Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-10-01

Dólar (TRM)
$2.880,08
Dólar, Venta
$2.802,00
Dólar, Compra
$2.645,00
Café (Libra)
US$1,67
Euro
$3.214,45
UVR, Ayer
$242,96
UVR, Hoy
$242,94
Petróleo
US$47,83

Estado del tiempo
2016-10-01

marea

Marea min.: 1 cms.

Hora: 04:53

Marea max.: 16 cms.

Hora: 11:33

Dirección viento: Suroeste

Intensidad viento: 7 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.9 a 3.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-10-01

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Las contrastes de la última conferencia guerrillera

-A A +A
 

La décima conferencia de las FARC concluirá este viernes. Se espera que ese día se conozcan detalles del nuevo partido político de la guerrilla, una vez dejen las armas.

La carretera principal para llegar a la conferencia de las FARC, es una vía larga por la que a diario transitan entre siete y ocho camionetas con pasajeros que van y vienen a la zona. La última pasó rauda, y dejó una estela de un polvillo rojizo que ensopó a los guerrilleros prestos a comprar en las casetas, a bordo de carretera, ropa o cualquier cacharro que les sirva para estas últimas noches de guerra.

Esa calle es ahora la del comercio. En medio de las sabanas del Yarí, en casetas de lona que duplican el calor y vuelven pegajosa la piel, el comprador encuentra desodorantes, champú, encendedor, una pita para amarrar un plástico, camisetas de colores encendidos, pantalones, botas pantaneras, pollo asado, papas, chorizos y aguardiente o cerveza. La música suena en cada caseta y desde la tarde se ven los primeros hombres balbuceando historias alegres, bajo los efectos del aguardiente azucarado de la región.

A un lado está Paula, una guerrillera con más de 10 años en las FARC. Le dice a la mujer indígena que le venda una blusita para verse bonita el 26 de septiembre, “día de la paz”.

–Pero rebájele mami, no ve que estoy pelada.

–No puedo más, está a precio, responde Carlina, una indígena que lleva siete años recorriendo esas llanuras caqueteñas vendiendo cachivaches a cuanta alma se atraviesa en esos parajes calurosos.

–Le doy 10 mil, no puedo más, insiste.

Carlina asiente con resignación, pero mientras saca una bolsa para guardar la blusa murmura que ojalá sea la última vez porque “siempre me pasa lo mismo”.

ASÍ SE VIVE

La bandera de las FARC sobre dos árboles en la que se ven dos monos aulladores es la señal precisa de que se llegó al primer campamento. Sentado sobre el anden, sin camuflado y con una camisilla gris, 'Jeremías' es el encargado de llevar hasta los cambuches a los periodistas que decidieron pasar las últimas noches en un campamento guerrillero.

El guerrillero es un veterano de guerra que sin camuflado y en una ciudad cualquiera, pasaría como un padre bonachón por su bigote bien cuidado y la panza de la edad; pero el pantalón verde oliva, sus botas pantaneras y su camisilla le dan el aspecto de guerrero, ese que tienen los otros 300 insurgentes asistentes a la conferencia. Él es el guía.

“Síganme por acá”, y se mete por un camino frondoso en el que aparecen a lado y lado las denominadas caletas. En este primer campamento se construyeron 250 cambuches, armados con palos de bambú, como techo un plástico negro, y con paredes verdes de tela de costal en la que de vez en cuando aparecen unas arañas medianas que los guerrilleros llaman la camuflada, porque tiene la habilidad de parecer una rama color café.

“Este es el campamento. Acá pasarán las noches. Por este camino pueden llegar a bañarse, es un caño un poco profundo pero tengan cuidado que se ha llevado zapatos, correas y los jabones de los compañeros”, explica.

En estos campamentos, con un total de 560 cambuches construidos por los frentes para albergar a guerrilleros, periodistas y visitantes, los insurgentes tiene la misma rutina que en la selva. Se levantan a las 4:50 de la mañana, estudian hasta las 11:30 de la mañana, luego almuerzan, se dedican a las tareas del campamento y entre 4:30 y 5:00 de la tarde se van a dormir.

“No hemos cambiado en nada nuestra rutina. Seguimos siendo guerrilleros y acá estamos en otras funciones pero seguimos estudiando, levantándonos temprano y con tareas propias de los frentes”, explica 'Alejandra', integrante del Bloque Oriental. Esas tareas incluyen cocinar y sacrificar tres reses por día. Tienen presupuestado degollar 100 animales para la alimentación durante toda la conferencia.

LA OTRA ZONA PARA HABITAR

Pero los cambuches no son la única zona donde se duerme. Después de la calle del comercio se llega hasta unas carpas blancas que desde lejos contrastan con la planicie de la llanura. Son los edificios más altos, y sobresalen entre árboles.

En la primera carpa se instalaron 220 camarotes, de los cuales se ocuparon 60; los otros dos alojamientos fueron ocupados con 80 carpas en las que se hospedaron periodistas nacionales e internacionales que, según las cuentas del evento, suman cerca de 900.

Toda esta infraestructura fue coordinada por Néstor Alejandro Rojas. Sobre sus hombros recae la responsabilidad de coordinar dos chefs, 10 auxiliares de cocina, y cinco vendedores de tienda. Además, debe estar pendiente de las 30 duchas y 25 sanitarios incrustados en cabinas de plásticos que deben ser limpiados diariamente.

“Todos ellos se levantan a las 3:00 de la mañana. La idea es poder cumplir con lo que nos propusimos”, comenta Néstor y añade que diariamente venden alrededor de 1200 comidas entre desayunos, almuerzos y cenas, y para suplir las necesidades de la cocina, se compraron 100 arrobas de arroz, cuatro bultos de fríjol, cuatro bultos de lentejas, cuatro bultos de arvejas, 15 galones de aceite, dos cajas de chocolate, siete pacas de café, 25 bultos de papa negra, 10 bultos de papa amarilla, cuatro bultos de yuca, 50 pacas de dos arrobas de plátano y dos bultos de mazorca.

INCOMUNICADOS

La central desde la cual se maneja el internet para el evento está compuesta por dos carpas, tres mesas, y una antena de 30 metros cuya repetidora está a 113 kilómetros en línea recta, en un sitio conocido como Plaza Neiva.

Durante estos días el internet no ha sido continuo, y hubo días, como el martes, que no fue posible un segundo de conexión a la red. Además, cuando funciona, se cae cada cinco minutos, y en ese momento las filas de los reclamos se hacen largas, tanto que llegan a la carretera.

A los inconvenientes del internet se suma la falta de señal para los celulares y la poca infraestructura para atender a periodistas y usuarios que intentan comunicarse desde la única línea que existe. Y es que la fila es tanta para llamar, que en un solo día se realizan en promedio 173 llamadas, alrededor de 1.568 minutos diarios. Por esta razón, explica Estela Rodríguez, la operadora, los teléfonos se descargan y hay momentos en los que en la Décima Conferencia Guerrillera no hay como comunicarse: internet caído y llamadas cerradas.

NO TODO ES PREOCUPACIÓN

A 'Carmen', una guerrillera que se atravesó medio país para llegar a la conferencia, le gusta la música de los Rebeldes del Sur. Este grupo compuesto desde hace 17 años por guerrilleros de las FARC tocan lo que llaman el “chucuchucu” y ella lo disfruta, porque así puede apretarse y bailar junto a 'Richard', a quien dice es el amor de su vida.

La presentación de los Rebeldes del Sur es uno de los conciertos que se han presentado gratis para los guerrilleros y los periodistas. En esta tarima, que no tiene nada que envidiarle a las de grandes artistas, han cantado en la conferencia Alerta Camarada, Los Hermanos Escamilla, Salsa Group, Latin Lata; y se presentarán el 26 de septiembre Toto la Momposina. Además, entre la guerrillerada corre el rumor que hasta estas llanuras ubicadas a siete horas desde san Vicente del Caguán, llegarán a cantar Silvio Rodríguez y Rubén Blades.

Hacer esta reunión demanda una inversión millonaria que pocos conocen. En las filas de la guerrilla nadie dice cuánto vale y mucho menos quién la paga. Mientras tanto las sesiones continúan hasta mañana, cuando termina la décima y última conferencia de las FARC.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2189 fotos
60803 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

No pues.......

No pues llore de la emoción, todos estos asesinos se vendrán para las ciudades hacer lo que mejor hacen: Secuestrar, violar, extorsionar, asesinar y no se cuantas bestialidades mas, POR ESO MI VOTO ES NOOOOOOOOOOOO

Critico

En un pais tan polarizado y con tanta gente como mataron, secuestraron, violaron niñas, asaltaron fincas, acabaron con pueblos enteros, cualquier cosa puede pasar. Mi consejo es: si se vienen para la ciudad corren mucho peligro, por lo tanto deben estar extremadamente escoltados. Carros con doble blindaje. hay soldados presos y muertos por su culpa y mucho más. Y soy un simple ciudadano.