Pescador y su hijo son agredidos por la Guardia de Venezuela

19 de abril de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El pescador colombiano Adelis Pavón, retenido por más de doce horas por uniformados de la Guardia Nacional Venezolana, contó que lo agredieron, así como a su hijo, tanto física como verbalmente y por ser colombianos. Este humilde campesino de 36 años, en diálogo con Caracol Radio, reveló que el teniente de apellido Aponte fue el que ordenó las irregularidades. “El delito de nosotros es ser colombianos porque en repetidas ocasiones nos decían en especial a mi hijo, como no hablaba porque es sordomudo, le decían: ‘hable maldito colombiano de m...’ y le pegaban en la cabeza y le daban patadas , ‘lo que toca es despedazarlos y echarlos al río’”, repitió Pavón que le decían los guardias venezolanos. Este pescador explicó que solo cruzó el río con el fin de comprar gallinas y unas pinturas que necesitaba su esposa y esa fue la explicación que le dieron a la guardia venezolana. Sin embargo, “nos revisaron la canoa y como no nos encontramos nada, por órdenes del teniente Aponte del Ejército de Venezuela nos insultaron y golpearon", narró Pavón. AÚN HAY DOS DETENIDOS Por su parte, el alcalde de Arauquita (Arauca), Francisco Vargas, lamentó el hecho y denunció que aún las autoridades venezolanas mantienen retenidos a dos jóvenes colombianos. "Se trata de dos adolescentes que pasaron la frontera, ellos son deportistas a los que se les ocurrió llevar una cámara y por eso los detuvieron y los tienen en un cárcel de San Cristóbal (Venezuela). Por eso estamos reclamando la integridad de nuestros ciudadanos", dijo Vargas. DEFENSORÍA Por su parte, el Defensor del Pueblo, Volmar Pérez, le solicitó a la Cancillería una reunión en la frontera para poder establecer unos mecanismos que defiendan a los nacionales. "Con el fin de evaluar esta situación y de acuerdo con ello explicar de manera muy pedagógica hasta donde pueden llegar en la línea fronteriza, para evitar que los habitantes de la zona se vean expuestos a este tipo de casos", agregó el defensor Pérez. El funcionario sostuvo que la entidad de control mantiene mecanismos especiales con el fin de garantizar los derechos de los colombianos retenidos en Venezuela. Al enterarse de la captura de dos nuevos colombianos por parte de la guardia venezolana, el Presidente Álvaro Uribe pidió a la Cancillería que asumiera el caso y usó el hecho como otro obstáculo para mejorar las relaciones con el vecino país "Ruego que tramitemos ya eso a la Cancillería porque es bien grave. No se puede, la verdad, avanzar en el entendimiento entre los gobiernos con este maltrato a los ciudadanos", dijo Uribe. MATARON A UN EX POLICÍA El ex policía Leonidas Hernández Vargas, de 31 años, quien viajó desde Cúcuta al municipio fronterizo de San Antonio (Venezuela) fue asesinado de varios balazos por dos sicarios. El crimen ocurrió en el barrio Lagunitas, donde Hernández Vargas, natural de Cúcuta, visitaba a su pareja, quien estaba enferma en un Centro de Diagnóstico Integral (CDI) y era atendida por médicos cubanos. Su padre, Rafael Hernández, llegó el viernes a la morgue del Hospital Central de San Cristóbal a retirar el cadáver, y allí comentó que el asesinato ocurrió el jueves. Narró que su hijo, quien residía en el barrio Chapinero de la ciudadela Juan Atalaya, había regresado de Bogotá, donde administraba una taberna y en la actualidad no tenía trabajo fijo. Agregó que fue patrullero de la Policía por 13 años y hace dos, se retiró. Laboró en la especialidad de Contraguerrilla en Arauca. En horas de la mañana del jueves decidió cruzar la frontera para visitar a su pareja, quien fue sometida a una intervención médica por problemas en la vesícula. "Él estaba en la casa preocupado por la salud de su mujer y, como es lógico, se vino para saber de ella. Me contaron que estuvo en el CDI y luego salió a efectuar diligencias personales, cuando en el camino fue sorprendido por dos hombres armados, quienes le dispararon desde una motocicleta", declaró el padre. Confirmó que a su hijo no le robaron ninguna de las pertenencias, pero le fueron retenidos por las autoridades, los documentos personales y el teléfono celular para efectos de la investiga-ción judicial. Los familiares de la víctima temen que Hernández Vargas sea relacionado con algún grupo armado al margen de la ley, con un supuesto “Tato”, y aseguraron que el ex policía viajaba con poca frecuencia a Venezuela. “HAY QUE RESTARLE IMPORTANCIA A PALABRAS DE URIBE” El ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro, prefirió obviar las declaraciones realizadas el fin de semana por el presidente Álvaro Uribe, pidiendo "respeto" por la vida de sus compatriotas en otros países, en una clara alusión a Venezuela. "Estamos encargados de cosas productivas e importantes con China, no de ese señor. No queremos darles importancia a sus declaraciones", afirmó Maduro tras una reunión con una delegación de Pekín en la que se firmaron varios acuerdos. El sábado, Uribe pidió "respeto por la vida y la libertad" de sus compatriotas en otros países, en referencia a los recientes arrestos de varios colombianos en Venezuela. A raíz de estas detenciones, la cancillería en Bogotá advirtió el miércoles a sus conciudadanos del riesgo de viajar a Venezuela, una medida que el presidente Hugo Chávez consideró una "canallada". El Gobierno venezolano mantiene "congeladas" las relaciones desde julio de 2009 en respuesta a un acuerdo militar suscrito entre Bogotá y Washington. GOBIERNO DENUNCIARÁ ANTE AUTORIDADES VENEZOLANAS, MALTRATO A COLOMBIANOS El Gobierno nacional denunciará formalmente ante las autoridades venezolanas el maltrato del que han sido víctimas algunos colombianos en ese país. Así lo anunció ayer el ministro de Relaciones Exteriores, Jaime Bermúdez, a través de un comunicado, en el que anunció que el trámite se hará por medio del Consulado de Colombia en El Amparo, Venezuela. "El Ministerio de Relaciones Exteriores notifica a los Organismos Multilaterales regionales sobre estas inaceptables irregularidades y exige a las autoridades de Venezuela una aclaración ex-haustiva", señaló la Cancillería. En el documento oficial, el Gobierno hizo un recuento exhaustivo de la detención arbitraria de la que en las últimas horas fueron víctimas dos pescadores colombianos. "Los ciudadanos identificados como Adelis Pabón y su hijo Naiker Pabón menor de edad que padece una discapacidad auditiva y de lenguaje , fueron mal tratados por unidades militares al mando de un teniente de apellido Aponte una vez fueron liberados se constató que estaban retenidos en el Batallón Sucre de La Victoria, desde donde se negó su estancia impidiendo así la verificación consular, en abierta violación a lo consignado en la Convención de Viena de relaciones consulares", agregó.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS