Indicadores económicos
2018-11-16

Dólar (TRM)
$3.198,20
Dólar, Venta
$2.978,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,39
Euro
$3.615,66
UVR, Ayer
$260,19
UVR, Hoy
$260,20
Petróleo
US$66,57

Estado del tiempo
2018-11-16

marea

Marea min.: -9 cms.

Hora: 00:56

Marea max.: 14 cms.

Hora: 17:44

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.3 a 0.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-11-16

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

"No se puede servir a Dios y al dinero": Papa Francisco

El Papa Francisco tuvo un encuentro en la Plaza de La Macarena con sacerdotes, religiosos, seminaristas y más de 12.000 personas en su último evento en Medellín y a quienes les pidió compromiso por la vocación y ser promesa de un nuevo inicio para Colombia.

El Sumo Pontífice señaló que así como Jesús se reunió en la primera noche eucarística y como luego lo siguieron haciendo los apóstoles, María y algunas mujeres “hoy nos hemos reunido nosotros a escucharlo”.

“Cada uno de los que estamos reunidos aquí, podríamos narrar la propia historia vocacional y todos coincidiríamos en la experiencia de Jesús que sale a nuestro encuentro, que nos prima y que de ese modo nos ha captado el corazón”, indicó el Santo Padre a los religiosos.

El Papa también se refirió a los jóvenes diciéndoles que muchos de ellos han descubierto a Jesús vivo en comunidades que tienen un fervor apostólico que contagia, entusiasma y suscita atracción.

“Donde hay vida, fervor, ganas de llevar a Cristo a los demás surgen vocaciones genuinas y es la vida fraterna y fervorosa de la comunidad la que despierta el deseo de consagrarse a Dios y a la evangelización”, les indicó el Santo Padre.

El Sumo Pontífice también señaló que los jóvenes son inquietos por naturaleza, y que actualmente presenciamos una crisis de compromiso, pero son muchos los que se solidarizan ante los males del mundo y se embarcan en diversas formas de militancia y voluntariado y “se convierten en ‘callejeros de la fe’, felices de llevar a Jesucristo a cada rincón de la tierra”.

Igualmente señaló que las vocaciones de especial consagración mueren cuando está impulsadas por la búsqueda de una tranquilidad personal y de promoción social, apegándose a intereses materiales, que llega incluso a la torpeza de tener un afán de lucro.

“Como he dicho ya en otras ocasiones, el diablo entra por el bolsillo, todos nosotros tenemos que estar atentos porque la corrupción en los hombres y mujeres que están en la Iglesia se enraíza en el corazón y acaba desalojando a Dios de la propia vida, y ‘no se puede servir a Dios y al dinero’”, señaló el Santo Padre, aclarando que la comunidad religiosa no puede aprovecharse de su condición para obtener beneficios materiales.

Francisco resaltó que el veneno de la mentira, la manipulación y el abuso al pueblo de Dios, especialmente a los frágiles entre los que están los niños y ancianos “no pueden tener cabida en nuestra comunidad, son ramas que decidieron secarse y que Dios nos manda a cortar”.

El Papa recordó que la Madre Laura Montoya, el beato mariano Jesús Euse Hoyos, y otros sacerdotes y religiosas de Colombia han sabido entregarse al evangelio, así como ciudadanos anónimos que siguieron fielmente la llamada de Dios y que es posible que esto de mucho fruto.

“Tenemos en Colombia ejemplos de que esto es posible, pensemos en la santa Laura Montoya, una religiosa admirable cuyas reliquias tenemos con nosotros y que desde esta ciudad se prodigó en una gran obra misionera a favor de los indígenas de todo el país”, indicó el Santo Padre.

Asimismo, el Sumo Pontífice señaló que permanecer en Jesús no puede ser una actitud meramente pasiva o un abandono sin consecuencias en la vida cotidiana e implica vivir en alegría.

“Si permanecemos en él, su alegría estará con nosotros y no seremos discípulos tristes y apóstoles amargados y les aclaró que la comunidad religiosa debe reflejar y portar la alegría verdadera.

"Dios no nos quiere sumidos en la tristeza y en el cansancio que viene de las actividades mal vividas, sin una espiritualidad que haga feliz a nuestra vida y aún nuestras fatigas”, añadió el Santo Padre.

Finalmente, el Papa Francisco señaló que el Señor ha puesto sus ojos sobre Colombia y le toca a la comunidad religiosa ofrecer todo su servicio y ser promesa para el país que “deja atrás diluvios de desencuentro, violencia y que quiere dar muchos frutos de justicia y paz, de encuentro y solidaridad”.

“Que Dios bendiga la vida consagrada en Colombia. Y no se olviden de rezar por mí”, finalizó en su discurso el Sumo Pontífice.



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Que le diga eso a los curas en colombia

Los primeros que deben de hacer caso son los curas colombianos, terratenientes y empresarios exentos de impuestos disfrazados de entidades sin animo de lucro. Poca ayuda y mucho sustraen de la sociedad. Universidades y demas negocios son fachada extractiva.