Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Vanessa, la paisa que no se ha graduado y hace ciencia en Oxford

-A A +A
 

No es una joven cualquiera aunque tiene pinta de serlo. Ha logrado a sus 20 años lo que pocos pueden ser: investigadora en la Universidad de Oxford (Reino Unido), donde anda ahora sin haberse graduado siquiera de bióloga.

En las últimas semanas ha tenido más notoriedad por su prototipo de vehículo que se mueve con agua, aunque ya era reconocida en Medellín por su talento.

Vanessa Restrepo Schild, antioqueña, graduada en San José La Salle, hija única, ha vivido con su madre Patricia. Anda metida en laboratorios, codeándose con doctores y postdoctores, dirige su propia investigación en Oxford, pero en lo otro es una chica normal.

Ahorra para darse sus gusticos, tiene amigos, novio, le gusta salir a comer o a bailar y disfruta mucho lo que hace. Tanto que no se ve en otro rol, aunque tiene claro que lo suyo es producir cosas a partir de la biología sintética.

Muy segura de sí, aprendió inglés por su cuenta viendo televisión, cree que nunca se le subirán los humos pero no titubea al hablar de lo que ha logrado y quiere.

La Feria Explora de 2010 fue su primer éxito con el carro del futuro que ganó en la categoría energía y transporte, luego de lo cual conoció a la investigadora Lucía Atehortúa.

¿Qué hacés en Oxford?

"Soy directora de investigación en el Departamento de Química, dirijo un proyecto bajo la supervisión de un profesor, el Director del Grupo, un científico muy importante en su tema y mis compañeros son en su mayoría postdoctores y algunos cuantos doctores. También soy Delegada de Colombia ante la Mesa Redonda de Biotecnología (es una selección que se hace para que se cree una versión en el país del que se es delegado). Y estudio algunos cursos porque son importantes para la investigación".

¿Pero acá en la U. de A. acabaste qué?

"Estaba cursando Biología con énfasis en Biología Molecular"

¿Y no terminaste o estás terminando allá?

"El pregrado sigue en curso. Me llaman un caso sui generis en la U. de A. y en el Departamento, porque es la primera vez que algo así sucede".

¿Qué es eso del carro movido por agua, a qué nivel lo hiciste?

"Es un carro de "juguete", digo de "juguete" por su simpleza como carro y porque usé piezas de carros de juguetes convencionales y para aprendizaje de principios científicos, pues no tenía suficientes conocimientos en ingeniería para hacerlo desde cero.

Lo interesante es un reactor que desarrollé en el colegio y que se conecta a este carro, es una imitación muy rudimentaria de procesos acoplados a la membrana de algunas células. Los usé para crear potenciales y corriente; esta es mínima, funciona para que el carrito apenas se alcance a mover.

El reactor está compuesto de membranas con elementos proteicos y catalizadores artificiales que imitan aquellos encontrados en algunas membranas celulares. Ingresa agua de inundación y se activa el proceso. Es importante resaltar que el agua hace parte del proceso, es la inspiración pero no es un combustible en este caso. Cuando yo estaba en la Feria le llamaba combustible pues no sabía cómo más llamarla. ¿Qué logramos obtener? Gradientes protónicos, gases y nuevamente agua y esta se libera como vapor. Mi visión es que tengamos tecnología ecoamigable. Y ese es mi sueño, tiene muchísimos retos pues el reactor se nos puede descomponer al tener materia orgánica.

En cuanto a lo del nivel, es un proyecto de feria de ciencia, no está listo para ser publicado todavía, es un trabajo de mucha paciencia y humildad. Apenas estoy iniciando una línea de investigación que quizás sea el cimiento para que este tipo de tecnología algún día se pueda escalar y masificar. En ese entonces era una niña que se acababa de convertir en científica y cada día debo seguirme esforzando por merecer ese título".

¿En qué va?

"Estamos haciendo controles para demostrar verdaderamente cuál es el mecanismo que logra obtener la corriente. Debemos irnos a lo más básico, replicar cada paso y caracterizar lo que estamos encontrando allí. Todavía no estamos listos para decir qué pasa paso a paso, para reproducir nuestros resultados. Ya han pasado tres años, se está trabajando en el tema, me desempeño desarrollando los experimentos, pero soy una investigadora como todos mis colegas, con muchas ideas y esta es una más, es interesante pero todavía no está. Para mí y mis colegas es algo magnífico aunque debemos tener paciencia y cautela antes de decir que ya está listo".

En el colegio inventaste el reactor ¿cómo fue? ¿Siempre te interesó la ciencia?

"Era 2010, la época de las inundaciones. No quería ver noticias porque siempre eran más y más problemas y me dolía tener que ver el dolor ajeno y no hacer nada, que no pasara nada, que nadie arreglara la situación. Y le dije eso a mi mamá y me dijo algo que me sacudió: pues si te vas a poner a criticar a los que no están haciendo nada pues tú tampoco estás haciendo nada. Si quieres ver algo diferente haz tú la diferencia. (Mi mamá me dice que nunca se hubiera imaginado lo que luego sucedió).

Mi relación con la ciencia comenzó desde que tengo memoria, como desde los tres años. Siempre me he cuestionado el mundo que me rodea. Me hacía preguntas de todo hasta llegar a los átomos, hasta donde mis papás me podían explicar. Tuvieron que explicarme cómo funcionaba un motor a combustión a los cinco años porque yo tenía que saber. Y fue porque estaba cruzando una calle con mi mamá y nos tuvimos que tapar la cara por el humo de los carros y yo no podía creer que la vida tuviera que ser así".

¿Cuál es el proyecto?

"Me encargo de producir energía. El grupo antes no la producía. Ellos tienen una línea para sistemas artificiales celulares y allí entré yo a producir energía con las células artificiales. Como el proyecto fue mi idea y planteé la experimentación pues mi profesor me nombró directora de proyecto, siendo la primera del Departamento que a sus 20 años es Directora de Investigación".

¿Cuánto tiempo más allá?

"El próximo año llego a Colombia, debo recibir mi título de bióloga, iniciar un grupo de investigación en este tema para lanzar una start-up que use células artificiales para diversas aplicaciones, a eso me comprometí con Medellín en el Plan de Ciencia y Tecnología, y me regresaré a hacer mi doctorado. Luego estaré en el lugar del mundo que sea más propicio para avanzar y seguir impulsando que el impacto de esta tecnología llegue a Colombia de primera mano. Me apasionan mucho esos temas, y tengo una relación muy especial con RutaN. Me motiva mucho lo que hacen y cuentan conmigo para todo".

¿De pronto no te estás perdiendo la juventud?

"Depende de donde lo veas porque aunque paso mucho tiempo en el laboratorio estoy con mis colegas, mis amigos y disfrutamos todos los momentos. Es cierto, la carga es muy tesa. Porque debo responder por toda la investigación, tengo reuniones semanales, debo estar a la altura de un postdoc y muchas veces eso genera mucho estrés, lo admito, pero cuando me detengo a pensar con calma no me imagino mi vida sin hacerlo y en realidad amo esa responsabilidad.

Siento que tengo una vida personal muy linda, tengo un novio maravilloso, muchos amigos, salgo a comer, a bailar, a tomarme algo, pero soy ñoña en el sentido de que no me he emborrachado en mi vida ni quiero hacerlo".

¿Todo para vos es la biología sintética?

"Mi sueño es que el mundo use sistemas biológicos como tecnología. No lo es todo en mi vida pero es lo que quiero hacer. Como robots que puedan hacer lo que muchos animales. Por ejemplo, ser tan pequeños y tener la habilidad de vuelo de muchos insectos. Estarían hechos de células artificiales e imitarían los mecanismos de estos animales".

¿Cómo fue trabajar con Lucía Atehortúa?

"¡De las mejores experiencias de mi vida… Lucía es genio por donde la mires. Lo que ella ha logrado desarrollar es asombroso. Y, como mi mentora, me enseñó y me dio todos los cimientos para mi formación científica. Tiene una calidad humana especial. Es brillante, es cercana, noble, humilde".

¿Qué otras ideas tenés en la cabeza que serán muy útiles?

"Un sistema de detección de enfermedades de difícil diagnóstico temprano. Está casi listo porque es muy elemental y no requiere escalado. Se lanzará en Medellín en pocos años."

¿No es muy superficial nuestra juventud? ¿Estamos llenos de profesionales mediocres?

"Las cosas nunca son fortuitas, lo que se siembra es lo que se recoge. Eso me lo decía mi mamá desde chiquita. Si, en la televisión se ven la cosas que se ven, yo creo que tú sabes a lo que me refiero, con muchas series que no le aportan al país, esa es la juventud que están educando porque a veces educa más un televisor. Y con los profesionales es igual, a todos nos mueven nuestras pasiones y debemos ser educados para perseguir nuestra estrella polar. Pero cuando educan a los jóvenes a que les de pena ajena todo, a que no se puedan resaltar a sí mismos, casi que tener autoestima está mal. Cuando estaba en el colegio no me consideraban muy bonita. Siempre he sido delgada, no tenía pechos prominentes ni nada de ese tipo y cuando me preguntaban que si me consideraba linda yo decía que sí, me gozaban, y me dolía pero no iba a decir mentiras porque mi concepción de belleza no estaba en tener pechos prominentes ni cumplir con un estereotipo"

EN DEFINITIVA

Una joven antioqueña, Vanessa Restrepo Schild, muestra en Oxford su capacidad para hacer ciencia. Un caso especial, porque aún no termina su pregrado en la Universidad de Antioquia.

ANTECEDENTES

El liderazgo fue puerta de entrada
¿Cómo llegó a la Universidad de Oxford?
Ser una joven líder fue la condición que le valió a Vanessa Restrepo Schild el ingreso a esta universidad.

Cuenta que “Reid Hoffman me seleccionó como estudiante líder mundial y me becó para estudiar emprendimiento con él. Gracias a eso logré ser parte de una red privilegiada de individuos y conocí al Presidente de la Mesa Redonda de Biotecnología de Oxford”.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63946 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

talento colombiano ( ojo con las multinacionales )

felicidades, a esta joven, espero que no olvide su creación de el motor de agua y no se deje desviar, por sus compañeros y profesores, ojala que los criminales a favor de los motores de combustión interna, no la desaparezcan, a los gobiernos no les conviene por las grandes sumas de dinero que reciben del petroleo,
el motor a agua existe des de 1971 o antes, desdé esa época todos los que lo a echo, desaparecen o mueren, que tristeza que por las riquezas y el poder son capaces de destruir este planeta

OJO.....NO DEMORAN EN

OJO.....NO DEMORAN EN ELIMINARLA LOS GRANDES INTERESES DE LOS PETROLEROS......