Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Sazone sus comidas con ingredientes naturales

-A A +A
 

Productos como el comino, el color y la pimienta, son comunes en la cocina.

Se utilizan para dar deliciosos sabores y colores que le ponen un aspecto diferente a las comidas.

Pero aunque deleitan el paladar de cualquiera, su ingestión es perjudicial para la salud.

“El uso de colorantes y saborizantes artificiales afecta la salud porque no son productos naturales y el cuerpo está obligado a realizar un proceso más trabajoso e incluso forzado cuando éstos se ingieren”, afirmó Katia Vélez Garces, médica naturista.

Los efectos no se manifiestan rápidamente.

“No es que hoy comas algo sazonado de forma artificial y dos horas después te enfermes, a menos que hayas consumido una cantidad considerable; los daños son a largo plazo y si las personas tienen como hábito cocinar y consumir los alimentos de esta manera, más posibilidades tienen de enfermarse”, dijo la médica.

Los perjuicios

Color, comino, pimienta, ají y ajo en polvo, salsas y esencias presentadas en estado líquido, polvo o pasta, son los más comunes y que se pueden encontrar hasta en la tienda de su esquina.

La mayoría de sus efectos varía entre irritaciones e inflamaciones por la alteración que ocasionan.

Cuando el condimento es picante como es el caso del ají, el ajo y la pimienta, irrita la mucosa del estómago porque logra una mayor producción de jugo gástrico; casi todos causan alergias, sea facial (picazón de nariz, estornudos, tos), digestiva (dolores abdominales, picazón anal) o cutánea (causados por contacto con la piel, inhalación del polvillo que desprenden o ingestión)”, explicó Vélez Garcés.

“Estas irritaciones se dan porque los condimentos ocasionan fisuras desde que entran por la boca, por eso la lengua, la garganta, el tubo digestivo y el estómago también se van lacerando, lo cual aumenta las posibilidades de contraer gastritis e irritación en el colon, además de otras alteraciones como aumento de presión arterial, cálculos renales y vesiculares, acidez, reflujo, gases e inflamación del estómago”, agregó.

Las fisuras hacen aumente la necesidad de ingerir líquido con la comida, lo cual diluye los jugos gástricos y hace más lenta la digestión de los alimentos.

Otra desventaja es la habituación del sentido del gusto a estos sabores, por lo cual los alimentos en su estado natural resultarán insípidos y poco a poco la sensación tenderá a aumentar, lo cual puede hacer que usted resulte consumiéndolos cada día en mayores cantidades.

La identificación de los alimentos en estado de deterioro también se oculta cuando se saborizan de forma artificial, lo que hace que sin saberlo usted resulte ingiriendo alimentos descompuestos.

Se pueden reemplazar

Si le preocupa que por el hecho de no usar estos productos artificiales la comida le quede insípida y sin color, puede estar tranquilo.

Los colorantes y saborizantes artificiales más comunes se pueden cambiar por alimentos naturales que además de aportarle a las comidas lo que usted busca, le agregará el valor de la nutrición.

Cuando quiera que un alimento le quede de color rojizo, en comidas como el arroz con pollo o las pastas, use tomate licuado; pero si lo que quiere es que se torne de color naranja o amarillo, ralle o licúe zanahoria o ahuyama; incluso con verduras se le pueden variar los colores a los alimentos entre verde, (con cilantro o espinca), café (ajonjolí), morado (remolacha), entre otros”, puntualizó la médica naturista.

Para reemplazar los picantes artificiales es mejor usar los naturales, cambiando el ajo en polvo por el natural, el picante y la pimienta por el fruto del ají, pimentón o cebolla (larga o redonda), y usar especias naturales de hierbas para saborizar como albahaca, tomillo, laurel, anís, canela, clavos, etcétera.

Para el caso de la carne de cerdo, el pollo o el pescado, que son proteínas de color pálido, se pueden cocinar en la sartén y cuando ya estén casi listas poner unas gotas de agua para que el color que queda en el recipiente se suelte y el alimento tome una especie de color caramelo.

Recuerde que debe tener cuidado al salar las comidas porque los abusos de la sal también producen enfermedades.

Publicidad
Publicidad
2324 fotos
63953 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese