Nuevas reglas enfrentan a EPS con la red hospitalaria

08 de febrero de 2015 03:30 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La norma expedida el pasado 23 de diciembre con la que el Ministerio de Salud actualiza y unifica las condiciones financieras y de solvencia de las EPS avivó el pulso que sostienen los hospitales y las aseguradoras.

Según la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (Achc), con el decreto se está promoviendo una regulación desequilibrada, con la que se está afectando seriamente a las entidades hospitalarias, a los usuarios y al sistema de salud, desconociendo la crisis que persiste por el reiterado incumplimiento de las EPS.

“Bajo la errónea concepción de que EPS es igual a aseguramiento, se tomó la decisión de mantener intacta esta figura y en vista de que un gran número de ellas no cumplen actualmente con los mínimos requeridos para su operación, se concedió un plazo extremo de siete años para que cumplan con esos mínimos financieros”, precisó en un comunicado la Achc.

Desde la presidencia de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi), Jaime Arias Ramírez, contestó que “me da la impresión de que la Achc quisiera que se acaben las EPS”.

A juicio del dirigente, con la nueva norma lo que se está haciendo es una ajuste en las exigencias para tener mejores EPS. “Lo que se está haciendo ahora no es darle un premio a las EPS, porque tendrán que aportar un capital propio de un poco más de cinco billones de pesos durante los próximos siete años”.

Arias aseguró que desde el año 2005 se desató una crisis en las EPS, cuando aumentaron los recobros por los procedimientos y tratamientos por fuera del Plan Obligatorio de Salud. “Las EPS siguen dando pérdidas y solo en 2014 la cifra es de unos 400 mil millones de pesos, solo en el Régimen Contributivo, y desde 2005 el saldo es de unos 2,5 billones de pesos”.

Para Andrés Aguirre, director del hospital Pablo Tobón Uribe, lo más grave es que el Gobierno le sigue dando la espalda a la crisis y quiere hacer ver que todo está solucionado.

“El Gobierno está aporreando a los hospitales con una normativa que favorece a quienes no han hecho bien la tarea, y el problema no es la gestión de cobro de los hospitales, sino la gestión de pago de quienes deben pagar”, dijo.

Y si las nuevas reglas de juego no logran acercar a las partes, mucho menos lo hace el monto de la cartera. Mientras la Achc sostiene que la cartera hospitalaria vencida llega a los 5,5 billones de pesos, desde Acemi se asegura que el valor es menor.

“Hay dos cuentas distintas: las de los hospitales y las de las EPS y por eso la Superintendencia de Salud ha dicho que se deben unificar las contabilidades y eso habrá que hacerlo para que se crucen las cuentas y se defina cómo se pagará”, planteó Arias.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS