De la Calle, en busca de una candidatura difícil de ganar en el liberalismo

30 de junio de 2017 05:18 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Así como hace unos meses Humberto de la Calle estuvo atento al paso de los días y ver cómo se concretaban las decisiones en la mesa de negociación con las Farc, por esta época busca definir su suerte con miras a la Presidencia de la República, la cual espera alcanzarla de la mano que le brindaría el Partido Liberal, del cual quiere ser su candidato.

Negociar, negociar, negociar, es lo que se vislumbra debe hacer De la Calle, quien si bien al interior del liberalismo sería la carta con mayor opción, en el momento no lo es, porque no tiene la cercanía política con las bases que le identifican como del partido, pero en particular con la bancada de Senadores y Representantes.

Hace un mes en un ‘retiro espiritual’ de los congresistas se dieron dos pasos fundamentales en ese propósito. El primero se oficializó que él sí desea aspirar por la candidatura presidencial con el aval del liberalismo, y por eso urgió a que se definiera rápidamente el mecanismo de selección.

Lo segundo fue que el expresidente César Gaviria accedió a la petición de varios congresistas como el senador Álvaro Asthon, entre otros, que le pidieron que llegue nuevamente a la Dirección del partido, para que esté al frente de las elecciones de congreso en marzo, como también para liderar la coalición para que lleve al partido a la Presidencia de la República en junio.

“Uno puede llegar a cumplir una función que ya ha cumplido varias veces, la verdad estoy un poco cansado, pero puede ser que el partido y la necesidad de hacer una coalición amplia depronto haga que mi nombre pueda ser útil”, les dijo el exmandatario a la dirigencia de su partido.

Incluso, les manifestó que “hay una cosa por ahí que de pronto ha hecho un poco de ruido que es la candidatura de Humberto de la Calle. En estricto sentido, las personas que se puedan estar quejando, yo quiero ser franco, yo me puse por propósito que De La calle participara en la consulta, y eso implica que hay que mandar a los parlamentarios para que lo conozcan, hay que mandar a la gente de las regiones para que lo conozcan”.

Es claro que Gaviria por ahora tiene las banderas de la precandidatura de De la Calle, pero también sabe, gracias a su amplia experiencia, que si al interior del partido hay un candidato que pueda sumar más se inclinaría a buscar las mayorías para que le acompañen, e incluso no se descartaría que busque una coalición con Germán Vargas Lleras, para hacer algo similar como se hizo con Juan Manuel Santos para ganar la Presidencia.

En el seno del liberalismo la única precandidatura que ya arrancó en firme, desde el año pasado, es la de senador Juan Manuel Galán, mientras que suenan, pero sin ser nada concretas, las de Luis Fernando Velasco, Viviane Morales (senadores) y el exministro Juan Fernando Cristo.

Galán, precisamente, es quien podría ser la principal piedra en el zapato para el propósito de De la Calle. El senador e hijo del inmolado jefe Luis Carlos Galán, es de los líderes liberales quien mejor suma en las encuestas, tanto las internas como las externas. Eso, al parecer, ya lo ha empezado a manejar a su favor.

Por ejemplo, el senador Galán de entrada cazó pelea con el expresidente Gaviria, porque aseguró él está armando una alianza del pasado del partido compuesta con el expresidente Ernesto Samper y el senador Horacio Serpa, para que De la Calle sea el candidato presidencial.

El nuevo estilo de Galán le ha llevado a hacer declaraciones como la de este viernes, cuando se enfrentó con el exministro de Defensa Juan Carlos Pinzón, al asegurar que a diferencia del exembajador en Washington él sí sale a defender públicamente que durante los últimos ocho años ha acompañado el proceso de paz del presidente Santos.

En la actualidad, De la Calle ya comenzó a hacer el trabajo político en el que están los demás precandidatos presidenciales de todos los partidos. Tiene encuentros con la academia, los gremios, sostiene charlas con estudiantes y la comunidad, pero también de forma muy cerrada ya ha venido reuniéndose con varios sectores de la bancada.

Y como es claro, el exjefe negociador ha tenido los primeros acercamientos con el sector parlamentario del exdirector de Planeación Nacional Simón Gaviria Trujillo, hijo del expresidente, con representantes como Fabio Amín, de quien se da como el candidato más firme del gavirismo para el Senado de la República.

Podría estar cercano también el senador Luis Fernando Velasco, con quien los une mucho el tema de la paz, incluso el congresista ha hablado de la necesidad de que se consolide una alianza de los partidos que compartan dar el cumplimiento a los acuerdos de paz que se gestaron con las Farc.

Sin embargo, la puja grande De la Calle, la deberá dar con el exministro Juan Fernando Cristo, de quien se asegura tiene un amplio respaldo de la mayoría de senadores y parte de los representantes a la Cámara. Cristo tendría claro que su nombre no se consolidaría a la candidatura presidencial, pero sí estaría avizorando que a mediano plazo, luego de las elecciones de Congreso, él sea el Presidente del Partido Liberal, lo que le daría un amplio poder.

Un sector con el que no sería nada fácil que el exjefe negociador tenga cercanía es con la senadora Viviane Morales. Al interior del liberalismo crece cada día el rumor que ella está por lanzar su precandidatura presidencial, siendo ella al lado de Sofía Gaviria, el ala más crítica del Partido Liberal con el proceso de paz, en especial en el tema de la Justicia Especial de Paz.

Tras el empujón, Humberto de la Calle deberá lograr sumar muchos apoyos a su nombre entre julio y finales de septiembre cuando se realizará el congreso de esa colectividad. Allí se tiene como fin principal escoger el mecanismo de selección del candidato presidencial o incluso si hay acuerdo que de allí se emane el nombre del aspirante.

 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS