Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Revelan prácticas de tortura de los paramilitares en Colombia

-A A +A
 

Las extintas organizaciones paramilitares colombianas torturaban a sus víctimas a golpes, pedradas, descargas eléctricas y hasta mutilaciones de orejas y órganos sexuales, según un documento difundido el jueves por las autoridades judiciales.

En un fallo del juez Eduardo Castellanos de la sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá se llegó a la conclusión de que los paramilitares sometían a sus víctimas a los peores tormentos antes de asesinarlos.

Una de las torturas consistía en la mutilación de miembros cuando los paramilitares creían que sus víctimas eran integrantes o simpatizantes de las guerrillas.

"Las mutilaciones realizadas por los paramilitares, según las actas de necropsia aportadas por Medicina Legal, tendieron a focalizarse en ciertas partes del cuerpo viviente de la víctima, antes de ser asesinados mediante disparos propinados con arma de fuego", indicó el fallo.

El documento judicial relató que "a un presunto colaborador de la guerrilla le amarraron con cuerdas las manos y los pies, lo tiraron al suelo boca arriba y desde un barranco le dejaron caer piedras pesadas en la cara hasta desfigurarle el rostro" para que confesara los supuestos movimientos de la insurgencia en la ciudad de Maicao, al norte del país.

En tanto, a un jugador de fútbol en el municipio de La Dorada, en el centro del país, lo obligaron a subir a una camioneta, le facturaron las piernas a golpes y luego lo azotaron en la cabeza hasta matarlo.

El tribunal recolectó información de paramilitares que confesaron que con objetos contundentes golpeaban a sus víctimas en la cara, el pecho y en el tórax. También aplicaban descargas eléctricas, quemaban a las víctimas y las sometían a torturas psíquicas como el aislamiento, la privación del sueño, la humillación pública y el trabajo forzado.

Los grupos paramilitares surgieron en el país a finales de los años 70 en respuesta a los abusos de los grupos guerrilleros.

En 2003 las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia iniciaron un proceso de desmovilización. Varios de sus miembros volvieron a la vida civil y se acogieron a una ley que les garantizó un máximo de ocho años en prisión a cambio de no volver a cometer delitos, confesar sus crímenes y entregar sus bienes para indemnizar a sus víctimas. Pero muchos se vincularon con las llamadas bandas criminales y siguieron delinquiendo.

La Fiscalía calcula que al menos 156.000 personas fueron asesinadas por los paramilitares entre 1980 y 2004.
 

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64177 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Desaparición Forzada del médico Alvaro Ignacio Ordóñez

LEER ESTO
LEER ESTO :Desaparición Forzada del médico Alvaro Ignacio OrdóñezNo se puede hablar de amenazas, tortura, secuestro, homicidio y desaparición forzada del médico Alvaro Ignacio Ordóñez sin explicar primero quién es Liliana del Carmen Hernández Montes.
Abogada desconocida, sedienta de poder y dinero decide cruzar el camino del médico Ordóñez, en ése entonces futuro alcalde de la Villa de San Benito Abad, Sucre.
Hernández Montes se infiltra en familias reconocidas de la región, muy lejanas de sus orígenes sin prestancia, ni cultura. A 16 años se pretende rebelde: usa antiguo método de mujeres pueblerinas concibiendo dos hijos: Silvio Padrón Hernández y Andrés Padrón Hernández, ambos involucrados en corrupción por participación en el famoso carrusel de contrataciones.
Los estudios universitarios de Liliana Hernández Montes y el simulacro de hogar le otorgan por un cierto periodo la apelación de "respetable señora". Al desbaratarse su matrimonio, los hijos mencionados son criados por Sonia Susana Montes Sierra y Alfredo Hernández Solipas, sus padres que viven en un barrio de clase popular.
El médico Ordóñez viene de una buena familia, es alegre, simpático, buen mozo, carismático y...muy mujeriego: el médico gusta de las mujeres bellas y ellas de él. Aunque la abogada ambiciosa es deslucida, obesa, sin carisma, hipócrita, manipuladora, desde joven ha observado que la idiosincrasia local acuerda al cuerpo poder de moneda de cambio poco importa si fea o bonita: en el ámbito de la política costeña, contratos y poder se tejen en alcobas. Posteriormente, los millones robados al estado le sirven para múltiples cirugías plásticas que ahora la hacen ver más aceptable.
El médico Ordóñez y la abogada corrupta en algo coinciden: ambos tienen orígenes costeños. Él tiene raíces Cartageneras y Hernández Montes en Montería y Sincelejo. Ordóñez se graduó en la Universidad de Cartagena. En Sucre se distingue por ser un excelente médico cirujano. Su papá, médico Cartagenero, lo mantuvo al tanto de técnicas y lo guío desde muy temprana edad. Su talento lo lleva a convertirse en el galeno más apreciado de la región. Le gusta ésa tierra pero sobre todo desde muy joven está huyendo de un medio familiar deletéreo donde reina una madre patológicamente violenta. Entre más lejos, mejor se siente. No sabe que en cuanto llegue a la alcaldía este pasado lo atrapara...
Hernández Montes se educa en colegios de Sincelejo, su objetivo era conseguir una manera de salir de su casa, nunca tuvo externa visión sino la de la región, no se cría tampoco con la burguesía local. El complejo físico más el impetuoso afán de posicionarse en cierta esfera social la impulsó a aprender cómo ser corrupta en su carrera, en su vida pública y privada cosa en la cual es experta y sobresaliente! Obtiene un diploma de abogada en la Universidad de Cartagena.
Legado de corrupción transmite mostrando falta de moralidad aprendida en familia y proyectada en los negocios beneficiando a todos los Hernández Montes y los hijos que tiene con diferentes hombres. Tener y tapar hacen olvidar sus escapadas de juventud. Claramente, poseer sin mirar el origen del dinero es valor emocional en el seno de la familia Hernández Montes y de los hijos de la abogada. Los Hernández Montes son sin duda honorables estafadores. Las hermanas y hermanos de Hernández son conocidos de la Costa a Bogotá por correr detrás de contratos políticos. El hermano de la abogada esta en la ruina cuando el médico Ordóñez aparece en el paisaje pero ayudado por contratos que maneja su hermana Liliana en la alcaldía de la Villa de San Benito Abad, prospera una industria de maquinaria agrícola. Escrituras prueban que actualmente ésta SAS reporta una gran ganancia donde sus socios son también la familia, incluida principalmente su esposa. Inútil precisar que el dinero nunca ha podido comprar prestancia reflejando socialmente la imagen de nuevos ricos...sin clase.
La hermana de la corrupta Hernández roba en 2012 los estatutos de una pequeña empresa montada por la cuñada del médico Ordóñez: él es padrino del hijo de su hermano menor Andrés. Es ante ella y su familia que Silvio Alfredo Padrón Hernández, el hijo de la corrupta abogada Hernández, profiere amenazas contra la única hermana del médico especificando que "nunca más podía volver a Colombia" simplemente porque ella busca a saber que pasó con su hermano, el médico Ordóñez.
Alvaro Ignacio Ordóñez se forja en Sucre grandes apoyos sociales e influencias parapolíticas que ven en él una posibilidad para remplazar las burguesías dominantes, su popularidad es ventajosa. La abogada Hernández manipula al máximo, se incrusta en la vida de él, consigue ser nombrada asesora política de su despacho y logra entrar en su alcoba! En su plan calculador dice estar embarazada del médico. De su mismo puño y letra anuncia éste suceso y la intrusión en la política a la única hermana del médico Ordóñez pidiéndole que sea la madrina de ése hijo. El médico nunca se pronuncia sobre ésta decisión porque él mismo y la región saben los debates alegres en la alcoba de la abogada y quienes los protagonizan. El gran bemol para Liliana Hernández Montes es que cuando entra en la vida del médico Ordóñez él ya tiene un hijo en la región de Sucre que sin ninguna duda es de él.
Lo que terminó uniendo el destino de estos dos personajes fue el afán de poder y enriquecimiento. Aunque el médico Ordóñez quería preservar su libertad, su madre tiene un objetivo en ésta situación: esconder la presencia del nieto de la región de Sucre, que ella desprecia por venir de cuna humilde. La influencia materna fue nefasta en éste encuentro. La manipulación de la madre del médico sobre sus tres hijos varones termina destruyendo todo un núcleo familiar. Presionando la entrada de Liliana Hernández Montes en su familia y en la vida de sus hijos varones firma la sentencia de muerte de su propio hijo médico…inconscientemente.Cuando el médico Alvaro Ignacio Ordóñez regenta como alcalde en la Villa de San Benito Abad, Sucre; un fenómeno interesante está ocurriendo en Colombia. La Narco-parapolítica comienza a infiltrase en todo el aparato estatal. Los Castaño Gil o "Tres Caines" ya habían establecido su poder para-político, Salvatore Mancuso Gómez o "Triple Cero" era la mano derecha de Carlos Castaño Gil e Iván Roberto Duque Gaviria o "Ernesto Báez de la Serna" (alias antónimo tomado de Ernesto "el Che" Guevara de la Serna y la "Bay's pig) de las Auto-defensas Unidas de Colombia.
1997: Salvatore Mancuso Gómez amenaza de muerte en San Benito Abad al médico Ordóñez diciendo que en alto medio quieren que salga de la región. La "consejera política" Liliana Hernández Montes ocupaba su alcoba pero permanecía en Bogotá, la región ya no le interesaba, su sueño de llegar a la capital se había cumplido con el apoyo del médico Ordóñez. En la región donde el médico regenta el Frente 37 y 35 de las FARC reina, entre paramilitares y guerrilleros nunca hubo enfrentamiento, prima la conquista de territorio por la cocaína, producto que sostiene toda la narco-para-política, permite la compra de armas.
Si el médico estaba consciente de lo que hacía, ciertos miembros de su familia materna también. La falsa moral pulula y aparentar es más fácil que ser a tal punto que hasta el día de hoy la verdad es un pucho abierto, una permanente bofetada.
1997: el precandidato presidencial Juan Manuel Santos se reúne clandestina y separadamente con Carlos Castaño y con Raúl Reyes, jefe de las Farc (Frente 37 reemplazado por Martin Caballero y posteriormente por Lucio Gómez Briñes alias "Mañe"). Santos busca acuerdo entre las fuerzas de la sociedad y las FARC. Con un cese del fuego habría salida democrática para pasar la crisis de revelaciones sobre la campaña del presidente Samper, financiada por el narcotráfico. Santos no logra establecer una Asamblea Nacional Constituyente que concrete Paz: Samper se entera de la conspiración!
2007: Salvatore Mancuso Gómez da testimonio en contra de Santos en el proceso de Justicia y Paz revelando las chuzadas del DAS. La Fiscalía dicta un auto inhibitorio a favor de Santos. En las reuniones entre narco-paramilitares y narco-guerrilla estuvieron presentes amigos de Santos : el periodista Germán Santamaría, su candidato vicepresidencial Angelino Garzón, el ex precandidato conservador Álvaro Leyva, el esmeraldero Víctor Carranza, el activista Morris Ackerman, jefes gremiales y sindicales, la iglesia… Conocida es la vinculación de Francisco Santos hermano de Juan Manuel Santos y los paramilitares pues Salvatore Mancuso Gómez lo introdujo al Bloque Capital para permitir a los paramilitares de infiltrarse en Bogotá.
Curiosamente cuando el médico Ordóñez y el Sr Oswaldo Redondo se desaparecen ningún miembro de la familia presente en el país establece demandas penales supuestamente porque los actores intelectuales y materiales no querían que hicieran nada y pretenden "un peligro" que no existía porque nada les ha pasado. Ayudaron a cubrir dos crímenes de lesa humanidad a través de la abogada corrupta Hernández que se presenta el 25 de marzo de 2001 al CTI con su amante político del momento. Días después quiebra las puertas del apartamento del médico Ordóñez se lleva toda prueba de su oficina y vacía el apartamento como si supiera que él no regresaría… jamás. Es una tía política del lado de la familia maternal Giraldo, quien previene primero de la desaparición a pesar que nunca se han tenido buenas relaciones con ella y ella nunca apreció al médico; el hermano mayor Rafael Eduardo, previene a su única hermana y con descaro le miente sobre los sucesos. El hermano menor Andrés no es prevenido: la noticia la sabe 20 días después a través de Edna Piedad Cubillos amiga de la corrupta abogada! Esto arroja una mirada sobre el carácter de Liliana Hernández Montes, su manipulación familiar y las intenciones.
Cuando Juan Manuel Santos es Ministro de Defensa del sanguinario ex presidente vinculado al narco para-militarismo, Alvaro Uribe Vélez, la Armada Nacional publica comunicados sindicando de las amenazas, desaparición forzada, tortura, homicidio del médico Ordóñez y del Sr Redondo, a Lucio Gómez Briñez alias "Mañe" comandante que remplazo a Martin Caballero que había remplazado a Raúl Reyes --Santos se había reunido con Reyes en 1997--. En un libro llamado "Jaque al Terror" autoría de Santos, menciona el hecho explicando la manera macabra como se les ultimó. Periódicos locales le atribuyen sin pruebas, los hechos materiales a Roberto Sepúlveda Muñoz, alias "Arturo Katire", y Humberto Sepúlveda, alias "Albeiro" o "Chicharrón”.
La corrupta Hernández Montes usufructó los bienes estatales durante la alcaldía, luego robó en el carrusel y otros asuntos. El supuesto hijo "legitimo" no se presenta a un examen de ADN y refuza buscar el paradero de su "padre", dice gozar del apoyo de "los hijos de la gente que maneja el país”: son estos los cómplices de Hernández?!! En esta historia digna de una novela de crimen y castigo hay redenciones: una es que el médico dejó un hijo en Sucre, que el exámen de ADN del eminente profesor Sucreño Emilio José Yunis Turbay revela positivo derrumbando las mentiras y manipulaciones de Consuelo Giraldo, Hernández Montes y los demás…
Ante tanto horror y manipulación con demandas Penales y Civiles establecidas por la hermana del médico estos "honorables y respetables" personajes responderán. En cuanto a la Armada Nacional dicen “no saber” sobre lo anunciado enviando a un expediente que la mencionada única hermana del médico consiguió reabrir con ayuda diplomática! En el Proceso de Paz la impunidad para civiles en crímenes de lesa humanidad no está contemplada. Se piden respuestas, se invita a dialogo. La Paz se esperaba desde hace más de medio siglo y sin ninguna duda Santos trabajo por ella durante 15 años!
En los crímenes de lesa humanidad del médico Alvaro Ignacio Ordoñez y el Sr Osvaldo Redondo Pineda la realidad adquiere dimensión patética porque la verdad nunca pudo ser enterrada, los restos serán entregados y sus memorias jamás serán borradas! El camino del Perdón no está lejos…
Saludis Pedro

www.einpresswire.com/article/327754211/ii-justicia-trancisional-liliana-hernandez-montes-desapariciones-forzadas-alvaro-ignacio-ord-ez-y-osvaldo-redondo

Herencia del gran asesino alvaparaco uribe

Estas practicas criminales fueron las enseñanzas del gran asesino y rata sanguijuela de alcantarilla ALVAPARACO uribe velez.