Indicadores económicos
2017-11-24

Dólar (TRM)
$2.976,39
Dólar, Venta
$2.833,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.535,05
UVR, Ayer
$252,10
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$58,85

Estado del tiempo
2017-11-25

marea

Marea min.: -10 cms.

Hora: 00:11

Marea max.: 16 cms.

Hora: 15:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-11-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
7 - 8
Motos
S/M

El caso Colmenares, el más mediático de Colombia, se acerca a su fin

Por: Johana Rodríguez

En dos meses se cerrará el primer capítulo del caso judicial que más ha ocupado espacios en los medios de comunicación: el que se sigue por la muerte del estudiante de la Universidad de Los Andes, Luis Andrés Colmenares.

El fallecimiento, lleva más de tres años sin que sea aclarado, pues no existe una condena o una absolución, ni tampoco se conocen cuáles fueron las reales circunstancias que llevaron a la muerte del universitario. Sin embargo, para la parte acusadora, la Fiscalía, no hay duda de que Luis Andrés Colmenares fue víctima de un homicidio.

Oriundo del municipio de Villanueva, en el departamento de La Guajira, decidió estudiar ingeniería industrial y economía en Los Andes, universidad ubicada en el centro de Bogotá. Nadie podía prever que luego de compartir una noche de fiesta con compañeros, el cuerpo de Luis Andrés iba a ser encontrado, el 1 de noviembre del 2010, en el caño del parque El Virrey, al norte de la ciudad.

Inicialmente las autoridades determinaron que se había tratado de un suicidio, sobre todo luego de escuchar los testimonios de Jessy Quintero, su amiga, y de Laura Moreno, su novia –aunque según los familiares de Colmenares la relación no era muy sería, porque ella había terminado su relación hace pocos días con Carlos Cárdenas- . Las pesquisas se cerraron, pero la duda de la familia Colmenares reactivó la investigación, en la que salió a la luz el citado Cárdenas.

sobre las causas que llevaron a la muerte.

LOS HECHOS

La historia inicia con la celebración de la noche de Halloween del 31 de octubre del 2010, cuando Luis Andrés salió con sus amigos a la Zona Rosa de Bogotá. Hecho muy común entre los universitarios de la ciudad.

Esa noche Laura Moreno lo recogió en su casa, ubicada en el barrio El Quiroga, al sur de la ciudad. Decidieron entrar a la discoteca Penthouse, ubicada en la Calle 84 con Carrera 13. Según los testimonios, hacía las tres de la madrugada del 1 de noviembre, Luis Andrés salió con Laura y Jessy para comer un perro caliente; de repente ocurrió lo inexplicable: supuestamente, y sin motivo aparente, él empezó a correr hacia el caño del Virrey donde cayó.

Por una llamada de emergencia, hacía las 4:00 de la madrugada, el Cuerpo de Bomberos de Bogotá se dirigió al lugar para buscarlo, pero no encontró nada en el sitio. 17 horas después y por insistencia de la madre del joven, Oneida Escobar, el cuerpo de Bomberos volvió al lugar y finalmente encontró el cuerpo del joven con señales de golpes.

LOS FALSOS TESTIGOS DEL CASO

Aunque desde del inicio del proceso contra Cárdenas la Fiscalía ha argumentado que se trata de un homicidio, muchas son las dudas que han rodeado el proceso, tanto que tuvo que ser anulado para volver a iniciar.

El primer fiscal fue el 11 de la Unidad de Vida, Antonio Luis González, quien presentó el escrito de acusación contra Cárdenas, el cual tenía como base los testimonios de quienes luego fueron conocidos como falsos testigos. Se trataba de Wilmer Ayola, Jonathan Martínez y Jesús Martínez Durán.

El escrito dice que Cárdenas sería el responsable de los delitos de homicidio agravado y soborno y narra cómo Colmenares fue golpeado con una botella, subido a un carro y luego regresado en otro vehículo, para ser dejado en el caño, además cuenta la hora de cuando ocurrieron los hechos (1:15 de la mañana), la cual es diferente a la teoría del caso que maneja ahora la Fiscalía (3:00 de la madrugada). Dicho documento llevó a prisión por unos días a Cárdenas.

González decidió renunciar al caso por presuntas amenazas y fue entonces cuando la fiscal delegada ante la Corte Suprema de Justicia, Marta Lucía Zamora, decidió asumir el proceso y solicitó la compulsa de copias para abrir otras investigaciones, por descubrir la presencia de los falsos testigos, hoy procesados por, presuntamente, mentirle al ente acusador.

“UN CRIMEN PASIONAL”

“Carlos Cárdenas estaba propiciando una pelea con Luis Andrés Colmenares por el hecho de que estaba saliendo con su novia de varios años (...) Se puede inferir que Cárdenas agredió a Colmenares, porque él estaba saliendo con Laura Moreno".

Es la versión de la nueva fiscal del caso, Marta Lucía Zamora, luego de hacer las investigaciones pertinentes, las cuales apuntarían a que el más beneficiado por la muerte de Luis Andrés sería Cárdenas, pues después de los hechos, Laura Moreno y él “reactivaron su relación”.

“Luego de la muerte, Cárdenas pudo iniciar el cortejo a Laura para iniciar de nuevo su relación amorosa”, dijo la fiscal Zamora durante la audiencia de alegatos finales en este proceso

La versión de la Fiscalía también señala la extraña preocupación de Cárdenas porque se adelantara la investigación, pues, según Zamora, cuando una persona presenta constante preocupación por un caso, deja las puertas abiertas para pensar que “sí tuvo que ver con los hechos”.

Refiriéndose a la cantidad de golpes que tenía Colmenares, la fiscal aseveró que él no pudo defenderse solo, menos por el estado de alicoramiento en el que se encontraba (la prueba de alcoholemia del cuerpo arrojó grado tres).

“No fue golpeado por una sola persona, algunos lo tuvieron mientras que otro lo golpeaba en la cara en repetidas ocasiones (...) todos hicieron un aporte esencial para llegar a la muerte del universitario”, dijo la fiscal.

CÁRDENAS SERÍA INOCENTE

Sin embargo, por duda probatoria, Cárdenas podría ser absuelto de los delitos que se le acusan. Los argumentos y las pruebas presentados por la Fiscalía no serían suficientes para comprobar su culpabilidad en el homicidio del universitario.

En este caso el punto de vista de la Procuraduría General apunta a que el proceso tuvo falencias que llevaron a iniciar una nueva indagación, la cual en últimas, no demostraría la responsabilidad de Cárdenas. “El análisis no satisface el estudio hecho por el Ministerio Público, en virtud del cual las dudas probatorias existentes no fueron solucionadas ni por científicos, ni por los testigos, lo único que puede generar es un sentido de absolución a Carlos Cárdenas”, dijo durante la última audiencia contra Cárdenas antes de la sentencia.

Además criticó que desde el primer momento se presentaron fallas en las pruebas, por lo cual “todo terminó generando dudas probatorias que en el presente asunto hacen muy difícil que se pueda hablar de conocimiento más allá de cualquier duda razonable sobre el delito”.

Ahora es el turno del juez 27 con función de conocimiento, quien el próximo 6 de junio deberá leer el fallo de sentencia, en el cual se conocerá si Cárdenas es culpable o no de los hechos. De ser encontrado culpable, tendría que pagar una condena de hasta 50 años de prisión.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

¿Justicia? ¿Cual?

¡Pueden decir y hacer lo que quieran, pero a ese man lo mataron a mansalva y sobreseguros, ya que estaba borracho, y la pros....tuta de la Jessy y de la Laura saben que fue lo que pasó, y no tendrán vida mas nunca, porque el papá de ese joven los quebrará a todos porque el los dijo en una entrevistas ".....a mi hijo lo mataron entre todos y cobardemente, y si no los condenan como debe ser o sea, si la justicia no actúa, entonces lo haré al estilo guajiro...." y tendrán que irse para el Polo Norte hasta la misma mamá del Carlos Cárdenas que de salida quiso (Comenzando por Medicina Legal) comprar la justicia y eso a la larga es lo que va a pasar, y que conste que yo nisiquiera se quienes son esos guajiros ni tengo lazo familiar con ellos!

Justicia para el pobre

Que tristeza que la justicia aqui en Colombia sea para el pobre y el que no tiene influencias. Admirable esa familia que no se ha dado por vencida. Sigan luchando por que se haga justicia por su hijo. Jóvenes, a pensar antes de actuar, mira por unos tragos cometieron acciones que van a repercutir para toda la vida. Dañaros una familia y la de ellos.

Si yo fuera juez

Si yo fuera juez las declararía completamente inocentes. La fiscalía no pudo probar que fue homicidio por que solo hay fracturas en su rostro, esto reafirma el hecho de que hubo un fuerte impacto en el rostro. Si hubiera sido una brutal golpiza habría fracturas o moretones por todo el cuerpo. Adicionalmente no hay testigos que den fe que hubo una golpiza pues los 3 que habían ya declararon haber mentido. En cambio si hay una testigo presencial de los hechos y se llama Laura Moreno, quien fue escuchada vía celular por varios de los amigos de Luis Andrés Colmenares justo cuando presenció el accidente. Los bomberos del primer turno no vieron el cuerpo dentro del túnel pues nunca entraron al mismo, solo alumbraron desde los costados. El cuerpo yacía en el desnivel de 50 cm de profundidad que se observa en el gráfico y totalmente cubierto por agua pues había llovido mucho esa noche según el IDEAM. Los bomberos del segundo turno si lo encuentran pues ya había bajado el nivel del agua y porque si entraron dentro del túnel. El joven estaba en estado de alicoramiento, por esta razón estaba ansioso y alterado, al punto de salir a sin rumbo fijo. Las livideces aparecen en la espalda porque el cuerpo fue ubicado por los miembros del CTI en esa posición luego de ser encontrado (domingo 31 oct-7PM) y solo hasta las 2:40PM del siguiente día (lunes 1 nov) fue hecha la necropsia, tiempo suficiente para que la sangre se transpusiera a la espalda. Concluyo que fue un lamentable accidente: caída de altura que produjo graves fracturas con pérdida de conciencia y ahogamiento mientras el cuerpo era arrastrado por la corriente hasta el desnivel del túnel. El único culpable fue el propio joven Colmenares que fue imprudente al excederse en el consumo de licor. Las absuelvo por certeza y ordeno que sean reparadas ejemplarmente tanto económicamente como en su honra y dignidad por haber sido gravemente privadas de la libertad injustamente durante 1 año y haber sido víctimas de linchamiento mediático por 4 años, vulnerándose con esto gravemente su derecho a la presunción de inocencia. Contra esta decisión procede recurso de apelación, el cual estoy seguro será confirmado por el Tribunal en segunda instancia.

Si yo fuera juez

Si yo fuera juez las declararía completamente inocentes. El joven sale de la fiesta en estado de alicoramiento, el frio y la humedad de la noche aumentan aun más su resaca y mientras se come un perro caliente sin previo aviso sale a correr sin rumbo fijo, con tan mala suerte que cae accidental y fuertemente de cara al fondo del obscuro Caño el Virrey, el cual tiene una profundidad aproximada de 2 metros. La fiscalía no pudo probar que fue homicidio por que solo hay fracturas en su rostro, esto reafirma el hecho evidente de que hubo un fuerte impacto de cara. Si hubiera sido una brutal golpiza habría fracturas o moretones por todo el cuerpo pero este no es el caso. Adicionalmente no hay testigos que den fe que hubo una golpiza pues los tres que habían ya declararon haberle mentido a la justicia. En cambio si hay una testigo presencial de los hechos (Laura Moreno), quien fue escuchada vía celular por varios de los amigos de Luis Andrés Colmenares justo en el instante cuando presenció el accidente (cerca de las 3:30 AM).

Los bomberos del primer turno (4:47 AM) no vieron el cuerpo dentro del túnel pues nunca entraron al mismo, solo alumbraron desde los costados por procedimientos de seguridad dado que el túnel de 80 metros de largo contenía abundante cantidad de agua. El cuerpo yacía en el desnivel de 50 cm de profundidad que hay dentro del túnel y totalmente cubierto por agua pues había llovido mucho esa noche según el IDEAM. Los bomberos del segundo turno (7:07 PM) lo encuentran rápidamente pues entraron dentro del túnel porque ya se podía caminar con seguridad (el nivel del agua dentro del túnel había bajado a 15cm).

Aunque el cuerpo fue encontrado boca abajo, las livideces (acumulación de sangre) aparecen en la espalda porque el cuerpo fue ubicado por los miembros del CTI en esa posición desde que levantaron el cuerpo (10:30 PM) el domingo 31 de octubre hasta cuando Medicina Legal inicio la necropsia el día siguiente a las 2:45 PM (lunes 1 de noviembre), tiempo suficiente para que la sangre se transpusiera a la espalda. La necropsia de Medicina Legal y la realizada por la Fiscalía por intermedio del Forense Máximo Duque son complementarias, ambas concluyen que la muerte fue violenta a determinar (homicidio, suicido o accidente) y que el joven murió ahogado pues había agua en sus pulmones. Mi conclusión es que claramente se trató de un lamentable accidente: caída de altura que produjo graves fracturas en el rostro, inmediata pérdida de conciencia y ahogamiento mientras el cuerpo era arrastrado por la corriente hasta el desnivel del túnel.

El único culpable de la muerte del joven Luis Andrés Colmenares fue el propio estudiante, pues fue muy imprudente al excederse en el consumo de licor (Vodka, Aguardiente y Cerveza) y por mezclarlo adicionalmente con bebida energizante. Absuelvo a las acusadas por certeza y ordeno que sean reparadas ejemplarmente tanto económicamente como en su honra, dignidad y buen nombre, pues fueron vulnerados gravemente su derechos (libertad y presunción de inocencia) al haber sido privadas de su libertad injustamente durante 1 año y haber sido víctimas de linchamiento mediático por 4 años. Contra esta decisión procederá recurso de apelación, el cual será confirmado por el Tribunal Superior de Bogotá en segunda instancia.