Indicadores económicos
2017-09-24

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-25

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 00:00

Marea max.: 19 cms.

Hora: 16:17

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 A 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.2 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-09-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

El narcotráfico, un negocio donde las FARC fueron protagonistas

El próximo 2 de octubre Colombia decidirá en las urnas si refrenda o no los acuerdos entre el Gobierno Nacional y las FARC, para así saber si se da inicio a la implementación de todos los puntos acordados.

Uno de los puntos trascendentales que fueron discutidos en Cuba, fue el de la solución al problema de las drogas ilícitas en el país, factor que ha afectado millones de colombianos y cuyo negocio financió a la guerrilla durante el conflicto.

Según el acuerdo, en el marco del fin del conflicto será posible dar un tratamiento diferenciado a las drogas ilícitas, promoviendo la sustitución voluntaria de los cultivos de uso ilícito, la trasformación de los territorios afectados e intensificar la lucha contra el narcotráfico.

Aunque la lucha contra el narcotráfico en el país podría ser más antigua, inició formalmente con dos hitos: primero el 7 de enero de 1982, el Ministerio de Defensa designa a la Policía como responsable de la estrategia antidrogas, y segundo tras la ofensiva de los carteles del narcotráfico, el presidente Belisario Betancur promulgó el Estatuto Nacional de Estupefacientes (Ley 30 de 1986), para combatir la fabricación, tráfico y porte de estupefacientes.

Ese tráfico y producción de estupefacientes era manejado en su mayoría por los grandes carteles del narcotráfico, quienes con el dinero de esa actividad ilícita apoyaban económicamente a las guerrillas, quienes en muchas ocasiones eran los encargados de custodiar los cultivos ilegales.

Las autoridades de Estados Unidos calculaban, en las décadas de los 80 y 90, que los dos principales carteles colombianos: de Medellín y Cali, controlaban el 70 % de la cocaína que llegaba a ese país.

Al inicio de la lucha contra este flagelo, las operaciones se centraron en el cartel de Medellín, donde la Fuerza Pública salió victoriosa al abatir a Pablo Escobar, el 2 de diciembre de 1993, en la capital antioqueña.

Con este objetivo cumplido, la Policía aumentó su pie de fuerza, pasando de 56.685 hombres a 87.350, y con Escobar muerto ahora se enfocaban en el Cartel de Cali, quienes terminan siendo derrotados en 1995, con la captura de los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, extraditados a los Estados Unidos.

Pero toda la droga que llegaba a las manos de los narcos era cultivada en las zonas controladas por las FARC, otras guerrillas y autodefensas, quienes tomaron el negocio del narcotráfico como la mejor alternativa para sustentarse económicamente.

Para el año 2000 la cifra de hectáreas sembradas con coca sobrepasaba las 162 mil.

Con las cifras disparadas con el apoyo del Gobierno de Estados Unidos se puso en marcha el Plan Colombia, para combatir la producción de narcóticos en el país y que después fueran traficados al norte del continente.

Con el plan en marcha y la estrategia antidrogas del Estado, en su mayor ofensiva, en junio de 2002 es capturado Eugenio Vargas Perdomo, alias ‘Carlos Bolas’, primer guerrillero de las FARC en ser extraditado a Estados Unidos por narcotráfico, con lo que se evidenciaba que esa guerrilla había tomado riendas sobre el negocio.

Dando continuidad a la estrategia antidrogas se intensificó la erradicación manual, que en su momento fue una estrategia efectiva, pues en 2001 arrancaron 95.000 hectáreas de coca, mientras que en el año 2015 fueron erradicadas poco menos de 15.000, en buena medida por los ataques contra los grupos de erradicadores, hostigamientos y minas sembradas por los subversivos para dificultar la tarea y defender sus plantaciones.

Es tal el auge de las FARC en el narcotráfico, que en el año 2006 el Gobierno estadounidense publicó el listado con los 50 jefes de las FARC solicitados en extradición.

De allí para adelante la lucha del Gobierno contra el narcotráfico fue frontal, siendo las FARC los principales objetivos, pues esa guerrilla tiene presencia en los cuatro puntos claves para el cultivo y tráfico de drogas: el Catatumbo, los llanos y el Guaviare, Urabá y Nariño, más específicamente en Tumaco.

Según la medición del Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (Simci) en el año 2011 las FARC mantenían el monopolio del narcotráfico en 108 municipios de 17 departamentos, a través de 78 estructuras de su organización. En ese año el registro de hectáreas de cultivos de coca era cercana a los 60.000, según el Observatorio de Drogas de Colombia.

En 2012 el país alcanzó su registro histórico más bajo de cultivos de coca, pasando de 162.510 hectáreas en 2000 a 47.790 en 2012, con lo que parecía que las autoridades ganaban la batalla contra el narcotráfico.

Sin embargo las cifras actuales demuestran que se está lejos de derrotar este fenómeno, pues en el país hay al menos 96.000 hectáreas sembradas con arbustos de coca, incremento equivalente al 39 % con respecto al 2014, cuando fueron detectadas 69.000 hectáreas, número que también había crecido, comparado con 2013, cuando se detectaron 48.189 hectáreas.

Es evidente que la lucha contra el narcotráfico no se detendrá, pero con el eventual triunfo del sí, el próximo 2 de octubre, los acuerdos entrarían en implementación, lo que significaría que las FARC, uno de los principales protagonistas del narcotráfico en el país, saliera del negocio y al estar comprometidos con el desminado, se facilitaría nuevamente la erradicación manual, que podría volver a alcanzar las cifras de erradicación históricas al inicio de esta práctica.

Aunque el centro del punto de lucha contra las drogas ilícitas se basa en la sustitución de cultivos ilícitos por cultivos legales, tanto así que el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, aseguró que "tenemos la convicción de que, sin el conflicto, podremos restituir la mayoría o todos los cultivos de manera voluntaria".

Una vez refrendados los acuerdos, el Gobierno Nacional creará y pondrá en marcha un nuevo Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS), que se dará con consentimiento de las comunidades, para que basados en cronogramas y compromisos reciban apoyo del Gobierno para la sustitución y no resiembra.

Si se da el caso que comunidades no colaboren en la sustitución de cultivos ilícitos o incumplan los compromisos adquiridos por diferentes razones, se acordó la erradicación por diferentes métodos.

Finalmente, ante la posible ocupación de terrenos de las FARC por parte del crimen organizado o el ELN, para efectuar sus actividades ilícitas, entre ellas el narcotráfico, el ministro de la Defensa, Luis Carlos Villegas, aseguró que las zonas en donde esta situación podría llegar a darse están plenamente identificadas y aseguró que la Fuerza Pública se ha anticipado a estos intentos.

"A pesar de los intentos del crimen organizado y del ELN por expandirse, puedo dar un parte de que eso no se ha dado y que no permitiremos que se de en el futuro", sostuvo.

A pesar que la refrendación del proceso de paz y la correcta implementación de cada uno de los puntos, sería un espaldarazo en la lucha contra las drogas. Para John Marulanda, consultor internacional en Seguridad y Defensa, ahora se debe fortalecer el ataque a las redes de mercadeo de narcotráfico, pues es un negocio transnacional y no se acabará con la salida de un grupo armado. 

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese