Indicadores económicos
2017-04-27

Dólar (TRM)
$2.928,07
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.189,54
UVR, Ayer
$248,99
UVR, Hoy
$249,03
Petróleo
US$49,62

Estado del tiempo
2017-04-27

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 07:32

Marea max.: -8 cms.

Hora: 11:53

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-04-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La refrendación es ahora la discusión por el nuevo acuerdo de paz

La muerte de dos guerrilleros de las Farc en el sur de Bolívar, en circunstancias aún por establecer plenamente, la aparición de nuevos grupos armados ilegales en zonas de donde está saliendo esa guerrilla hacia las campamentarias, y la oleada de crímenes en las mismas regiones denunciada esta semana por la Oficina de la ONU en Colombia, amenazan no solo la fragilidad del cese el fuego bilateral e indefinido sino el futuro del propio proceso de paz.

De hecho, la situación es tan crítica que el propio Todd Howland, representante en Colombia del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, instó al Gobierno a implementar el nuevo acuerdo de paz, aún sin que se haya definido el mecanismo de refrendación.

Inclusive, el propio presidente Juan Manuel Santos ha insistido en varias ocasiones en que “el principal enemigo” del proceso de paz “es el tiempo”. De hecho, el Gobierno ha advertido que este segundo acuerdo alcanzado la semana pasada en La Habana “está cerrado” a nuevos ajustes, porque “no se puede prolongar indefinidamente”, al decir del jefe negociador, Humberto de la Calle Lombana.

Sin embargo, el cuello de botella no está tanto en la implementación de los acuerdos, que necesariamente tiene que pasar por el Congreso de la República, sino en su refrendación. Y aunque son varias las alternativas, prácticamente todas han sido descartadas, excepto dos. Veamos.

ALTERNATIVAS ENGORROSAS

Colprensa consultó a dos reconocidos constitucionalistas, el ex ministro del Interior Armando Estrada Villa y al catedrático Juan Manuel Charry, quienes consideran que la posibilidad de los cabildos abiertos en Concejos Municipales y Asambleas Departamentales, está descartada, porque “son muy engorrosas”.

Habría -dicen los observadores- que primero negociar con todas las fuerzas políticas la mecánica y logística de este mecanismo, su tiempo de duración, etc, y que sesionen de forma simultánea en los 1102 municipios del país. Al final habría que ver en cuáles se aprueba el nuevo acuerdo de paz  y aceptar la voluntad de la mayoría.

También está el plebiscito, que requiere volver a convocarlo vía legal, pero los dos expertos dicen que “el Gobierno no se expondrá a que suceda lo mismo que el 2 de octubre”, cuando el acuerdo fue rechazado en las urnas. Descartan también el referendo, que constitucionalmente es muy similar a la consulta popular y al plebiscito, pero “habría que poner el acuerdo en artículos constitucionales y legales para que la ciudadanía se pronuncie, y eso requiere otra negociación política”, dice el profesor Charry.

Además, estos mecanismos “vuelven a polarizar al país y el resultado es incierto como ya se demostró”, agrega Estrada Villa.

EL CAMINO ES EL CONGRESO

Así las cosas, para los expertos es claro que la alternativa más viable y rápida es refrendar el nuevo acuerdo con las FARC desde el Congreso de la República, aunque este procedimiento también tiene sus ‘peros’. En primer lugar, el exministro Estrada Villa recuerda que “la refrendación no es obligatoria, pero es la ratificación del presidente Santos de que quiere darle total legalidad política a lo negociado”.

En ese sentido, el ex Presidente de la Cámara de Representantes, Hernán Penagos Giraldo, explica que no existe una norma en Colombia que diga cuál es la manera de refrendar los acuerdos. “Esa refrendación se da porque el Presidente quiso consultar a los colombianos, pero el Presidente puede simplemente poner los proyectos de ley y de acto legislativo que sirvan para implementar los acuerdos y llevarlos al Congreso para su trámite. Esa presentación de proyectos cumple la doble función de la refrendación y de implementación. Todo eso se puede hacer con la presentación de un paquete de normas”, sostiene el legislador del Partido de La U.

El senador del Polo Democrático, Iván Cepeda Castro, también dice que la refrendación no es necesaria. “Solo se necesita la firma del Presidente y la protocolización  que se haga con las FARC. Aquí lo que está en juego es nada menos que garantizar es la paz”, dice.

Cepeda Castro, además, recuerda que la importancia del mecanismo refrendatario es que “hay que definir cuanto antes el ‘Día D’, para que comience la concentración de la guerrilla y su desmovilización definitiva”.

Por su parte, el senador del Partido Liberal Juan Manuel Galán Pachón, es partidario de que antes de definir cualquier mecanismo “una opción es elevar una consulta a la Sala de Consulta del Consejo de Estado, para que la refrendación no tenga peligros futuros de demandas más adelante”.

Además considera que la refrendación debe darse como una reforma constitucional, “para que el debate sea amplio y suficiente y que todas las fuerzas políticas puedan dejar por lo menos sus constancias planteadas”.

El problema en este punto es que al quedar sin vigencia el primer acuerdo, los expertos aún no están de acuerdo si la vía del ‘fast track’, que permite agilizar el proceso legislativo, está vigente o no. Y una reforma constitucional toma ocho vueltas en un año de sesiones ordinarias.

Por eso, otro senador Galán Pachón, Carlos Fernando, de Cambio Radical, precisa que “es necesario definir cuál es el procedimiento que se va a utilizar: Se habla de una proposición, de un proyecto de ley, de un acto legislativo. Pero en cualquier caso debemos tener cuidado para que el proceso tenga el mayor consenso posible”.

PACTO POLÍTICO DE CONSENSO

La propuesta que, por ahora, más acogida tiene es la firma de un gran acuerdo político nacional entre todos los partidos con representación parlamentaria. Pero esa posibilidad no es ajena a la controversia.

“Hay temas que el Centro Democrático no está dispuesto a aceptar tal como se renegociaron, como la elegibilidad política y la restricción a la libertad. Me parece que este último el Gobierno no le ha advertido a la guerrilla que en el futuro podrían ser investigados por la Corte Penal Internacional si el castigo que les imponga el Estado es demasiado benigno. Las Farc han sido muy soberbias en ese tema y se niegan a reconocerlo”, señala el ex ministro del Interior.

Por lo mismo, el senador Alfredo Rangel Suárez, del Centro Democrático, considera que más importante que el mecanismo de refrendación es el contenido del acuerdo. “Le hemos pedido al Gobierno que no dé por concluidos los acuerdos sino que abra la posibilidad a escuchar al ‘No’ para hacer nuevos ajustes”.

Con ese propósito, este lunes habrá una nueva reunión de sus voceros con el Gobierno Nacional en la Casa de Nariño. “Si esa opción -de nuevos ajustes- no es posible, pues no tendría sentido discutir el mecanismo de refrendación”, agrega Rangel Suárez.

Por ello, el senador Cepeda Castro afirma que “desde ya se puede observar que el Centro Democrático le dará un nuevo portazo a cualquier acuerdo de paz”.

Lo mismo cree el senador Antonio Navarro Wolff, de la Alianza Verde, quien no ve tan fácil lograr ese gran acuerdo político nacional. “Si no hay consenso tenemos que mirar qué hacemos, pero lo que no se puede es prolongar indefinidamente estos acuerdos, es claro que las FARC se quieren desmovilizar y hacer política desde la legalidad”, sostiene.

Incluso, advierte que lo que más le preocupa es que de no darse ese gran acuerdo político, así los partidos de la Unidad Nacional sean mayoría en el Legislativo, “sería la primera vez en la historia de Colombia que un acuerdo de paz no tendría amplio consenso como lo tuvieron los acuerdos del silgo XIX, la Guerra de los Mil Días, los del final de la violencia liberal conservadora, el acuerdo con el M-19, etc”.

UNA CONSTITUYENTE

El profesor Charry tampoco ve viable la refrendación del nuevo acuerdo de paz vía Congreso de la República, porque “no habría una interpretación de la sociedad que votó por el ‘No’, debido a que las mayorías las tiene la Unidad Nacional que respalda al Gobierno. Sería un solo pupitrazo”, afirma.

Por ello, el catedrático se muestra más partidario de una Asamblea Constituyente que se elegiría mediante voto popular, para que estén representados todos los sectores del ‘Sí’ y del ‘No’.

“Es cierto que ese mecanismo tomaría más tiempo, pero la refrendación tiene que buscar que haya el mayor consenso posible para legitimar todo el acuerdo”, reitera Charry.

Por ahora, se espera la reunión del lunes entre el Gobierno y los voceros del ‘No’ y el ‘conclave que realizarán el miércoles venidero los partidos de la Unidad Nacional para definir el camino a seguir. Lo cierto es que para final de la semana entrante ya se sabrá la suerte del nuevo acuerdo de paz con las Farc.

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

PROFESOR SE LE DICE HOY A CUALQUIERA

Este "profe" dice que la sociedad voto por el NO. Mentiras, votaron por el no un 18% que corresponde a los que refundaron la patria, es decir, los puros paracos. La sociedad el 63% le dijo al regimen que le importa un reverendo C... lo que hagan con su empana viceral, porque para ellos todo seguira de mal a peor, como efectivamente va a pasar con las periodicas reformas tributarias o atraco legal.

Guepa jeeeeeeeeeeeeee......

¡A nadie le importa un cu_lo lo que digas tu tarado de mi_er_da, ja, ja, ja,......!

fragilidad de la paz

AHORA VIENEN A CAER EN CUENTA QUE A ESTOS CRIMINALES Y BANDIDOS DE LAS FARC NO LES IMPORTA UN BLEDO UN PAPELITO FIRMADO POR SEA QUIEN SEA.. ESTOS [-- Censurado --] ESTAN ACOSTUMBRADOS A MATAR Y EXTORSIONAR COMO SEA.. ESO ES LO QUE SABEN Y LA FRAGILIDAD ES QUE NO VAN A CAMBIAR POR NADA DEL MUNDO.. ESOS HAY QUE REUNIRLOS EN EL MONTE Y DARLES BOMBAS CORRIDAS HASTA ACABARLOS NO QUEDA MAS REMEDIO

Plebiscito o no hay paz. A nosotros no nos van a pasar por la..

ruana. El pueblo voto y se debe respetar el voto. Si el nuevo acuerdo satisface sus exigencias, cual es el miedo???? Pongalo a consideración nuestra. Sin plebiscito no habra paz de Santo y Farc. La farc debe ser de los colombianos.