Indicadores económicos
2018-10-16

Dólar (TRM)
$3.088,78
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.720,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.574,95
UVR, Ayer
$259,75
UVR, Hoy
$259,75
Petróleo
US$80,82

Estado del tiempo
2018-10-16

marea

Marea min.: -10 cms.

Hora: 01:02

Marea max.: 21 cms.

Hora: 17:42

Dirección viento: Sur

Intensidad viento: 14 a 18 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 0.9 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2018-10-16

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

9 - 0
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Francisco Uribe contó qué pasó el día que encontraron a Yuliana Samboní

En entrevista exclusiva a la Revista Semana, Francisco Uribe, hermano de Rafael Uribe, señalado del atroz crimen de la niña Yuliana Samboní, entregó su versión de los hechos ocurridos en el apartamento de su familiar en el norte de Bogotá.

El diálogo inicia con una aclaración del entrevistado afirmando que accedió a hablar con un medio de comunicación pese “al consejo de nuestros abogados” de no hacerlo pero “ante la dinámica que ha adquirido esta situación consideramos que lo mejor es poner la cara y contar la realidad de lo que pasó”.

El medio cuenta que el pasado 4 de diciembre el Gaula llamó al abogado Francisco para notificarle del secuestro de la menor, esto porque la camioneta involucrada estaba a nombre de Laura, la esposa de Francisco.

Sin embargo, aclara que las autoridades “en un comienzo hablaban de un conductor que tenía pelo largo y mi hermano tiene pelo corto. Llegué por el contrario a pensar que habían secuestrado a mi hermano y que estaban utilizando el carro que él tenía”.

“Cuando estaba yo en el CAI con el Gaula, Rafael le contestó el teléfono a Catalina, mi hermana, y le dijo que estaba con una amiga y que el carro estaba en el parqueadero. Ahí nos tranquilizamos un poco aunque no sabíamos qué estaba pasando”, acotó Francisco al medio de comunicación, reiterando que siempre estuvo en contacto con las autoridades durante todo ese día.

Francisco cuenta que fue con el Gaula al apartamento de Rafael para buscar el vehículo, pero no fue hallado. Antes de eso, relató que su esposa le pidió a Catalina que fuera al apartamento vacío que el arquitecto tenía en Equus 66, donde fue hallada muerta la niña.

“Mi esposa llegó a ese apartamento y el portero le dijo que Rafael no estaba y el carro tampoco. Sin embargo, lo llamó por citófono, lo cual le pareció raro porque un portero no tendría que buscar a alguien si sabe que el apartamento está vacío. Ante esa reacción, Laura le contó a mi hermana y ella a mi mamá con un poco de preocupación, y le pidió que fuera ella al apartamento de la 66. Al llegar mi mamá allá, el portero nuevamente dijo que no había nadie y que el carro no estaba ahí”, relató el abogado Francisco, quien actualmente es señalado por la Fiscalía junto a su hermana Catalina de alterar al escena del crimen, acusación que rechazó.

La versión entregada por Fernando Merchán Murillo, el vigilante que estaba de turno cuando ocurrieron los hechos y que se quitó la vida días después, no le cuadraba a los familiares de Rafael Noguera.

“Mi hermana salió del almuerzo y fue donde mis papás y les dijo que ella creía que ellos tenían una copia de las llaves del apartamento de la 66. Como la actitud del portero era tan rara, ella quería entrar a ese apartamento a ver qué pasaba. Con esas llaves se fue allá y tuvo lugar ese altercado que tanto se ha mencionado en que el portero se negó a dejarla entrar, incluso después de mostrar la cédula y amenazarlo con llamar a la Policía”, acotó Francisco Uribe.

Una vez se supera el altercado en la portería del edificio, Catalina sube al apartamento pero no puede ingresar porque las llaves no le funcionaron.

“(...) De ahí me llamó y me dijo que no oía nada, pero que salía del apartamento olor a cigarrillo. Ahí nos dimos cuenta de que Rafael estaba ahí. Pero la verdad es que él con frecuencia se emborrachaba y consumía drogas, y también se perdía, pero al final aparecía y la cosa no pasaba de eso”, expresó el familiar de Rafael.

Luego de que Catalina le reportó que no pudo entrar al predio, Francisco se fue para el sitio y al llegar le preguntó al portero por Rafael y “por primera vez él reconoció que mi hermano estaba en el apartamento y que le había pedido el favor de dejarlo parquear en el segundo sótano. Fui a buscar el carro y cuál no sería mi sorpresa cuando lo abrí y vi el zapato de una niña. Ahí se me paralizó el corazón y decidí subir y tratar de entrar al apartamento”.

Francisco decide subir hasta el apartamento pero como las llaves que tenían no le funcionaban, y Rafael no abría la puerta, él rompió uno de los ventanales y accedió al apartamento saltando un muro e ingresando por la terraza.

“Entrando al apartamento vi que en toda la zona social y en el cuarto principal, además de la botella de aguardiente y las colillas, había aceite regado sobre el piso. Entré y lo busqué en cada uno de los dos cuartos, los dos baños e incluso en los clósets y no vi a mi hermano por ninguna parte. Finalmente desde uno de los cuartos me di cuenta de que estaba en el balcón, detrás de una columna”, dijo Francisco Uribe.

Francisco le reconoció a la Revista Semana que su hermano en el pasado solía untarse de aceite “cuando tomaba mucho y consumía droga (...) Por esas conductas irracionales mis papás muchas veces lo llevaron a centros de rehabilitación, lo acompañaron a reuniones de alcohólicos anónimos, psiquiatras y psicólogos, pero él siempre evadía el tratamiento”.

Incluso, cuenta que una novia le terminó a su hermano por aplicarse aceite y dañar la ropa con este líquido.

“Eso no sería creíble hoy, si no fuera porque mi hermana guarda todos los e-mails y dentro de ellos había uno de una exnovia que le terminó a Rafael porque una noche se untó de aceite y le dañó toda la ropa. Ese e-mail se lo entregamos a la Fiscalía como parte de toda la colaboración que le hemos venido prestando para aclarar estos hechos”, acotó el familiar.

El abogado Uribe Noguera negó haber alterado la escena del crimen junto con su hermana: “nos han acusado en innumerables ocasiones de haber alterado la escena del crimen, de haber lavado el cadáver de la niña, de haberle echado aceite para borrar las huellas, y además de emborrachar y drogar a mi hermano. La verdad es que ni Catalina ni yo ni siquiera vimos el cadáver de la niña”.

La confesión de Rafael
Francisco explicó que una vez estaban adentro de la vivienda le llamó la atención que Rafael entró muchas veces al baño principal a descargar el inodoro y a abrir la llave del agua.

“Eso me pareció inusual, pero no tan raro pues una persona borracha y drogada puede tener cualquier tipo de reacción. Días después nos enteramos también por las autoridades de que las prendas de la niña aparecieron dentro del tanque de la cisterna”, expresó Francisco.

Por la gravedad de los hechos y ante el extraño comportamiento de Rafael, los hermanos Uribe Noguera pidieron asesoría de un abogado amigo para llevar a su familiar a la clínica. Salieron en un taxi y a bordo de este Rafael le confesó a Francisco que había matado a Yuliana.

“Me dijo que en el carro la niña había empezado a gritar, él le había tapado la boca y la niña se había ahogado, y que la había ocultado bajo el jacuzzi. Por lo que me enteré después, lo de la muerte en el carro no era verdad, pero en ese momento yo se lo creí. Inmediatamente volví a hablar con el Gaula y les dije que estaba en la Clínica Montserrat”, afirmó Francisco Noguera.

En la entrevista, Francisco finaliza afirmando su familia está de acuerdo con que Rafael pague por lo que hizo.

“Esta es una tragedia para nuestra familia, pero no ha pasado un minuto en que no dejemos de pensar que la tragedia es aún peor para la familia de Yuliana. Una vez que nosotros podamos aclarar los hechos y levantarnos ante este dolor, quisiéramos contactar a su familia y tratar de entrar en un proceso de sanación por lo que hizo mi hermano. Lo único que me gustaría que entendieran algún día es que nosotros estamos pasando por un dolor comparable”, puntualizó Francisco Uribe.



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

hasta la muerte del portero esta sospechosa

Ese hombre no hay que creerle nada de lo que dice se nota que quiere hacerse pasar por víctima cuando la verdadera víctima fue esa criatura inocente a la que el monstruo de su hermano asesino de la manera más brutal y despiadada. A toda esa familia la tienen que investigar por su participación en el in cubrimiento no solo de ese crimen sino también por el crimen del portero del edificio.

Quién sabe si ese mostró ya había hecho lo mismo en el pasado

Nadie puede asegurar que ese hombre ya no abría cometido la misma mostrosidad en el pasado y su familia le abría in cubierto. Tantos niños inocentes que desaparecen de Bogotá a diario y nunca más se sabe de su paradero. Fíjense que el sabía dónde podía ir a buscar sus victimas. Por qué no lo hiso en la zona donde vivía? Por sabía que esas familias con dinero no las podía callar con sus influencias

Cínico

Cínico y sinvergüenza encubridor. Cómplice de ocultar la verdad y entorpecer la investigación.

TRONCO PELICULA

Tronco película contó este desgraciado a las autoridades, un relato a su versión, cuando no se lo cree ni él mismo. Al pobre muerto despues que lo mataron también, ahora quieren echarle los patos. Justicia ,,cadena perpetua para el monstruo y 12 años a cada uno de sus hermano por encubridores y cómplices de ese vil y horroroso crimen.