Indicadores económicos
2017-09-21

Dólar (TRM)
$2.893,18
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,53
Euro
$3.473,84
UVR, Ayer
$251,69
UVR, Hoy
$251,70
Petróleo
US$50,41

Estado del tiempo
2017-09-21

marea

Marea min.: 1 cms.

Hora: 0544

Marea max.: 17 cms.

Hora: 1224

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 6 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-09-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Sesenta pacientes han sido tratados en Colombia con el Gamma Knife Perfexion

En abril del año pasado llegó a Colombia el ‘Gamma Knife Perfexion’, un equipo de neurocirugía que, a través de altas dosis focalizadas e radiación gamma, permite tratar tumores cerebrales y algunas enfermedades asociadas a este órgano, sin necesidad de que el paciente se someta a una cirugía convencional, es decir, a cráneo abierto.

La Clínica Shaio de Bogotá se convirtió en la primera en traer a Latinoamérica este equipo de radiocirugía, pues a pesar de que esta tecnología ya estaba siendo aplicada en otros países de la región, se utilizaban versiones anteriores. En Colombia, Cali cuenta con uno similar, pero de una generación anterior.

El doctor Juan Carlos Diez, coordinador médico de la Unidad de Radiocirugía de la Clínica Shaio, señala que con este equipo no hay tumor cerebral que se resista a ser controlado y que, incluso, aquellos que se consideraban resistentes a la radiación convencional son sensibles al tratamiento.

Hasta el momento, con el ‘Gamma Knife Perfection’ de la clínica Shaio han sido tratados 60 pacientes, tanto con tumores benignos como malignos o con enfermedades asociadas al cerebro, tales como malformaciones vasculares y desordenes funcionales, registrándose en ellos una mejoría a las tres o cuatro semanas de la intervención, sin que hasta el momento se hayan detectado efectos contraproducentes.

Sin embargo, es necesario aclarar que tanto el éxito final de la cirugía con este equipo de rayos gama, como posibles efectos secundarios, pueden ser detectados hasta cierto tiempo después de realizada la intervención. El doctor Julio Fonnegra, director del departamento de neurociencias de la clìnica Shaio, señala que es posible notar los resultados positivos a los seis meses del tratamiento o máximo a los tres o cuatro años, mientras que para detectar los negativos, es necesario esperar entre tres y 24 meses.

Paola Garnica es una mujer de 33 años, a quien le habían diagnosticado Neurinomia, un tumor benigno del sistema nervioso que se localiza usualmente en el oído interno y que tiene un crecimiento que altera los nervios que cumplen la funciones auditiva, del equilibrio y del movimiento de la cara. Este tumor le estaba haciendo perder la audición.

La cirugía abierta de cráneo implicaba un riesgo muy alto para ella, pues era probable que perdiera totalmente la audición, así como existía una probabilidad del 60 por ciento de que se lastimara el nervio facial, afectando la movilidad de su cara. Por ello, Paola se sometió a la cirugía con el ‘Gamma Knife Perfection’, sin que hasta el momento haya experimentado efectos negativos.

¿CÓMO SE HACE LA RADIOCIRUGÍA?

Bajo anestesia local se acopla a la cabeza del paciente un marco de cabeza que tiene incorporado un sistema de coordenadas tridimensionales. Luego se obtienen estudios por imágenes que son enviados al sistema computarizado de planificación del ‘Gamma Knife Perfection’, permitiéndoles a  los especialistas delinear las zonas a tratar y así calcular los parámetros para la cirugía. Entonces, el marco se acopla a la unidad del bisturí de rayos gamma y se activa la unidad que dirige la radiación a su objetivo.

El tratamiento puede tardar entre una o dos horas, según la forma y tamaño del tumor o zona a tratar y la dosis de radiación requerida. Una vez terminado el tratamiento, el marco es retirado de la cabeza y el paciente puede retomar sus actividades normales el mismo día.

Cuando el tumor supera los 40 centímetros cúbicos, el paciente debe someterse primero a una cirugía a cráneo abierto, como es el caso de David Peña.

A sus 40 años, a David le detectaron un neuroma del acústico. Este tumor,  localizado en el conducto del oído interno, le hacía perder el equilibrio y le provocaba vómito. Por medio de cirugía a cráneo abierto se redujo el tamaño, pero el proceso postoperatorio le paralizó temporalmente medio cuerpo. Luego de recuperarse de este trauma, David se sometió a la radiocirugía con el ‘Gamma Knife’ para terminar de reducir el tumor, sin que ello le haya generado daños colaterales, como en su primera cirugía.

Pese a esa necesidad de operar en casos de grandes tumores, algunos de ellos, con un tamaño mayor a los 40 centímetros cúbicos, se pueden tratar en varias sesiones de radiación, si es que la cirugía a cráneo abierto implica un alto riesgo para el paciente.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese