Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-09

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 00:21

Marea max.: 20 cms.

Hora: 07:38

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Uso de celular y dieta de la madre inciden en el hijo

-A A +A
 

Si quiere que su hijo coma bien, que no sea un alcohólico ni que tenga problemas de comportamiento, cuide su dieta y el uso de su celular durante el embarazo.

Una y otro parecen afectar al futuro niño, de acuerdo con dos investigaciones independientes conocidas casi al tiempo.



No es la primera vez que se asocian los hábitos de la mujer en gestación con el desarrollo de su hijo tras nacer.

En una primera investigación, publicada en el Journal of Epidemiology and Community Health, científicos contactaron casi 100.000 mujeres en embarazo entre 1996 y 2002 para rastrear a largo plazo la salud de sus hijos.

Las mujeres suministraron información sobre su estilo de vida, dieta y factores ambienta-les.

Cuando los hijos cumplieron 7 años, fueron consultadas de nuevo sobre la salud de sus descendientes, el uso de celulares durante el embarazo y el uso entre sus hijos.

Los investigadores habían estudiado previamente un grupo de 13 niños de los registros y hallaron similitudes entre los dos.

En el nuevo grupo, 35 por ciento de los niños de 7 años usaban celulares. Un 10 por ciento de los menores del primer grupo estuvieron expuestos al celular antes y después del nacimiento, un 17 por ciento en el segundo.

Los niños de uno y otro grupo expuestos a estos aparatos antes y después de nacer tenían 50 por ciento de mayores probabilidades de desarrollar problemas del comportamiento.

Quienes fueron expuestos antes del nacimiento tenían un 40 por ciento de mayor probabilidad.

Los investigadores notaron que aunque es prematuro hablar de unos resultados como cau-sales, la exposición temprana a los teléfonos celulares podría constituir un riesgo, acrecentado por la diseminación de la tecnología.

La dieta

En el segundo estudio se encontró que la dieta de la mujer embarazada no sólo sensibiliza al feto a esos olores y sabores, sino que cambia el cerebro directamente al impactar lo que el niño coma y beba en el futuro.

“Esto realza la importancia de comer una dieta saludable y abstenerse de ingerir alcohol durante el embarazo y el amamantamiento", explicó Josephine Todrank, quien condujo la investigación durante dos años.

Los científicos, al estudiar ratones, encontraron que el sentido del olfato de las crías es al-terado por lo que comen sus madres. Al mismo tiempo, encontraron cambios significativos en la estructura del glomérulo en el cerebro, que procesa el olor, dado que los olores en el lí-quido amniótico afectan el desarrollo de ese sistema.

La investigadora indicó que “si la madre bebe alcohol, su hijo puede estar más atraído a esta bebida porque el feto en desarrollo “espera” que lo que venga de la madre sea seguro. Si ella come alimentos saludables, él los preferirá también”.

La exposición a olores y sabores en el útero, favorece las preferencias y moldea el cerebro.

Aunque el estudio fue hecho con ratones, dadas las similitudes en el desarrollo mamífero, no hay razón para pensar que sería diferente en humanos.

Hasta ahora no se sabe cuánto durarán esas preferencias, un tema en el cual Todrank adelanta estudios.

Campos insospechados.

No sería mala idea planear en qué época nace el bebé. Científicos publicaron en Nature Neuroscience un estudio que provee evidencia de que la temporada de nacimiento incide en el reloj biológico de los mamíferos.

El estudio de Chris Ciarleglio en ratones podría explicar el hecho de que las personas nacidas en invierno tienen más riesgo de una serie de desórdenes neurológicos, incluida la de-presión invernal, la depresión bipolar y la esquizofrenia.

“Nuestro reloj biológico mide la extensión del día y cambia nuestro comportamiento se-gún la estación”.

 

Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64139 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese