Indicadores económicos
2017-09-24

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-24

marea

Marea min.: 1 cms.

Hora: 07:35

Marea max.: 19 cms.

Hora: 16:17

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.2 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-09-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Procurador pone en duda la función social del periodismo

El procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez, puso en duda la función social del periodismo, que siempre se ha creído natural del oficio, al considerar que no está siempre demostrada.

Así lo dijo en un concepto enviado a la Corte Constitucional, que revisa el proyecto de ley estatutaria que regula el derecho fundamental de petición (065 de 2012 del Senado - 227 de 2012 de la Cámara).

En consideración del procurador Ordóñez, la Corte debe tumbar una disposición del artículo 20 de ese proyecto de ley, que asegura que las autoridades deben tramitar con prioridad los derechos de petición que realice un periodista para el ejercicio de su actividad.

“Porque incluso si se acepta que estas dos premisas se cumplen con suficiencia en la disposición bajo examen, esto es, que el periodismo tiene siempre implícita una (indemostrada) función social relacionada directamente con el interés general y que ello se concreta en el ejercicio de la actividad del periodista, la norma resulta desproporcionada desde la óptica de la Constitución Política”, señaló el procurador.

El concepto, de número 5810, agrega que mientras un ciudadano normal tiene que demostrar por qué debe ser priorizada su petición, los periodistas no tienen que hacerlo solo por ser periodistas, lo que a su juicio es violatorio del principio de igualdad de la función administrativa que establece el artículo 209 de la Constitución.

“Resulta francamente desproporcionado que el titular de un derecho fundamental tenga la carga de probar su titularidad para efectos de la variación en la resolución de las peticiones, en tanto que el periodista –por condición subjetiva- no tenga carga alguna para probar el ejercicio de su actividad”, agregó el procurador.

A juicio de Ordóñez, esta prioridad que se establece para los periodistas, excluye a otras profesiones u oficios que también “tienen conexidad directa con intereses valorados por la Constitución, como es el caso de la medicina, el derecho, la biología o la ingeniería, por solo citar algunos”. 

PROCURADOR SE PRONUNCIA

Tras conocerse este concepto, el procurador Alejandro Ordóñez enfatizó en que en su criterio lo que se está haciendo es protegiendo el derecho de igualdad en el ejercicio de la función pública.

“Todos los ciudadanos, incluidos los periodistas, tienen el derecho a acceder a esa información sin que sea objeto para discriminar a otro ciudadano. Se está protegiendo el derecho a la igualdad”, señaló.

En sus declaraciones desde Bucaramanga, el Procurador dijo que no se estaba poniendo en duda el valor social del periodismo, y señaló que un ciudadano cualquiera tiene el mismo derecho que los periodistas de acceder a la información de la administración pública. “No se trata de discriminar al periodista, sino de no discriminar al ciudadano”, señaló. 

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Y parece razonable

"“Resulta francamente desproporcionado que el titular de un derecho fundamental tenga la carga de probar su titularidad para efectos de la variación en la resolución de las peticiones, en tanto que el periodista –por condición subjetiva- no tenga carga alguna para probar el ejercicio de su actividad”, agregó el procurador".
La verdad es que aqui luce que el procurador tiene razon, porque no siempre los periodistas tienen una funcion social en las cosas que solicitan. Porque muchas veces hacen una peticion porque hay un interes detras de la misma diferente de lo que el publico entiende como su interes. Desde luego que lo que hay que hacer es que todo derecho de peticion tenga la misma prioridad. Y hasta donde entiendo la ley contempla unos plazos perentorios para responder pero los funcionarios no responden porque saben que no ocurre nada. Seria un buen debate pero es una lastima que el Congreso, con la excepciones sabidas, esta lleno de chisgarabíes. No doy nombres porque como ahora el fiscal abre proceso criminal por pendejadas como un trino sobre una victima de Farc que va sonriente a saludar a quienes dieron muerte a su pariente. Ante eso una congresista pregunto si se trataba del sindrome de Stocolmo y para que fue eso? El Fiscal Montealegre ordeno abrir investigacion criminal contra la congresista del Centro Democratico no se por que delito. De todos modos es un delito de opinion que el fiscal ha creado. Ese es el problema de la mamertera y eso que aun no gobiernan, eso digo yo que lo ignoro todo.

TODOS EN LA CAMA, O TODOS EN EL SUELO

Por encima de la sensibilidad de los periodistas, el concepto del procurador -del cual discrepo en muchas cosas- es fundamentalmente constitucional.

Se trata nada menos que del derecho de igualdad, protegido igualmente en el Art. 13 de la Constitución que dice que todas las personas nacen libres e iguales ante la ley.

Entonces, de la noticia se deriva la pregunta de ¿qué tiene un periodista que no tengamos los demás y que lo hace más importante ante la ley?

No hay que hilar tan delgado para que cada vez que se le diga a los medios que también tienen unos deberes que cumplir y unas limitaciones en las funciones del cuarto poder, no es para rasgarse las vestiduras. Porque resultaría que la prensa se siente omnipotente para decir lo que quiera, pero no acepta que le digan hasta dónde llegan sus límites.

Entre otras cosas, siempre le he escuchado decir a los maestros del periodismo que antes de ser objetos de reproche, más bien deben autorregularse para que no suceda. Pero resulta que a veces el ego es más grande que el oficio.