Indicadores económicos
2017-12-11

Dólar (TRM)
$3.016,18
Dólar, Venta
$2.810,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,43
Euro
$3.554,86
UVR, Ayer
$252,12
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$56,69

Estado del tiempo
2017-12-11

marea

Marea min.: -16 cms.

Hora: 00:20

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:30

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 25 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

1 - 2
Taxis
7 - 8 - [object Object]
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

¿Quién será el candidato de la paz en las elecciones de 2018?

El famoso dicho popular según el cual ‘no hay quinto malo’, cuando se habla de persistir en algo para darle un nuevo rumbo a determinada situación, parece que no aplicará en las elecciones presidenciales de 2018, pues todo apunta a que por quinta ocasión la paz será nuevamente el fiel de la balanza electoral.

Basta recordar que el conflicto armado le permitió a Andrés Pastrana llegar al solio de Bolívar en 1998 enarbolando la bandera de la paz con las Farc, proceso que al final resultó más que frustrante. Contrario ocurrió con Álvaro Uribe Vélez, que en 2002 ganó en primera vuelta con un discurso de mano dura que prometía “acabar en 18 meses” con la guerrilla más antigua del mundo. Nada pasó.

Aún así, Uribe fue reelegido cuatro años después porque con una guerrilla derrotada políticamente en el plano internacional, incluida en la lista de organizaciones terroristas, arrinconadas en el plano militar y con unas Fuerzas Armadas reinventadas y fortalecidas, no le quedaba otro camino a las Farc: o negocian con el Estado o desaparecen de la faz de Colombia. Pero ni lo uno ni lo otro.

Lo sucedió Juan Manuel Santos -que por primera vez se ‘hacía medir’ en una elección directa- con un carisma menos mediático, pero con un discurso mucho más esperanzador cuando dijo en su discurso de posesión: “La llave de la paz no está en el fondo del mar, la llave de la paz la tengo en el bolsillo, y la voy a utilizar”.

Para entonces, ya había quedado atrás el polémico despeje de El Caguán y el ambicioso ‘Plan Colombia’, y se vislumbraba la salida negociada al conflicto armado interno no solo como la mejor alternativa, sino la única.

Obviamente, Santos fue reelegido en 2014 por el avance del proceso de paz que finalmente se firmó el 24 de noviembre del año pasado, muy a pesar de las críticas e imperfecciones, pues el país no quería regresar al guerrerismo que encarnó Uribe.

Este recorderis lo que significa es que “el tema de las Farc ha sido y sigue siendo determinante en la historia política del país”, como advierte el politólogo Vicente Torrijos Rivera, exintegrante de la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas.

Y así quedó ratificado el pasado 2 de octubre con el Plebiscito por la Paz: el ‘No’ ganó por escaso margen, pero obligó a replantear algunos aspectos del Acuerdo Final. Esos dos bloques, el que está a favor del Acuerdo y el que quiere “hacerlo trizas”, como dice el exministro uribista Fernando Londoño, son los mismos que se perfilan como las únicas opciones para las presidenciales del año entrante.

O sea que, muy a pesar de algunos candidatos, temas como la lucha contra la corrupción, el crecimiento económico, el empleo, la salud o las relaciones internacionales, no serán decisivos para elegir al nuevo capitán del barco.

“Son temas muy importante, sin duda, pero que no polarizan, y en una campaña política juega un papel decisivo el tema de las emociones”, sostiene el director de la Fundación Paz y Reconciliación, León Valencia Agudelo.

DOS BLOQUES, DOS OPCIONES

El profesor Armando Borrero Mansilla, ex Alto Consejero de Seguridad Nacional, advierte que si bien el partidor está bastante nutrido (ver recuadro), desde ya “están definidos” dos grandes bloques, tal como ocurrió en el Plebiscito.

Su opinión va en concordancia con lo que dijo la semana pasada el presidente Juan Manuel Santos: “Espero, confío, en que mi sucesor siga construyendo sobre lo construido”. Obviamente el jefe de Estado se refería al Acuerdo de Paz, por eso agregó: “Sin duda quien llegue a la Presidencia necesita una coalición que siga construyendo la paz”.

Al respecto Borrero Mansilla explica que esa coalición no es exclusiva del Gobierno. “Ninguna de las dos opciones va a ganar por sí sola, ambas tiene que hacer coaliciones antes de primera vuelta o estarán muertos”, señala el experto.

Y Valencia añade que tanto el uribismo como el santismo “explotarán el tema de la paz”, cada uno según sus intereses.

Tampoco falta quien defina desde ya el papel que jugarán los demás candidatos de centro, ya que aunque todos apoyan la paz tienen algunos reparos a lo pactado con la guerrilla.

De esa opinión es el ex Comisionado Nacional de Paz Víctor G. Ricardo. “La mayoría de ellos antes que buscar ser candidato de un partido, lo que quieren es ser candidatos, independientes o por firmas. Ellos tendrán que definirse, pero van a jugar un papel muy importante”, afirma el experto.

Así las cosas, con un escenario tan polarizado como el que se plantea hoy, el problema será lograr consensos en torno del Acuerdo de Paz, y ahí es donde el uribismo le lleva una gran ventaja a los defensores de lo pactado en el Teatro Colón de Bogotá.

Eso, al menos, es lo que piensa el profesor Torrijos Rivera: “Hay más consenso en el uribismo, porque el candidato que ponga Uribe sabe lo que tiene que hacer; en cambio, del otro lado hay muchos matices ideológicos, será más difícil concertar los cambios que quieren hacerle a lo ya firmado”, sostiene.

ENTRE EL SÍ Y EL NO

Los expertos consultados coinciden en que hay dos candidatos que están en una situación “visiblemente incómoda”, que electoralmente les puede traer problemas. Se trata del ex Vicepresidente Germán Vargas Lleras y el ex embajador en Estados Unidos Juan Carlos Pinzón.

Ambos eran de las entrañas de Santos, amigos personales, formaron parte de su Gobierno y hoy son duros críticos de los acuerdos de paz que firmó su exjefe. 

“El silencio frente a la paz no es bueno para Vargas Lleras, porque está en una situación difícil: él fue víctima de las FARC con dos atentados. A pesar de las diferencias lo veo más cerca de Uribe, que también fue víctima de las FARC”, recuerda el exconsejero Borrero.

Pero esa indefinición de Vargas y Pinzón “es entendible”, al decir del excomisionado Ricardo: “Es que la política es dinámica y ninguno de los dos quiere que lo identifiquen como santista. Pero también es cierto que en política hay que ser coherente si se quiere ser creíble”, agrega.

EL CANDIDATO ‘DE LA PAZ’

Así las cosas, y con ese panorama tan confuso y un horizonte político para nada despejado, las fuentes consultadas sostiene que al analizar los distintos candidatos y precandidatos presidenciales, a la primera vuelta solo deberán llegar máximo cuatro aspirantes: el del Centro Democrático, el que defienda la bandera de la paz, Germán Vargas y el de los independientes.

“Todavía es temprano, faltan muchas cosas por resolverse, pero serán determinantes las elecciones parlamentarias, esa es la prueba reina. Los partidos que logren posicionarse serán los que tendrán el chance de poner candidato, pero todos llegarán por coalición. Ni siquiera el uribismo gana solo”, advierte el analista Valencia.

Por ahora, los expertos plantean que son cuatro los candidatos abiertamente partidarios de defender lo negociado en La Habana y rubricado en Bogotá: Humberto de la Calle Lombana, por razones obvias; la exministra Clara López, “que sacrificó su paso por el Polo Democrático” para defender y promover el proceso de paz, según el profesor Borrero; el exministro Juan Fernando Cristo, que también fue negociador en La Habana, y la exsenadora Piedad Córdoba, líder de Marcha Patriótica y los movimientos sociales.

Lo que está por verse es el mecanismo para lograr la elección de candidatos únicos en cada colectividad, y eso está por definirse en los partidos Liberal, Conservador, Alianza Verde, así como en el Centro Democrático.

CANDIDATOS

Hasta el momento, los siguientes son los candidatos y precandidatos que han definido, y en algunos casos inscrito, sus aspiraciones ante la Registraduría Nacional.

- Germán Vargas Lleras, Cambio Radical.
- Jorge Enrique Robledo, Polo Democrático
- Claudia López y Antonio Navarro, Alianza verde.
- Marta Lucía Ramírez y Ubéimar Delgado, Partido Conservador.
- Juan Fernando Cristo, Juan Manuel Galán, Vivianne Morales, Luis Fernando Velasco, Edison Delgado – Partido Liberal.
- Iván Duque Márquez, Carlos Holmes Trujillo, Rafael Nieto Loaiza, Paloma Valencia y María del Rosario Guerra – Centro Democrático.

POR FIRMAS

- Piedad Córdoba
- Juan Carlos Pinzón
- Carlos Caicedo
- Gustavo Petro
- Clara López Obregón
- Sergio Fajardo

INDECISOS

- Alejandro Ordóñez, se presentaría por el Centro Democrático.
- Humberto de la Calle Lombana, se presentaría por el Partido Liberal.
- Luis Alfredo Ramos, lo haría por el Centro Democrático o el Partido Conservador, dependiendo de cómo termine su situación jurídica.

SIN CANDIDATO

- El Partido de La U es la única colectividad sin candidato presidencial hasta el momento.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

El candidato de la paz?

Decir eso ya es infame y engañador. Se debería decir que cual será el candidato que use la supuesta paz para ser elegido y seguir perdonando a quienes solo saben hacer la guerra y han impedido (e impedirán) el progreso del país por 50 años como los son las FARC. Ya solo falta decir que es el partido de las Farc "la única alternativa de paz en Colombia".