Indicadores económicos
2017-09-19

Dólar (TRM)
$2.906,06
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.472,16
UVR, Ayer
$251,65
UVR, Hoy
$251,68
Petróleo
US$49,91

Estado del tiempo
2017-09-18

marea

Marea min.: -6 cms.

Hora: 04:11

Marea max.: 22 cms.

Hora: 22_02

Dirección viento: Oeste

Intensidad viento: 3 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.9 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-09-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Ruddy Rodriguez: mi vida es un carnaval

La bella Ruddy Rodríguez ahora habla costeño. También se declara adicta a las carimañolas, el suero y el patacón. Estos nuevos gustos los desarrolló en Barranquilla, ciudad en la que graban la telenovela ‘Amor de Carnaval’, el próximo estreno del Canal Caracol. Entre béisbol, música y baile, la actriz venezolana mostrará que su talento la puso más allá del bien y el mal.

Pese a que confiesa que no se ha gozado un Carnaval de Barranquilla, en esta nueva producción Ruddy encarnará a Adela Vengoechea, una barranquillera que vive y respira por el carnaval. Será la dueña de la cumbiamba y la encargada de ponele color con los trajes a la fiesta considerada patrimonio cultural de la humanidad.

'El inútil', 'Amas de casa desesperadas', 'La ex' y 'Cómplices', son varias de las producciones que ha protagonizado y por las que la recuerda con especial afecto el público.

Aunque sigue siendo una de las mujeres más bellas de la televisión en Colombia, Ruddy se arriesgó a interpretar a una mujer diferente, más madura y menos sensual. Será la mamá de Vanessa (Johanna Cure) y Micky (Karoll Márquez), dos jóvenes que han tenido que modificar sus vidas por los errores del padre.



En Barranquilla, Ruddy no sólo ha profundizado en la cultura costeña, también aprendió a bailar cumbia y mapalé. Como tiene claro que “una estrella no se reconoce por lo que jode sino por su capacidad para trabajar en equipo”,  ha soportado las largas jornadas de grabación y el calor con una sonrisa. 



En charla con Colprensa, Ruddy  habló de ‘Amor de Carnaval’, de su crecimiento como actriz de la bonita etapa que vive en lo personal, junto a su esposo Juan Rafael Restrepo, rejoneador colombiano.



- ¿Cómo fue encarnar a una mujer con hijos mayores de 20 años?

Al principio lo pensé, pero me di cuenta de que por encima de todo soy actriz. No importa porque puedo probar los diferentes personajes que puedo hacer y lo que puedo entregar. Estoy muy contenta con la historia y con el elenco. 



- ¿Cómo hizo para construir a la madre de Vanessa y Micky?

Por observación. Tengo muchas amigas de madres de adolescentes y de jóvenes. Me robo ideas y copio comportamientos para mis personajes. Voy agarrando cosas porque tengo la parabólica bien prendida (risas).



- ¿Cómo se siente contando una historia tan colombiana siendo venezolana?

Lo hago con mucho respeto. Me siento honrada de que me hayan elegido para ser la dueña de la cumbiamba arrebata en el Carnaval de Barranquilla. Soy la que hace los trajes y la que quiero que mi hija sea reina. 



- ¿Cómo le fue con el acento costeño de Barranquilla?

Este trabajo me dio la oportunidad de divertirme mucho con el acento. Muchos me decían que el acento barranquillero era muy parecido al venezolano, pero a mí me pareció diferente. Me divierte aprender.



- ¿Qué ha sido los más duro de trabajar fuera de las comodidades que ofrece Bogotá?

Lo único fuerte fue la temperatura pero yo me adapto a todo. La gente es divina y nos han colaborado mucho. En Barranquilla me siento como en mi casa, y los escenarios para grabar han sido maravillosos.



MUY COLOMBIANA



- A todo el elenco le tocó tomar clases de baile. ¿Cómo le fue con esas lecciones?

Me fue bien. Los venezolanos por ser del Caribe bailamos salsa y merengue bien. Confieso que no tenía ni idea de bailar cumbia y aprendí a moverme suave, con cadencia y coqueteo. El mapalé y el garabato me han parecido durísimos, termino ahogada.



- Usted ya es una venezolana muy colombiana…

He vivido en muchos países pero Colombia es para mí mi primer hogar. Hace tres años decidí quedarme y soy feliz, sin embargo nunca me olvido de Venezuela. Me gusta estar con mi gente y mi familia y estar pendiente de la Fundación Camino a la Felicidad con la que trabajo.



- Después del estreno de la telenovela, ¿qué proyectos vienen?

No lo tengo claro. Toda mi fuerza está en ‘Amor de Carnaval’, en mi gira de teatro (con monólogo Una mujer con suerte) y en mis viajes a Venezuela para apoyar la fundación. No me puedo encarretar en nada más.  Por ahora estoy disfrutando lo que estoy haciendo.



SU CORAZÓN



- Está prácticamente radicada en Barranquilla. ¿Cómo ha  manejado la distancia con su esposo?                                                                                                                              Tratamos de que nuestros viajes sean cortos. Siempre buscamos los momentos para estar juntos. Cuando estoy de promoción con mis obras y novelas él va conmigo, y lo mismo hago yo con sus corridas de toros.



- Se ve muy enamorada…

Yo estoy muy tranquila y feliz. Llevamos cinco años juntos y los dos buscamos estar bien. Nos apoyamos en nuestras profesiones. Siempre estoy pendiente de las temporada taurina para ajustar mi agenda y poderlo acompañar.



- ¿Siente que está en el mejor momento de sus carrera?

Yo me he gozado todo: mis edades y mis trabajos. Llevo 10 años haciendo lo que quiero. Escojo en el trabajo los proyectos que me gustan y que me dejan algo.  Estoy viviendo un buen momento en lo profesional, con mi esposo y con mis padres.



¿Tiene planes de hijos?                                                         

Los planes siempre están pero es cuestión de que todo conspire para que se dé. Los dos estamos listos para ser padres. Sería maravilloso.



¿Sigue muy involucrada con la Cienciología?

Sí, ya llevo 16 años en Cienciología y me ha servido para saber más y tener más habilidades en la vida. Me encanta aprender de todas la religiones y respeto las creencias de los demás. Creo que hay un Dios.  Muchos de mis compañeros me consultan y siento que tengo el deber de ayudarlos en esta parte espiritual.

 

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese