"Todo esfuerzo de paz sin un compromiso de reconciliación será un fracaso"

08 de septiembre de 2017 12:30 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El Papa Francisco indicó en la eucaristía que presidió en el sector de Catama en Villavicencio, que Colombia es un pueblo de Dios, lleno de historias de amor y de luz, pero también con otras de desencuentros, agravios y de muerte.

El Sumo Pontífice resaltó que el camino de la reconciliación se concreta y consolida con el aporte de todos, y permite construir el futuro haciendo crecer la esperanza pero que “todo esfuerzo de paz sin un compromiso sincero de reconciliación será un fracaso”

Asimismo indicó que “el pueblo de Colombia es pueblo de Dios, ¡cuántos de ustedes pueden narrar destierros y desolaciones!, ¡cuántas mujeres, desde el silencio, han perseverado solas y cuántos hombres de bien han buscado dejar de lado enconos y rencores, queriendo combinar justicia y bondad!”.

En su discurso también señaló que en la llanura colombiana se irradia la luz del sol como lo hace la luz de María sobre nosotros.

“La festividad del nacimiento de María proyecta su luz sobre nosotros, así como se irradia la mansa luz del amanecer sobre la extensa llanura colombiana, bellísimo paisaje del que Villavicencio es su puerta, como también en la rica diversidad de sus pueblos indígenas”, indicó el Santo Padre.

El Obispo de Roma destacó la labor de la mujer y recalcó que en comunidades donde tenemos estilos patriarcales y machistas “es bueno anunciar que el Evangelio comienza subrayando mujeres que marcaron tendencia e hicieron historia.”

Sobre la reconciliación señaló que es abrir una puerta a todas las personas que han vivido la dramática realidad del conflicto y “cuando las víctimas vencen la comprensible tentación de la venganza, se convierten en los protagonistas más creíbles de los procesos de construcción de la paz”.

El Papa también hizo un llamado para que las personas se animen a dar el primer paso en el camino de la reconciliación, sin esperar que lo hagan los otros. “¡Basta una persona buena para que haya esperanza! ¡Y cada uno de nosotros puede ser esa persona! Esto no significa desconocer o disimular las diferencias y los conflictos. No es legitimar las injusticias personales o estructurales”.

En este sentido recalcó que la reconciliación no puede servir para acomodarse a situaciones de injusticia e indicó que debe ir en dirección a lo enseñado por San Juan Pablo II “Es un encuentro entre hermanos dispuestos a superar la tentación del egoísmo y a renunciar a los intentos de pseudo justicia”.

Igualmente, el Santo Padre destacó la labor de Monseñor Jesús Emilio Jaramillo y el sacerdote Pedro María Ramírez Ramos, indicando que “son signo y expresión de un pueblo que quiere salir del pantano de la violencia y el rencor”.

El Papa Francisco finalizó su discurso diciendo que “nos toca a nosotros decir sí a la reconciliación; que el sí incluya también a nuestra naturaleza”, señalando que la violencia también se manifiesta en el suelo, agua, aire y en los animales.

El Santo Padre cerró su discurso asegurando que María auxilia a todos los pueblos y ayudará a Colombia a reconciliarse. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS