Indicadores económicos
2017-10-18

Dólar (TRM)
$2.944,27
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,41
Euro
$3.462,16
UVR, Ayer
$251,97
UVR, Hoy
$252,00
Petróleo
US$51,88

Estado del tiempo
2017-10-18

marea

Marea min.: -2 cms.

Hora: 03:42

Marea max.: 21 cms.

Hora: 10:28

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Francisco, el papa del lenguaje universal

Una de las principales características de las visitas pastorales que ha hecho el papa Francisco es la riqueza de los mensajes que suele dejar en sus distintos discursos. Son mensajes sin tinte religioso y que a cualquier ser humano pueden interpelar.

Detrás de sus primeras palabras en Colombia, en la Nunciatura, “de no se dejen robar la alegría, no se dejen robar la esperanza”, dirigida a los niños y jóvenes que le dieron la bienvenida, vino un cúmulo de frases que seguramente serán recordadas por siempre, sobre todo esas que les dijo en tono paternal a los cientos de muchachos que se congregaron en la Plaza de Bolívar de Bogotá,  donde les habló desde el balcón del Palacio Cardenalicio.

No es un secreto que Francisco goza cada vez que se reúne con los jóvenes del mundo. Eso lo demostró en Río de Janeiro, durante la Jornada Mundial de las Juventudes; o en México, donde fue aclamado por miles de ellos o ahora en Colombia, donde la sonrisa no se le borró del rostro y donde tampoco ocultó la emoción que ello le produce. “Para mí siempre es motivo de alegría, de gozo encontrarme con los jóvenes. En este día les digo: por favor mantengan viva la alegría, es signo del corazón joven, del corazón que ha encontrado al Señor”, les dijo a los jóvenes colombianos al comienzo de su intervención.

A los enfermos

“Quiero pedirle a Dios que los bendiga, los acompañe a ustedes y a sus familias, a todas las personas que trabajan en esta casa y buscan que esas sonrisas sigan creciendo cada día. A todas las personas que no solo con medicamentos sino que con ‘’la cariñoterapia’’ ayudan a que este tiempo sea vivido con mayor alegría’’. 

Más a los jóvenes

“Dejen que el sufrimiento de sus hermanos colombianos los abofetee y los movilice. Ayúdennos a nosotros, los mayores, a no acostumbrarnos al dolor y al abandono”.

“¡Cuánto los necesita Colombia para ponerse en los zapatos de aquellos que muchas generaciones anteriores no han podido o no han sabido hacerlo, o no atinaron con el modo adecuado para lograr comprender!”.

“También vuestra juventud los hace capaces de algo muy difícil en la vida: perdonar”.

“¡Jóvenes, sueñen, muévanse, arriesguen, miren la vida con una sonrisa nueva, vayan adelante, no tengan miedo!”.

“Los jóvenes son la esperanza de Colombia y de la Iglesia; en su caminar y en sus pasos adivinamos los de Jesús, Mensajero de la Paz, aquél que nos trae noticias buenas”.

A las familias

‘’Hoy en día vemos, y vivimos por distintos frentes, cómo la familia está siendo debilitada, cómo está siendo cuestionada. Cómo se cree que es un modelo que ya pasó y que no tiene espacio en nuestras sociedades y que, bajo la pretensión de modernidad, propician cada vez más un modelo basado en el aislamiento....”

“Prefiero una familia que una y otra vez intenta volver a empezar, a una familia y sociedad narcisista y obsesionada por el lujo y el confort...” (México 2016) 

A los presos

"La misericordia divina nos recuerda que las cárceles son un síntoma de cómo estamos en sociedad, son un síntoma en muchos casos de silencios y omisiones que han provocado una cultura de descarte. Son un síntoma de una cultura que ha dejado de apostar por la vida; de una sociedad que ha ido abandonando a sus hijos”. 

A sacerdotes
Para algunos, el discurso del papa a los 130 obispos del colegio episcopal colombiano fue un regaño cariñoso.

“Dios nos precede, somos sarmientos y no somos la vid. Por tanto, no enmudezcan la voz de aquél que los ha llamado ni se ilusionen en que sea la suma de sus pobres virtudes -las de ustedes- o los halagos de los poderosos de turno quienes aseguran el resultado de la misión que les ha confiado Dios”

“Ustedes no son técnicos ni políticos, son pastores. Cristo es la palabra de reconciliación escrita en sus corazones y tienen la fuerza de poder pronunciarla no solamente en los púlpitos, en los documentos eclesiales o en los artículos de periódicos, sino más bien en el corazón de las personas, en el secreto sagrario de sus conciencias (…)”.

“De sus labios de legítimos pastores, tal cual ustedes son, Colombia tiene el derecho de ser interpelada por la verdad de Dios, que repite continuamente: «¿Dónde está tu hermano?» (Gn 4,9)”.

“No les traigo recetas ni intento dejarles una lista de tareas. Con todo quisiera rogarles que, al realizar en comunión su gravosa misión de pastores de Colombia, conserven la serenidad”.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese