Indicadores económicos
2017-10-19

Dólar (TRM)
$2.935,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.449,10
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,00
Petróleo
US$52,04

Estado del tiempo
2017-10-19

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 03:59

Marea max.: 21 cms.

Hora: 1:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La cita en la que el deseo de paz venció al miedo y el rencor

Eran las nueve de la mañana del sábado 16 de agosto cuando monseñor Luis Augusto Castro les pidió a los asistentes que se tomaran de la mano, escucharan su reflexión y guardaran un minuto de silencio.

Este gesto pasaría desapercibido sino fuera por el escenario en donde ocurrió y quienes lo protagonizaron: el marco de la mesa de diálogo entre Gobierno y Farc en donde se iba a escuchar a las primeras 12 víctimas del conflicto, lo que significa uno de los pasos más importantes que se está dando para la terminación del conflicto armado.

Y fue monseñor Castro quien se encargaría de moderar esta histórica cita entre víctimas y victimarios. Él con su estilo característico de hombre mesurado, dio la palabra, hacía pequeños comentarios y todos le escuchaban.

Nelly González, la mamá del teniente Alfonso González, a quien lo mató las Farc, contó unas horas después lo que fue ese momento de enfrentar a quien asesinó a su hijo, “llegamos con miedo, con angustia, con zozobra a encontrarnos frente a nuestros victimarios, pero vivos ese gran afecto por parte de ellos en escucharnos”.

Los victimarios fueron escuchando los testimonio con mucho respeto, y en algunos casos incluso hubo saludos personales y expresiones de sincero perdón según contaron las propias víctimas, como por ejemplo Constanza Turbay Cote, a quien la guerrilla le mató a toda su familia en Caquetá. Ella con mucho sentimiento también señaló que les perdonaba y todo porque es necesaria la paz en Colombia.

La mañana pasó muy rápidamente y apenás se escucharon a 6 de las víctimas. El receso sirvió para que algunas de las víctimas se reunieran por aparte con la guerrilla.

Otro de los testimonios que tocó a los asistentes fue el del suboficial en retiro del Ejército, Alfonso Mora León, quien contó como fue el caso de su hijo, quien fue secuestrado y asesinado en el sector de Mondoñedo en 1996. “No me sentí cohibido en ningún sentido... yo soy víctima de las mismas fuerzas armadas a las cuales yo presté y me asesinaron un hijo”.

La tarde llegó y se acabaron de escuchar a otro grupo de las víctimas y ellas sesionaron por aparte para redactar un comunicado conjunto, lo cual fue muy importante pese a que son víctimas de las distintas formas de la violencia.

Ya entrando la noche del sábado ellos, uno a uno, hablaron con los medios, le contaron su experiencia de estar frente a los victimarios, de lo que fue hablar de esos momentos de dolor, de cómo fue sacar de ellas el rencor y de odio porque están seguros que esta es la única oportunidad que le queda a Colombia para conseguir la paz. 

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese