Venezolanos aprovecharon reapertura de la frontera para abastecerse

14 de agosto de 2016 12:12 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Cuando aún no llegaba la claridad del día y el reloj marcaba las 5 de mañana, se reabrió la frontera y se permitió el paso bilateral por el Puente Internacional Simón Bolívar, luego de 11 meses y 16 días de cierre decretado por el gobierno de Nicolás Maduro.

Ordenadamente un grupo de aproximadamente 50 venezolanos, - con destino a Venezuela - quienes llevaban en bolsas vivieres de la canasta familiar, fueron los encargados de inaugurar la reapertura. Habían llegado a Colombia el día anterior y madrugaron para volver a su país, tras haberse abastecido de alimentos escasos en su país. Con la expectativa de que se encontrarían al llegar al otro lado, cruzaron el puente.

Solo unos minutos después comenzaron a llegar hasta la mitad del puente miles de venezolanos con la intención de pasar a Colombia para conseguir alimentos o medicinas. Era evidente la satisfacción por la noticia de la reapertura. “Cuánto tiempo esperando esto. Ahora sí vamos a poder conseguir alimentos”, comentaban mientras hacían la fila para pasar a Colombia.

A pesar de la expectativa y el gran ambiente con que eran recibidos, los venezolanos se encontraron con un trámite que no esperaban. Al llegar a Colombia, funcionarios de Migración Colombia, además de solicitarles su identificación y preguntarles el motivo por el cuál viajaban, les entregaban un formato para diligenciarlo.

Aunque sí habían escuchado hablar de la Tarjeta Migratoria, ninguno venía preparado para realizar el trámite. Solo querían llegar rápido, hacer sus diligencias y seguir con su camino.

Sin embargo, las autoridades colombianas siguieron el protocolo ordenado y no obviaron el procedimiento. “Es mejor que lo haga ahora, esto le va servir para otros viajes”, era la respuesta que recibían los venezolanos que se quejaban por tener que llenar el formulario y solicitar el sello en Migración para ingresar a Colombia.

El trámite de la Tarjeta Migratoria solo fue obligatorio para aquellos venezolanos que no tenían pasaporte y que deseaban entrar a Colombia. Para los que si tenían pasaporte, este fue sellado, registrando allí su ingreso a Norte de Santander.

Frente a la salida y entrada de ciudadanos extranjeros por esta frontera, Migración Colombia informó que en los puestos de control del puente internacional Simón Bolívar (Villa del Rosario), Puente Unión (Puerto Santander), y puente Francisco de Paula Santander (Cúcuta), se tuvo un registro superior a los 50 mil transeúntes.

En Arauca se movilizaron cerca de 5 mil personas, de ellas un poco más de 3 mil entrando y 2 mil saliendo. Por la Guajira, se tuvo un registro de 1.400 personas entrando y un poco más de 100 saliendo; y en Puerto Carreño, en Vichada, Migración Colombia ha atendido a cerca de 417 personas ingresando al territorio nacional.

Según Christian Krüger, director general de Migración Colombia, el balance de la jornada ha sido positivo y lentamente, con el paso de las horas, la dinámica migratoria regresa a esta zona de frontera.

“Venimos trabajando de forma conjunta entre autoridades y hasta el momento el balance ha sido positivo. Las personas han colaborado para facilitar el proceso de la Tarjeta Migratoria de Tránsito Fronterizo a través de nuestra página web, demostrando así que todos estamos unidos trabajando en la construcción de una frontera ordenada”, afirmó Krüger Sarmiento.

Víctor Bautista, director para el Desarrollo y la Integración Fronteriza de la Cancillería, le recordó a los ciudadanos que “la apertura de frontera es permanente, así que no necesariamente deben ingresar este fin de semana”. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Bogotá

DE INTERÉS