Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Cuando una cirugía plástica falla

-A A +A
 

“Se cree que presentar una demanda, una reclamación o una denuncia es una tarea imposible de realizar y una batalla totalmente perdida”. El abogado Maikel Nisimblat escribió un libro guía de cómo demandar por errores médicos derivados de una cirugía plástica.

Juanita acude a un médico cirujano, que le muestra en un programa virtual la forma como le quedarán los senos y le promete que éstos tendrán el tamaño, firmeza y simetría reflejados en la pantalla del computador. Ella no duda entonces en someterse al procedimiento.
Dos meses después, Juanita acude al médico porque existe una diferencia radical entre la dimensión de un seno y el otro, y adicionalmente hay asimetría entre los dos.
A pesar de que el resultado no es el prometido y se nota la diferencia de tamaño y la asimetría, el médico le explica que la cirugía fue bien practicada y que todos los procedimientos se cumplieron al pie de la letra. Incluso le muestra una declaración de dos cirujanos expertos, indicando que la operación se hizo cumpliendo todos los procedimientos, protocolos y lineamientos establecidos para este tipo de operaciones. Ante esto, Juanita decide “dejar así”.
Este es uno de los casos que el abogado de la Universidad de Los Andes, certificado en Negociación en la Universidad de Harvard, Maikel Nisimblat, describe en su libro Guía práctica para demandar a un cirujano plástico.
De acuerdo con el especialista, “existe un pensamiento generalizado de las afectadas por cirugías plásticas, según el cual no es posible demandar porque ellas asumieron el riesgo. Queremos generar conciencia sobre los derechos que tienen los afectados por un error médico en este tipo de procedimientos, antes, durante y en la etapa posoperatoria”.

¿Demandamos?
En Colombia no es usual demandar por los malos resultados de una cirugía plástica. El doctor Nisimblat explica que los pacientes no demandan, básicamente, por desconocimiento, por falta de información y por la tendencia que existía antes, según la cual le correspondía al afectado probar el error médico, lo que era muy difícil. “Actualmente, en responsabilidad civil, han cambiado las cosas, de tal manera que le corresponde al especialista probar el cumplimiento de protocolos médicos. Y esto es lo que buscamos explicar en el libro”.
“Hay pocas demandas contra profesionales de la Medicina –asegura el abogado- porque se cree que presentar una demanda, una reclamación o una denuncia por un error médico es una tarea imposible de realizar y una batalla totalmente perdida”.
Indica el especialista, que “la gente tiende a culpar, de alguna forma, a quienes se hacen cirugías plásticas, por el solo hecho de haber decidido voluntariamente acudir a un cirujano plástico. La falta de obtención de resultados prometidos constituye una violación contractual que debe ser reparada y, lo que es más importante, se debe entender que frente a la afectación del derecho a la salud por una transgresión de la fisonomía como consecuencia de un error médico, existe una protección de orden constitucional, que es el derecho a la vida”.

VOLVAMOS A JUANITA
Refiriéndose a lo que le sucedió a Juanita, el doctor Nisimblat indica que “si bien el cirujano no omitió ningún procedimiento y tampoco lo practicó en forma indebida, sí se observa que el resultado no fue el prometido (cuando le hicieron la exposición en el computador).
Entonces, ¿debería el médico reparar el daño causado solamente por no haber obtenido el resultado a pesar de haber actuado diligentemente? ¡Sí!
Es claro que a Juanita le insinuaron, o de alguna forma le hicieron entender que recibiría un resultado determinado en cuanto al aspecto final de su operación, bien sea mediante fotografía de una modelo o la simulación de su propio cuerpo reflejado en un programa de computador. La respuesta es inequívoca: constituye un deber del médico cirujano cumplir con esa promesa”.

ESTO PUEDE PASAR…
En el libro se retoman los casos más comunes de cirugías plásticas cuyos resultados no fueron los esperados por las pacientes.
- En implantes mamarios: infecciones, roturas, hematomas, contractura capsular y cambios en la sensación del seno.
- En gluteoplastia: apertura de la herida, infecciones de la herida o de la prótesis, asimetría, encapsulamiento.
- En liposucción: infección, tiempo de recuperación prolongado, reacción alérgica a la medicina o a la anestesia, coágulos de sangre o de grasa que pueden migrar hacia órganos vitales, pérdida excesiva de líquido (que puede generar shock e incluso la muerte), quemaduras por fricción, daño a la piel o a los nervios, daños a órganos vitales.
- En rinoplastia: “La responsabilidad médica en este tipo de cirugías es una de las de mayor facilidad de comprobación en la cirugía estética”, asegura el abogado.

Aunque todas las historias que el especialista relata en su libro llegaron a su oficina, decidió cambiar algunas circunstancias para proteger la confidencialidad de los clientes.

SILICONA Vs SOLUCIÓN SALINA
El doctor Nisimblat recuerda el caso de Pilar, una asesora de ventas de 37 años, que se sometió a un procedimiento de implantes de silicona. Todo fue bien hasta dos años después, cuando luego de un valoración médica por parte de otro especialista, éste descubrió que le habían puesto implantes de solución salina.
Pilar fue a hacer el reclamo y el médico se negó rotundamente a reemplazarle los implantes, aduciendo que “los de solución salina eran de última generación, duraban lo mismo que los de silicona, eran también suaves y generaban menos riesgos. Además, ella nunca se habría percatado si otro médico no le dice la verdad”.
Algunos pensarían que Pilar “lleva las de perder”, pues a la larga, sus senos le quedaron bien y no tuvo complicaciones. ¿Realmente es así?
Para asesorar casos como estos, el abogado cuenta con la asesoría de expertos y peritos en cada especialidad de la Medicina. “Las valoraciones de las historias en los procesos que hemos llevado nos han permitido tener un registro muy serio de los protocolos que deben aplicarse en cada cirugía”.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2331 fotos
64217 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese