Luis Carlos Villegas, el eslabón entre militares y empresarios

20 de mayo de 2015 03:01 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Aunque para muchos sectores la llegada de un reconocido empresario al ministerio de Defensa, se aleja de las prioridades de esta cartera, para otros el papel de Luis Carlos Villegas podría fraguar el respaldo de incrédulos del proceso de paz en el empresariado y las Fuerzas Militares.

Precisamente uno de sus retos será seguir impulsando la pedagogía de paz que Juan Carlos Pinzón lideró junto al presidente Juan Manuel Santos y los generales Jorge Enrique Mora y Óscar Naranjo, para buscar mayor unidad en las tropas en torno a la negociación.

Para Alejo Vargas, director del Centro de Pensamiento de la Universidad Nacional, si bien el risaraldense llega de un cargo diplomático, ya contaba con experiencia en asuntos políticos y de conflicto, pues antes de asumir como embajador en Estados Unidos, fue negociador plenipotenciario y quien lideró en parte toda la discusión del punto del agro.

Por esta razón Vargas considera que el nuevo ministro será el adecuado para el tránsito hacia el postconflicto, pues además de venir del corazón del empresariado, cuenta con el respeto de las Fuerzas Militares.

“Si se le compara con el discurso de Pinzón, nadie puede pretender que Villegas vaya a tener un discurso blando frente a su tropa, porque debe alentarlos, no puede haber un mensaje inequívoco a sus hombres, no pueden ver a su comandante en una posición blanda”, explicó el catedrático.

En ese sentido argumentó que los impactos que tiene el cambio sobre la negociación con las Farc serán positivos, pues da un nuevo aire a los militares y afianzará el papel que deberán cumplir en el postconflicto.

Por el contrario Iván Garzón Vallejo, director de la facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de la Sabana, señala que Santos se la jugó una vez más por alejar las voces críticas del proceso, “dando un guiño a las Farc y a la vez mostrándole a la opinión pública que las concesiones que está haciendo en La Habana no son tan desmedidas”.

Además, considera que el respeto que tiene por parte de los uniformados no representa necesariamente credibilidad, puesto que contrario a Pinzón, desconoce “la vida en los cuarteles” y el estamento militar, convirtiéndose más en una ficha política que podría generar más divisiones en la institución.

Sin embargo Ariel Ávila, politólogo y coordinador del Observatorio Fundación Paz y Reconciliación, explica que es ese factor político el que necesitaba el gobierno para ese relevo, pues entenderá los avances del proceso sin dejar de representar a los altos mandos.

“El papel de Villegas no será menor, el problema actual es que ni los militares, ni los empresarios están con el proceso de paz y cuando esos dos bandos no están de acuerdo, los procesos de paz fracasan, entonces yo creo que esa llegada es acercar a esos sectores al proceso de paz”, defendió el analista.

En el corto plazo el reto que afronta el ministro será frenar las filtraciones que supuestamente han salido desde las tropas hacia los opositores del proceso y que han puesto a tambalear algunos puntos y operaciones dentro de la negociación.

Camilo González Posso, director del Instituto de estudios sobre paz y desarrollo (Indepaz) concluye que no cree que el enroque de Pinzón y Villegas afecte negativamente el diálogo sino que por el contrario “ayudará a una comunicación más informada sobre los temas de la mesa de negociación”.

Así las cosas, las expectativas por el rol de Villegas serán mayores, pues además de unas Fuerzas Militares fortalecidas, su antecesor dejó un mensaje claro de que la paz "debe ser para la reconciliación nacional y no para que los que han ejercido la violencia alcancen el poder".

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS