Indicadores económicos
2017-04-27

Dólar (TRM)
$2.928,07
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.189,54
UVR, Ayer
$248,99
UVR, Hoy
$249,03
Petróleo
US$49,62

Estado del tiempo
2017-04-27

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 07:32

Marea max.: -8 cms.

Hora: 11:53

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-04-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Tibuyanos recobraron su movilidad al desbloquear vía Cúcuta - Tibú

Hasta altas horas de la noche del viernes gran parte de los tibuyanos encontraron en la radio, en portales informativos de internet y redes sociales, sus mejores amigos y compañeros, pues así se iban enterando cada minuto de cuál sería la suerte ayer de la vía Cúcuta – Tibú, que por fin fue desbloqueada por parte de los campesinos del Catatumbo.

Este corredor vial estuvo cerrado 54 días por parte de los campesinos, quienes hicieron de los 12 kilómetros de taponamiento, su zona de cambuche, estadía, alimentación y de enfrentamiento a piedra y explosivos con los policías del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

Con las últimas novedades muchos, como Anyuri Díaz Cruz, no dudaron en empezar a alistar maletas desde la madrugada para poder salir del pueblo que para ella, surtió como una cárcel para sus habitantes.

La joven, estudiante de un colegio de la localidad, señaló que ella y otros de sus compañeros que cursan el grado 11, tuvieron muchas dificultades ante la falta de clases, pues no se sienten preparados para presentar la prueba Saber, requisito definitivo para poder ingresar a la universidad o un centro tecnológico.

Acompañada de su madre, fue una de las ocupantes que se montó al primer vehículo de transporte público que salió de la Terminal de Tibú, que desde las 5:00 de la mañana empezó a preparar los carros para rodar, después de casi dos meses de freno y parálisis.

Así empezó el éxodo de habitantes quienes desde hace días mostraban urgencia de llegar a Cúcuta para cumplir con citas personales, médicas, de trabajo y estudio, como el caso de Anyuri Díaz Cruz.

Tras un gesto de confianza

El ingreso y la salida de cientos de carros y motos de Tibú se dio luego de que en las últimas horas voceros del paro campesino firmaran un acta de acuerdo social que consistía en que los manifestantes se retiraban de la carretera y la habilitaban para no seguir empeorando el desabastecimiento de Tibú.

El gesto de confianza se dio en medio de una reunión pública en el sector La Aduana, donde el viernes se sentaron a la mesa con garantes del proceso como el vicepresidente de la República, Angelino Garzón; el expresidente, Ernesto Samper; el presidente del Congreso, Juan Fernando Cristo y autoridades del orden local, departamental, religioso y de la ONU, entre otros.

Sus funciones serán las de hacer el seguimiento a los diálogos y negociaciones a las que se lleguen con el Gobierno Nacional, lo que sirvió de respiro para que los manifestantes empacaran sus maletas y regresaran progresivamente a sus veredas.

Cruzaron en medio de troncos y maleza

Carros particulares, buses, colectivos, camiones y demás empezaron a salir de Tibú, generando desde el sector La Uno, una leve congestión, pero que luego se fue anchando a medida que llegaban más y más carros.

Desde las 5:00 de la mañana ingresaron a Tibú los primeros carros cargados con todo tipo de legumbres, verduras, carne, huevos, jugos, gaseosas y gas domiciliario, entre otros productos.

En medio de ese panorama de afán por entrar o salir del municipio, los obstáculos ya no eran los campesinos, ni los retenes.

Los que no dejaron salir con agilidad a los conductores fueron la gran cantidad de troncos y árboles rebanados que hacían las veces de barricadas en la vía.

“Qué bueno que ya se levantó el bloqueo y que ya los campesinos se están regresando a sus veredas, pero el colmo que nadie se preocupó por levantar o correr esa cantidad de troncos y palos de la vía, esa es otra demora”, comentó Carlos Macías, uno de los conductores.

Las largas filas de vehículos se mezclaron con la cantidad de peripecias que tuvieron que hacer con el volante para no impactar con los troncos, todo en medio del traslado de una buena cantidad de niños pequeños que pendían de los brazos de sus madres, quienes entre maletas, ollas y demás, con dificultad alcanzaban a sostenerse en las motos.

Los 50 buses no alcanzaron para emigrar

La otra cara del levantamiento del paro se registró en el sector J10, a pocos minutos de La Aduana y La Cuatro, donde cerca de 20 buses empezaron a ser tanqueados para trasladar a los primeros 500 campesinos.

Allí también hubo demoras, pues muchos de ellos no sabían qué vehículo tomar para regresar a sus casas, porque varios tenían rutas hacia diferentes destinos como El Tarra, La Gabarra, San Calixto, Hacarí, Convención y Ocaña, entre otros.

Por momentos hubo confusión al ver que el tiempo corría y los buses nada que arrancaban, por lo que una de las voceras de la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat), Chavela Pabón, tuvo que ir a agilizar los recorridos.

La vocera explicó que hubo demoras en la llegada del combustible, pero que todo estaba dentro del curso normal del desbloqueo de la vía, y que antes del medio día contarían con 50 buses para los traslados.

Pero los campesinos señalaron que los vehículos no alcanzaron y que hubo desorganización al momento de embarcar, porque los primeros que salieron ayer del área habían llegado hace cuatro días a relevar a otros grupos. (Ver ‘El lunar de la jornada’).

“Y a nosotros, que llevamos 40 días acá, nos van a dejar de últimos, los buses no alcanzan y se los están dando es a los que no tienen tanto cansancio como nosotros”, expresó uno de los manifestantes.

El lunar de la jornada

Tras la terminación de la reunión de los garantes y de los voceros campesinos, que oficializó el fin del bloqueo, lo precedieron varios actos culturales que mostraron el jolgorio del campesinado.

La festividad, que contó con bailes, coplas, guarapo y cerveza, se prolongó hasta la madrugada, lo que dejó algunos borrachos.

Los efectos del ‘guayabo’ más la falta de buses, hizo que algunos de los campesinos, se trasladaran hasta el sector de La Aduana a detener otra vez el tráfico.

Esta vez, fue para verificar si por la zona transitaba algún camión grande para que los llevara hasta el sector de La Gabarra, hasta donde ya casi no había transporte.

Uno de los conductores que intentaba salir de Tibú, con sus hijos, en un camión, fue obligado a dar reversa para que embarcara a un grupo de manifestantes.

Tras varias conversaciones con los tragueados y otros líderes campesinos, logró convencerlos para que lo dejaran irse con los niños, pese a esto, el incidente no fue reportado por los miembros de la ONU que estaban haciendo el monitoreo del desbloqueo de la vía.

Solo se bañó tres veces

Encargado de uno de los retenes que hubo en Campo Dos, ‘el paisa’, como lo conocieron todos los manifestantes, confesó que durante el tiempo del bloqueo en la carretera, solo se bañó tres veces.

El campesino, procedente de la vereda El Suspiro de La Gabarra, admitió que no le quedó tiempo de echarse un duchazo diario, pues las labores de seguridad y control en Campo Dos, no se lo permitieron.

Entre risas, casi tímidas y penosas, este hombre, que también reconoció haber mostrado su bravura una vez en los enfrentamientos con la Policía, contó que varios de sus compañeros también le hicieron el quite al baño por una razón.

“Era más importante velar por la seguridad de un paro que nos representa en lo que somos y en las necesidades que tenemos, además quién se va a bañar con esa agua de tubo que sale por acá”, comentó.

El campesino aseguró que a otros que se bañaron más seguido tuvieron ronchas en la piel, según él, porque el agua tenía oxido.

“Hoy (ayer) volvemos a nuestras tierras a recuperar las labores diarias, pero con el orgullo de una victoria. Volvemos a sembrar yuca, maíz, papa y coca, porque esa es la verdad”.
 

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese