Indicadores económicos
2017-10-20

Dólar (TRM)
$2.921,92
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,41
Euro
$3.457,80
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,00
Petróleo
US$51,29

Estado del tiempo
2017-10-20

marea

Marea min.: -1 cms.

Hora: 20:31

Marea max.: 21 cms.

Hora: 11:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El plebiscito: ¿asunto más de partidos que de ciudadanía?

Como una medición de pulsos de cara a la próximas elecciones para Congreso y Presidencia. Así estarían viendo en los partidos políticos la campaña para el plebiscito, que pese a que la Corte Constitucional no ha publicado la sentencia, y por ende el Consejo Nacional Electoral no la ha reglamentado, ya arrancó en todo el país.

Por el momento son tres los bloques más visibles: dos que van por el Sí, y están liderados por el expresidente César Gaviria, a cargo de la estrategia de Gobierno, que agrupa a los partidos de la Unidad Nacional y los verdes; y la exsenadora Piedad Córdoba, como representante de movimientos de izquierda y un sector del Polo Democrático.

Este último equipo tiene otro brazo político, integrado por congresistas que están visitando las ciudades de manera conjunta, pese a que cada una de sus colectividades tienen sus propias estrategias para buscar votos.

De otro lado está el bloque del Centro Democrático, cuya campaña por el "No" es liderada por el propio expresidente Álvaro Uribe Vélez, con el apoyo de un triunvirato integrado por Óscar Iván Zuluaga, Carlos Holmes Trujillo e Iván Duque, los tres precandidatos presidenciales del partido.

En una orilla similar, pero en otro barco, está el expresidente Andrés Pastrana, cercano a la precandidata del PC Marta Lucía Ramírez, que si bien aclaró que no habla en nombre de su partido, le pidió a los conservadores rechazar el plebiscito, porque el “chantaje implícito en la disyuntiva de paz o guerra anunciada por el presidente Santos ha marcado el tono de su convocatoria a las urnas”.

El común denominador de estos comités es que son liderados por miembros de los partidos, con intereses electorales que van más allá del acuerdo final con las Farc. Para algunos expertos esto, de cierta manera, relega a la ciudadanía del debate, pues la clase política se apoderó de este.

¿Riesgo en la politización?

Francisco Barbosa, docente de Derecho Constitucional de la Universidad Externado de Colombia, afirmó que la campaña empezó con una connotación política y se parece a una elección para la Presidencia o el Congreso, y no una campaña ciudadana.

“Eso será muy complicado para el Gobierno, en la medida en que si se plantea de esa manera el desgaste se sentirá. Siente un tinte más político y menos ciudadano o de nación. Es una lástima porque la paz debe estar por encima de los intereses de los bandos políticos”, acotó Barbosa.

Para Alejandro Cortés, investigador del Centro de Análisis Político de la Universidad Eafit, la campaña es más de partidos que de ciudadanía. “Así no puedan hacer propiamente una campaña partidista, los políticos que se la han jugado por el Sí y el No aprovecharan para dejar clara su posición. Con excepción de políticos que son deliberadamente ambiguos, como Germán Vargas Lleras, la mayoría querrá sacar los réditos políticos de asumir una posición”.

Otros investigadores, por el contrario, creen que es natural que la discusión esté protagonizada por los actores políticos, que son en esencia los llamados a informar y movilizar a la ciudadanía para que elija una u otra opción.

Según Rainiero Jiménez, docente de Ciencia Política de la Universidad Nacional, la campaña por la refrendación del proceso de paz es la expresión de la vida política nacional, que con anticipación será el tema central de la campaña para ocupar la Casa de Nariño a partir de 2018.

“Se observa la puja partidista pero con apuesta electoral. Los debates permiten otear en el horizonte el escenario propio de la política, en la que el accionar de partidos defienden con argumentos los pro y los contra, quedando atrás la negación del contrario a través de la confrontación bélica”, explicó Jiménez.

Según Rodolfo Arango, investigador de la Universidad de los Andes, es inevitable que un tema tan político como el plebiscito se mezcle con las pretensiones electorales partidistas, donde también están jugados por el Sí figuras como Sergio Fajardo, Gustavo Petro y Jorge Robledo, todos con públicas intenciones de aspirar a la Presidencia en 2018.

Iniciativas ciudadanas

Existen otros grupos o movimientos ciudadanos que si bien algunos de sus integrantes participaron en algún momento en política u ocuparon cargos públicos, ahora no tienen pretensiones electorales y armaron equipos por el Sí y el No, en regiones, barrios, universidades, organizaciones, entro otros.

Un ejemplo es el Movimiento de Unidad Republicana, integrado por representantes de sectores políticos, empresariales y de opinión, además de militares en retiro, que convocaron a varios líderes nacionales a votar por el No.

En contraposición se constituyó el Movimiento Amplio por la Paz en Antioquia, que propugna por la reconciliación nacional y “que por encima del color político y de los intereses personales o partidistas, nos hemos constituido para decirle Sí a la paz”.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Hay que pensar en nuestro futuro y no en partidos

Otro engaño como la Catedral de Pablo Escobar. 5 años despues de su fuga nos contaron que la carcel había sido construida por el. Que nos irán a contar dentro de cinco años sobre las FARC? Vote NO.

no es el presidente, ni uribe

ellos en pocos años se iran del país y quienes quedamos aqui somos nosotros, el pueblo. no apoye algo sin saber o por que en RCN Y CARACOL escuchó decir cualquier bobada. le pregunto quien se befefici

continuación

quien se beneficia mas con la guerra? somo un país con una guerra interna desde hace muchos años y ahora que se puede frenar no lo apoyamos. hay que apoyar el proceso de paz. y hablar despues de leer

Si vs No

Si votar por si significa entregar territorios en donde la poblacion han estado a merced de los bandidos y olvidar todo el daño ambiental por las voladuras de oleoductos, entonces mejor voto No

Continuacion

Si implica que mis seguridad e impuesto esten en manos de los farc entonces mejor NO, si implica que de todas maneras va haber guerra porque no todos se desmobilizan entonces mejor NO

MARIA LUCIA, si te gusta la

MARIA LUCIA, si te gusta la guerra armate de valor coge un arma y vete a tirar plomo con la guerilla, para que veas lo que es sentir la muerte tras las orejas,

Ese es el único argumento

Decir que los que votamos por el NO es por que nos gusta la guerra es un argumento ya muy desgastado y cada vez menos creible. Por que quiero una paz verdadera, por que no quiero más FARC, voto NO.

InInventense otra cosa. El argumento de la guerra da votos al NO

No hay otro argumento diferente a decir que el que vota por el NO es por que quiere la guerra? La falta de argumentos del SI, me está haciendo pensar que es mejor votar NO.

no votar?

y dejar que otras personas decidan por usted en algo que nos afectará a todos. Pience en el país que le dejará a sus hijos. le aconsejo, LEAN. DONDE ESTÁ LA FRANJA AMARILLA. lealo, se lo recomiendo.