Indicadores económicos
2017-07-24

Dólar (TRM)
$3.010,77
Dólar, Venta
$2.868,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.505,13
UVR, Ayer
$251,53
UVR, Hoy
$251,55
Petróleo
US$45,77

Estado del tiempo
2017-07-24

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 07:20

Marea max.: -3 cms.

Hora: 12:59

Dirección viento: Sur suroeste

Intensidad viento: 7 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-07-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8 -
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Crisis humanitaria en López de Micay y Timbiquí por invierno

“Estamos ya sin comida porque la papa china, el banano, el plátano, la pepa de pan, la caña, los árboles frutales se dañaron todos por estas grades inundaciones; desde hace ya un mes estamos pasando por esta dificultad. Las aguas también se llevaron los marranos y las gallinas de los campesinos, prácticamente estos ríos nos tienen en la ruina, lo peor es que los niveles de estos cauces no bajan y las lluvias no dan tregua”, explica Amaris Angulo Torres, líder de López de Micay, al exponer cómo el agua paradójicamente tiene acorralados alrededor de seis mil personas.

Esta misma versión la expone el alcalde de este municipio del Pacífico, Wilmer Adher Riascos, al explicar que las constantes lluvias que se registran en la parte alta de la Cordillera Occidental genera la crecida de riachuelos y quebradas que son depositarios de los ríos Micay, Naya y Saija, los cuales terminan destruyendo todo a su llegada a esta área del litoral caucano.

“Como hay muchas precipitaciones en municipios como Argelia y El Tambo, entonces los afluentes de nuestros ríos arrastran mucha más agua con todos esos elementos que se genera por la tala indiscriminada de bosque, el narcotráfico, la minería ilegal, que son gran cantidad de sedimento, rocas, trozos de madera, generándose así estas inundaciones que en últimas terminan afectando a las comunidades del litoral porque habitan las riberas del Micay y Naya”, manifiesta el alcalde de López de Micay al precisar que son alrededor de 23 veredas y corregimientos que están anegados.

Como ya es un mes en medio de esta emergencia, los campesinos agotaron sus provisiones alimenticias y no hay posibilidad de adelantar más siembras, no hay un lugar para ello. 

“El hambre ya se está sintiendo entre los pobladores de Zaragoza, Iguana, Rotura, Guayabal,  Barranco, Casas Viejas, Taparal, Isla de Gallo, Bujío, entre otros poblados, porque ya ni pescar se puede porque todo se lo llevó la inundación. A esto se suma que los campesinos no pueden salir hacia zonas más estables porque las corrientes son muy fuertes, entonces navegar así es imposible. Esto también afecta el comercio, impactando negativamente aún más nuestras vidas”, agrega Amaris Angulo Torres.

Esta misma situación se registra en Timbiquí, luego de la creciente del río Saija, que destruyó viviendas en localidades como Capi, Camarones, La Brea, San Bernardo, Santa Rosa, Puerto Saija, dejando a la deriva más de 150 familia que hoy luchan por permanecer en las viviendas que aún se mantienen en pie y que están ubicadas a orillas de este afluente. 

“Son momentos duros que estamos viviendo los timbiquireños porque se suspendieron las clases porque los colegios o instituciones educativas de todas la zona rural quedaron inservibles, no hay mercado en el casco urbano porque los campesinos no tienen qué comercializar porque se quedaron sin cultivos pero lo más indignante es que la ayuda de las autoridades es cero, acá prefirieron mandar un equipo de erradicación de coca y no calmar el hambre que ya padece la comunidad del pacífico”, dice Paulino Riascos, líder comunitario del pacífico caucano.

A pesar de estos angustiosos llamados de los líderes de la zona, las autoridades regionales indicaron que ya se están ejecutando los censos de las familias afectadas por esta emergencia con el fin de destinar puntualmente las ayudas. 

“Ya se trabaja en la construcción de los censos poblaciones para que las ayudas sean directas y efectivas a la hora de aportar esta información ante la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo. Por ahora ya hay una asistencia a estas comunidades del Pacífico, que consiste en entrega de alimentos no perecederos, cobijas, algunos enseres, que nos permiten ir enfrentando esta dificultad, que no solo se vive en Timbiquí y López de Micay, sino en municipios del sur del Cauca como Piamonte”, precisa Luis Gabriel Chica, líder de la Oficia de Gestión del Riesgo del Departamento.

El funcionario, además, explica que en algunos casos, como en Timbiquí, se edifica un amplio muro de contención sobre la ribera del río Saija para contrarrestar al máximo las inundaciones, salvaguardando así a las comunidades. 

Por ahora, y como otra de las formas de enfrentar estos momentos críticos, los pobladores de estas dos localidades elevan oraciones para que las lluvias cesen para que poco a poco los causes de esos tres ríos descienda para así continuar sus vidas.  

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese