Indicadores económicos
2017-10-16

Dólar (TRM)
$2.932,05
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.462,75
UVR, Ayer
$251,96
UVR, Hoy
$251,97
Petróleo
US$51,45

Estado del tiempo
2017-10-16

marea

Marea min.: -6 cms.

Hora: 02:50

Marea max.: 18 cms.

Hora: 20:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 28 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-10-16

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El momento de las víctimas ya se vive en el proceso de paz

El mayor en retiro Carlos Ospina recorría presuroso las instalaciones de Expoeventos, el centro de ferias en la calurosa Barrancabermeja. No lo hacía para asesorar o implementar un sistema de seguridad para el lugar, lo hacía para ubicar a sus acompañantes a que estuvieran en las mesas que les correspondía en el marco del II Foro de Víctimas que se realiza por encargo del Gobierno y la guerrilla de las Farc que negocian la terminación del conflicto en La Habana, Cuba.

Ospina fue un oficial que vistió el uniforme y quien hoy en uso del buen retiro hace parte de la Asociación de Oficiales Retirados de las Fuerzas Militares, Acore, quienes por primera vez asistieron a un foro en donde se reúnen víctimas de todo tipo, así como pasó el jueves y viernes pasado en Barranca.

Allí con el mayor (e) Ospina deambularon durante los dos días de trabajo más de 400 víctimas de la violencia, entre ellos Deisy María Perea, una mujer morena, quien hace más de 15 años tuvo que salir de su natal Dorada, Caldas, luego de que el exparamilitar Ramón Isaza ordenara el asesinato de su hermano, la esposa de él y otros familiares más.

Hoy vive en otra zona roja de la violencia, Ocaña, Norte de Santander, pero es precisamente la tierra en donde ha superado su desplazamiento y se convirtió en una de las grandes líderes que buscan que el Estado atienda a los desplazados y que hoy buscan los beneficios de la Ley de Víctimas.

Tanto Ospina como Perea coinciden en que la firma de la paz no sólo debe llevar a que se firme la terminación del conflicto y el pago de una indemnización de sus seres queridos o de aquellos que murieron víctimas de los grupos violentos, dicen sin duda que acá se debe garantizar que haya verdad y reparación.

Y es eso precisamente lo que se ha visto en los dos primeros foros que se han organizado para la mesa de negociación: Villavicencio y Barrancabermeja, en donde ya cerca de mil víctimas han plasmado sus propuestas cómo se debe dar esa reparación y la terminación del conflicto.

Aunque los dos eventos han tenido críticas a los organizadores, la ONU y la Universidad Nacional, porque no han permitido la participación de más víctimas para que hagan sus recomendaciones, en temas como reconocimiento de víctimas, la responsabilidad, las satisfacción de los derechos de las víctimas, el esclarecimiento de la verdad y la reparación, entre otros.

Incluso uno de esos foro permitió que Johan Steven Martínez, el hijo del sargento Libio José Martínez, a quien lo mató las Farc, estuviera allí para contar su dolorosa experiencia y decir lo que espera de este proceso de paz en el cual confía.

UNIDOS Y NO DIVIDIDOS

Sin embargo, esta escena que se reúnen en un mismo foro las víctimas de la guerrilla, el paramilitarismo y la víctimas de agentes del Estado no es frecuente darse, por el contrario en ocasiones su coincidencia genera reproches. Aunque en Barranca esto se sintió en un comienzo, las víctimas se identificaron en un sólo propósito, el reclamar sus derechos, en donde todos ellos han sido víctimas.

Y fue precisamente ese el mensaje que les dejó uno de los organizadores del foro, el representante de Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiado para Colombia (Acnur), Stephane Jaquemet, quien dijo que si van solos y por varios caminos van alcanzar sus propósitos.

“Nadie, incluyendo a la Naciones Unidas puede hablar en nombre de las víctimas. Los podemos ayudar, los podemos apoyar, pero no podemos hablar por ustedes”, les dijo en su mensaje.

Incluso, sostuvo que “los perpetradores deben reconocer la responsabilidad que tienen en su sufrimiento y en los crímenes que han cometido” y les recordó que “la paz no puede existir si los perpetradores no están genuinamente comprometidos a detener las acciones que llevaron al conflicto y reconocer el mal que han hecho”.

“Su voz no será escuchada si como víctimas están divididos, pero también si la diversidad de las situaciones y sufrimiento no es reconocida. Todas las víctimas son iguales y deben ser tratadas como tal, independientemente de quien sea el perpetrador”, planteó el vocero de Acnur a las víctimas.

La próxima cita será este semana en Barranquilla, cuando entre jueves y viernes se reunirán para escuchar y recoger las propuestas de las víctimas de esa región del país, mientras que se esperará para la primera semana de agosto el gran foro que se realizará en Cali, al cual asistirán por lo menos 1.500 de sus voceros.

Y EN LA HABANA YA

Pero mientras que en Colombia ese es el panorama de cómo avanza el proceso de paz con respecto a la situación de las víctimas, las dos partes que negocian el proceso, gobierno y Farc, se volverán a sentar en la mensa de diálogo desde el martes.

Lo hacen después de un mes largo en el que las conversaciones frenaron para dar paso a la terminación del proceso electoral, como también para que se empezara a desarrollar este tema tras el acuerdo de las partes de iniciar su discusión.

Sin embargo, también está la expectativa por saber que han avanzado en el tema del punto de la justicia transicional, que es precisamente en el que se determinará qué tipo de penas llegarán a tener los guerrilleros de las Farc, en especial sus altos mandos.

El viernes de la semana pasada el presidente Juan Manuel Santos, antes de salir a Estados Unidos a un foro de comercio, se reunió con los negociadores del gobierno para dar un repaso a la agenda, pero también para reiterarles que este proceso debe avanzar, lo cual se volverá a decir en la mesa.

Trascendió que este reinicio las partes tomarán algunas de las sesiones para definir ese mecanismo de trabajo de la discusión de los dos temas, pero también para dar el espacio en tiempo para que lleguen, a mediados de agosto, las recomendaciones de las víctimas en los foros. 

*Argemiro Piñeros Moreno

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese