoría de las participantes también fueron tratadas con quimioterapia o terapia endocrina. 

Después de un período de seguimiento de cinco años, el grupo de participantes que se sometió a una radioterapia completa de seno y además recibió radioterapia en los ganglios linfáticos circundantes mostró un aumento en la supervivencia sin recurrencia de la enfermedad de más del 30%.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese