Indicadores económicos
2018-10-15

Dólar (TRM)
$3.088,78
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.720,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.574,95
UVR, Ayer
$259,74
UVR, Hoy
$259,75
Petróleo
US$80,84

Estado del tiempo
2018-10-15

marea

Marea min.: -10 cms.

Hora: 00:31

Marea max.: 22 cms.

Hora: 17:01

Dirección viento: Sur

Intensidad viento: 6 a 18 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2018-10-15

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

/ - /
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Embajador de El Salvador: “El presidente Santos se la jugó toda por la paz”

El embajador de El Salvador en Colombia, Francisco Galindo Vélez, afirmó que en su país y en el exterior se ve con mucho respeto y solidaridad la gesta que el presidente Juan Manuel Santos viene adelantando por llevar a feliz término el proceso de paz con la guerrilla  de las Farc.

“El presidente Santos se la jugó toda por la paz”, dijo el diplomático durante su visita al diario El Universal, en donde añadió que su país ha estado presente en el proceso colombiano, desde  la participación de El Salvador en la misión de monitoreo y verificación de las Naciones Unidas en Colombia y la  presencia del presidente salvadoreño,  Salvador Sánchez Cerén, durante la firma de la paz el año pasado, al igual que el viaje de ese mandatario a La Habana, cuando las Farc estaban dialogando con Santos.

También analizó el proceso colombiano, relatando cómo fue el de su país con la guerrilla, donde un elemento de suma importancia consistió en que la ciudadanía se apropió de la gesta de paz.

Cabe recordar que en El Salvador, el Gobierno Nacional realizó su proceso de paz con la guerrilla del “Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN)”,  que había sido creado en 1980 como un organismo de coordinación de las cinco organizaciones político-guerrilleras que participaron en la guerra civil entre 1980 y 1992, contra el gobierno militar de la época, las cuales se constituyeron en partido político legal a partir de la firma de los Acuerdos de Paz en 1992.

“En mi país –anotó- parecía imposible que se hiciera un proceso de paz, porque no había puntos de encuentro entre la guerrilla y el Gobierno y porque había escuadrones de la muerte que combatían ilegalmente a los rebeldes. Pero en cuanto comenzaron las gestiones de paz, los escuadrones se desmovilizaron.

Afortunadamente, las guerrillas estaban unidas en una sola, y eso hizo menos traumáticas las conversaciones”.

Galindo Vélez advirtió que los procesos de paz llevan a la incertidumbre, “como está pasando en Colombia actualmente, porque no se sabe qué es lo que debe venir después de que las Farc se transformen en partido político, pero la siguiente debe ser la etapa de construcción de la paz. En El Salvador sucedió lo mismo, porque la gente se preguntaba si ambos bandos, tanto el Gobierno como la guerrilla, iban a cumplir con sus compromisos, aunque también se sumaban quienes creían seriamente que ninguna de las partes cumpliría”.

Al respecto, indicó que hay elementos que ayudan mucho.

“En nuestro caso, un elemento importante fue la presencia de las Naciones Unidas, porque no nos teníamos confianza. El otro  fue la participación de la ciudadanía, que se apropió de la paz diciendo: 'esta paz es imperfecta, pero siempre es mejor que la guerra; y de nosotros depende si se puede ir perfeccionando'. Un tercer elemento consistió en que le perdimos el miedo a la democracia, que no era una tradición en la historia de nuestro país”.

Para perderle el miedo a la democracia, los salvadoreños  establecieron reglas para una reforma institucional. Una de esas reglas consistió en que quien sacara más votos en unas elecciones las ganaba, de manera que el Farabundo Martí, convertido en partido político, ganó algunas alcaldías y curules en el Congreso, en tanto que la ciudadanía se acostumbró a la idea de la antigua guerrilla ocupando puestos estatales. En las elecciones de 2009 el FMLN ganó la presidencia y repitió en las elecciones de 2014.

“Hace unas semanas en Medellín –contó Galindo--, en un foro de intercambio comercial, nos reunimos con empresarios que ya tienen inversiones en El Salvador, como Empresas Públicas de Medellín, Nutresa, Arturo Calle e ISA, y estamos en conversaciones con Argos. A todos les hablamos de la seguridad jurídica de nuestro país, porque la economía esta dolarizada; y de que queremos más inversión extranjera”.

Esto último, de acuerdo con el funcionario, ha sido posible porque el país cuenta con una izquierda  y una derecha democráticas, y porque ambos han respetado los resultados de las urnas, pero los gobiernos de izquierda han dejado actuar a los diplomáticos de carrera, quienes no pertenecen a ningún partido, lo cual debe tomarse como un ejemplo de la apertura.

“Otro ejemplo de esa apertura es que la propiedad privada es totalmente respetada, lo mismo que la libertad de expresión y no hay perseguidos ni presos políticos. Es decir, hemos logrado la paz política, pero la gran deuda que tenemos es la paz social. Por eso hay mucha violencia delincuencial”, reveló refiriéndose específicamente a las históricas pandillas llamadas “maras”, las cuales se han mezclado con otras formas de violencia, aunque también hay delincuencia común.

No obstante, afirmó que el Gobierno sabe que para reducir esa violencia se necesitan acuerdos de segunda generación, que se refieren a lo económico y a lo social, aunque también se sabe que cualquier acuerdo debe pasar por construir consensos, para que no se sigan produciendo más ciudadanos excluidos que cuestionen lo que se ha logrado en la vida política.

“Hemos adoptado nuevas medidas –explicó-- para tratar de controlar las maras, y en eso tenemos mucho apoyo de Estados Unidos y Colombia, porque ustedes tienen una experiencia muy importante con delincuencia, que se ha venido superando. Por eso tenemos muchos intercambios, asesorías y cooperación. Y en el año y medio que llevan estas nuevas medidas, la tasa de homicidios se ha disminuido en un 57%; y las extorsiones en 45%”.

Insistió en que los acuerdos de segunda generación deben tener todo el interés del Gobierno para que la juventud sienta que es parte de un proyecto nacional y que puede contribuir en algo al desarrollo del país. “Por eso hay que invertir mucho en educación y elevar el nivel de nuestros ciudadanos, para que puedan hacer parte de la nueva realidad mundial en que vivimos”.

En los comienzos de la construcción de la paz salvadoreña hubo problemas con excombatientes que se dedicaron a delinquir, porque no se convencieron del proceso, pero también porque el Gobierno no ideó más programas de recuperación de las personas que participaron en la guerra.

“Aunque también es cierto que muchos de esos excombatientes no quisieron entrar en el proceso de paz, porque no podían vivir sin la guerra. Se habían acostumbrado tanto a ella que les costaba trabajo asumir la vida civil, y en ese sentido debimos crear muchos más programas de apoyo psicológico para reinsertarlos”, acotó Galindo Vélez, y además reveló que en mucha regiones de El Salvador la presencia del Estado fue débil, y esa ausencia fue llenada rápidamente por otros actores que hicieron su ley a su manera.

“Creo que es esa una de las causas de la violencia que ahora vivimos. Si se hubiera establecido el control territorial, sería menor la delincuencia”, dijo.

En cuanto a justicia transicional (JT),  sostuvo que cuando se hizo la paz en El Salvador, no se hablaba de ella.

“Eso vino después. Sin embargo, en los acuerdos se ve que los negociadores pensaron en JT, sin llamarla de esa manera. Un año después se aprobó una ley de amnistía general, y ya no hubo más juicios ni investigaciones. Pero en 2016 la Sala de lo Constitucional declaró inconstitucional la Ley de Amnistía. Ahora nos encontramos en una situación de buscar hacer JT 25 años después”, dijo, y añadió que en Colombia eso se corrigió en el Acuerdo de Paz con las Farc a través de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) que operará enseguida.
  

 



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Primero que todo, El Salvador no es mas grande que el ...

...departamento del Atlantico. Segundo, El Salvador esta casi convertido en Venezuela y se puede sobrellevar por lo pequeño. Tercero, Colombia va para ser una Venezuela, por eso este mamert0 alaba a JM Santos, quien fue a Cuba a pedir instrucciones sobre como continuar entregándole Colombia a las Farc. Pero no creo que los colombianos vayan a aceptar eso.. Primero muerto que exiliado en EEUU.