Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-03

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-03

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:02

Marea max.: 19 cms.

Hora: 13:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 1.8 a 9 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-03

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Sea útil en el desarrollo del lenguaje de sus hijos

-A A +A
 

Aunque usted no lo crea, su presencia es clave en el proceso de desarrollo de lenguaje de sus hijos.

Con su aporte, el niños puede aprender hablar y a escuchar bien, así como se puede identificar la necesidad de ayuda profesional, en el momento en que presente un problema de lenguaje.

“Para saber cómo participar en ese proceso, es importante que los padres sepan que hacer en cada etapa del bebé, pues no en todos los meses se tienen las mismas habilidades ni los bebés aprenden siempre de la misma forma”, afirma Natalia Giraldo, médica.

“El proceso empieza desde que el niño nace, en la misma lactancia en el primer mes. Es importante que los padres, es decir, madre y padre, dejen de pensar que el bebé no comprende y le digan cosas que lo ayuden a sentir el amor que sienten por ellos. Esta es la primera ayuda para ayudarle a comprender el lenguaje, que en este caso es el del amor de sus padres”, agrega.

Según el Manual del Bebé de la Federación Colombiana de Asociaciones de Obstetricia y Ginecología, la posición de la lactancia debe ser placentera para la madre y el niño. Deben estar en “un ambiente tranquilo y relajado”.

“Converse con su hijo, acaricie su cuerpo, cántele o escuchen música y cuéntele cuentos”, dice.

Señala que en el segundo mes “el juego bucal se presenta más fácilmente”, si al niño se le han suplido sus necesidades y ha estado tranquilo desde el vientre.

Para Natalia Giraldo, “es importante aprovechar que en el segundo semestre la capacidad del comprensión del niño es mejor”.

“Son importantes la entonación y los gestos, la expresión facial y corporal de la persona que habla y el contexto en el que está. Imite sonidos diferentes (onomatopeyas de los animales, medios de transporte). Comparta momentos plácidos de lectura con su bebé”, indica el manual.

Del primer al segundo año

“Desde el primer año, con figuras e ilustraciones en mano ya se le pueden decir los nombres de los objetos. Ya en el segundo se le pueden describir estos elementos que se nombraban en el primero y se le pueden decir sus funciones”, explica la Médica.

En el manual se indica que también se puede invitar al bebé a participar en la lectura de cuentos cortos y permitirle que diferencie los alimentos y las texturas.

“Amplíe el uso de onomatopeyas, fomente el juego y permita alimentos sólidos y crocantes”.

Sugiere que lo ideal es hablarles claro, “sin exagerar la pronunciación de las cosas”.

Natalia Giraldo clara que, “lo mejor es hablarles claro desde el principio, hay que recordar que ellos imitarán nuestros sonidos, por lo tanto, si no les hablamos claro hay más posibilidades de que no lo hagan ellos después. También se deben llamar las cosas por su nombre, nada de apodos ni formas diferentes de nombras las cosas, animales ni personas”.

El manual cita que entre los 2 y 3 años de edad, “permita que narre una lámina sencilla, cante y enséñele canciones, permita que complete oraciones y canciones, cuéntele rimas, permita que juegue con otros niños”.

El proceso se presenta normalmente en estas etapas. Si alguno se demora mucho, es necesario consultar al médico.

Ojo a las alertas

Tenga cuidado si en ciertas etapas nota estas anomalías:

En la lactancia. Siente que la succión es débil, el bebé derrama constantemente la leche, se atora o vomita con frecuencia, tiene tos.

De 6 a 12 meses. El juego vocal es monótono, no se enriquece rápidamente con otros sonidos, babea.

De 12 a 18 meses. Prefiere los alimentos blandos o licuados, continúa tomando tetero después de los 15 meses, prefiere no usar el lenguaje oral, mira constantemente la boca del adulto, sufre de gripas frecuentes.

De 18 a 24 meses. El niño no entiende lo que le dicen, usa constantemente sonidos vocálicos, prefiere señalar los objetos que nombrarlos, usa palabras aisladas, mantiene la boca abierta, no quiere ingerir alimentos sólidos.

De 24 a 36 meses. Su vocabulario es limitado, prefiere comunicarse con pataletas y con el dedo, sus frases son cortas, babea y no se le entiende lo que habla.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63897 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese