Indicadores económicos
2018-11-13

Dólar (TRM)
$3.176,89
Dólar, Venta
$2.910,00
Dólar, Compra
$2.780,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.604,49
UVR, Ayer
$260,12
UVR, Hoy
$260,12
Petróleo
US$70,12

Estado del tiempo
2018-11-13

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:59

Marea max.: 19 cms.

Hora: 15:44

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 27 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2018-11-13

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

9 - 0
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Pasajeros de embarcación que se hundió en Guatapé no tenían chalecos salvavidas

El puente festivo del Sagrado Corazón, ayer, en el embalse de El Peñol-Guatapé y sus alrededores era especial por la alta afluencia de turistas, debido al periodo de vacaciones escolares y una tarde excelente que invitaba a disfrutar del espejo de agua, que se extiende por siete kilómetros de largo y, en algunas partes, hasta cinco de ancho y 60 metros de profundidad.

Por ello, a las 2:30 de la tarde, con cupo de 154 personas, por el número de tiquetes vendidos para ese viaje, zarpó del muelle central de la represa la embarcación turística El Almirante, una de las más grandes que navega esas aguas, para hacer un recorrido que tarda cerca de 50 minutos.

“Compramos los tiquetes y nos fuimos acomodando en cada uno de los cuatro pisos del barco. A ninguno le entregaron salvavidas, pero vi algunos en el segundo piso”, comentó María Álvarez, sobreviviente de la tragedia.

Se fue a pique
Nora Raquel Pérez, quien visitaba Guatapé, en un paseo de 20 personas, todas integrantes de tres familias del barrio El Paraíso, del municipio de Bello, manifestó que el barco dejó el muelle de manera normal y navegó casi un kilómetro y de un momento a otro comenzó a fallar.

Ella estaba junto a un primo, en el segundo piso, cuando vio que la embarcación se ladeaba a uno y otro lado y empezó a hundirse. “El capitán nos dijo que nos moviéramos hacia la derecha del salón, luego gritó que corriéramos hacia el otro lado y, por último, hacia adelante. Pero se estaba inundando por todos lados”, comentó.

Nora Raquel narró que el capitán fue el primero en lanzarse del barco a las aguas de la represa y les pidió que hicieran lo mismo.

“Mi primo rompió uno de los vidrios panorámicos del barco y ambos nos lanzamos al agua. Yo no sabía nadar. No sé cómo floté. Es un milagro que quedé con vida”, dijo la mujer, en medio de la angustia por la desaparición de varias de las personas que la acompañaban y de las que no tenía noticia.

Mientras recibía atención médica en un albergue montado por la alcaldía de Guatapé en el recinto Casa Paz y Vida, Beatriz Gutiérrez rogaba a Dios por la pronta aparición de su esposo, John Jairo Palacio, y de una de sus sobrinas, Érica Quinchía, con quienes viajaban en El Almirante y perdió de vista en medio del naufragio.

Beatriz contó que se salvó porque logró llegar a la orilla, pero su esposo ni su sobrina sabían nadar.

Confusión
Éder Tobón, otro sobreviviente, dijo que al barco se le fue la luz antes de sonar la alarma. “Comenzamos a escuchar un sonido muy fuerte al lado de la tienda y el baño de los hombres. Una de las muchachas que estaba atendiendo en la tienda se asomó y empezó a gritar y el agua comenzó a entrarse. La confusión fue impresionante, porque la gente entró en pánico y no dejaba que subiéramos a los niveles de arriba y a mí me tocó coger dos niños y esperar que el barco se hundiera”, relató Tobón.

“El barco se hundió muy rápido para los del primer piso, incluso antes de que los rescatistas, casi todos voluntarios, llegaran a socorrernos. Las personas que estaban en el tercero y cuarto piso tuvieron más tiempo para el rescate. En medio del desespero fui con un muchacho a romper la cabina de los salvavidas, que estaba en el segundo piso, pero solo pude coger mi propio icopor. Estos se rompían muy fácil”, afirmó Tobón.

“Fue horrible, muy poca seguridad y malas condiciones”, indicó otra sobreviviente identificada como Ana Milena García.

El cantante de mariachis, Gonzalo Chalo Reyes, relató que de un momento a otro se le apagó el sonido, porque estaba iniciando su función dentro del barco. “Se escuchó que estalló uno de los pontones (casco que sostienen los catamaranes) y el barco se ladeó para la izquierda y empezamos a gritar y a darles la mano a las personas que casi que se ahogaban y el barco se estabilizó. Pero luego se reventó otro pontón y esto hizo que se fuera para el fondo. Estaba en el tercer piso, por un tubo me subí a la plataforma superior y en ese momento pasó una lancha que me salvó”, dijo.

“Perdí todo, mis papeles, mi equipo de sonido. No sé por qué dejaron trabajar ese barco, que era más alto que ancho y parecía que no le hicieron un trabajo profesional y miren las consecuencias, ya se había tratado de hundir en dos ocasiones y les hicieron unos arreglos que no sirvieron. Esto fue una desgracia anunciada”, contó el cantante.

“Me duele mucho por las personas que fallecieron, por los familiares y por el dueño del barco (Luis Jaramillo) porque su hija (Valentina, quien lo administraba) también viajaba allí y murió. Fue una cosa del destino y hoy le doy gracias a Dios porque me dejó vivir”, concluyó.

Salvamento
“Los que estábamos en los pisos superiores, al ver que el barco se iba a uno y otro lado, empezamos a gritar, la alarma sonó y, por estar aún cerca del puerto, numerosas lanchas y personas en motos de agua (jet ski), corrieron en nuestro auxilio. Uno a uno nos fueron socorriendo, tanto a los que permanecimos aferrados a las barandas como los que se lanzaron a la represa”, dice Marcos Palacio, quien estaba con su novia en la terraza.

“No sé cuántos de los que viajaban en el primero y segundo piso lograron sobrevivir, muchos de ellos niños y personas de la tercera edad, porque el hundimiento para ellos fue tan rápido que creo que difícilmente lograron romper los vidrios panorámicos para salir y no ahogarse. Cuando el barco se ladió más fuerte y vi que definitivamente se iba a hundir, me lancé al agua, no me desesperé y floté unos minutos hasta que me recogió una de las personas que corrió a socorrernos”, comentó Mary Ospina, sobreviviente.

Balance
Para hacer frente a la tragedia, acompañar a las víctimas y autoridades locales, se desplazaron a Guatapé, el presidente de la República, Juan Manuel Santos, el director Nacional de Gestión del Riesgo, Carlos Iván Marquez, y varios secretarios de despacho de la Gobernación de Antioquia, y la directora del Dapard, Margarita María Zapata, quienes coordinaron el Puesto de Mando Unificado, desde el que se organizó la atención de los afectados e inició el rescate de la víctimas fatales.

Márquez, director nacional de Gestión del Riesgo, entregó anoche el balance oficial de pasajeros fallecidos, rescatados y desaparecidos.

La reacción también fue grande de la Policía Nacional, la Fuerza Áerea, que desplazó desde su base de Rionegro uno de sus helicópteros, bomberos y socorristas de Guatapé y otras poblaciones vecinas del oriente cercano de Antioquia.

En un reporte del Puesto de Mando Unificado se destacó que 24 personas fueron atendidas en hospitales, tres fallecidos en el hospital de Guatapé, un paciente remitido hacia Rionegro por la gravedad de las lesiones, 13 permanecían en observación en el hospital local y 7 fueron dados de alta.

“En este momento (final de la tarde de ayer) en el hospital de Guatapé hemos atendido 24 pacientes de los cuales tres fallecieron, se les hicieron todas las maniobras para reanimarlos, pero no hubo la posibilidad de mantenerlos con vida. Igualmente un paciente requirió traslado al municipio de Rionegro con una condición complicada, pero que no afecta su condición de vida. Siete pacientes fueron dados de alta y quedan 13 pacientes de los cuales 1 tiene un trauma toráxico cerrado que requiere una mayor observación y no lo hemos remitido por la dificultad en la vía y no queremos montarlo en el helicóptero por el riesgo que puede tener transportarlo de manera aérea y los otros 12 pacientes tienen heridas leves, crisis nerviosa y están en observación”, confirmó Carlos Mario Montoya, secretario de Salud de Antioquia.

Tercer naufragio
Lancheros de la represa de Guatapé dijeron que este barco, El Almirante, había presentado antes otros dos naufragios, el primero cerca a la Isla de la Fantasía, donde se pudo evitar una tragedia por la cercanía de profesionales de la Marina; y un segundo naufragio cerca del malecón de Guatapé, que ocurrió de noche y sin pasajeros.

En la zona del embalse, la Policía Nacional cuenta con una patrulla que tiene, entre otras responsabilidades, velar por el normal funcionamiento de todas las embarcaciones.

Anoche un equipo de buzos continuaba tratando de rescatar a quienes, al parecer, quedaron atrapados dentro del barco y otros que se lanzaron y no lograron sobrevivir.



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Autoridades ineficaes

Lo que pasó en la represa de Guatapé, estaba avisado, Aquí en Cartagena en cualquier momento ocurre algo igual, los prestadores de servicios Turísticos hacen lo que les da la gana con la complacencia de las autoridades (Sec.del Interior, DIMAR, Guardacosta y Corporturismo) permiten la salida de lanchas y barcos que llevan a Turistas a la zona insular sin los requisitos mínimos de seguridad

Ya ha sucedido !

Son muchas las lanchas piratas y semi piratas las que han naufragado en viaje a las Islas del Rosario, están completamente identificados los responsables de la irresponsabilidad impresionante con que algunos y algunas operan, pero no pasa nada y siendo justos, la Capitanía hace control en el muelle turístico, pero mucho turista por 10 mil pesos menos, se va en lo que sea

Descontrol total ... todo lo

Descontrol total ... todo lo que sea control para el estado esta mal, y no señalemos mucho porque en Cartagena estamos igual o peor.