Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Afirmaciones deficientes

En el libro El Cisne Negro, el autor consigna la anécdota siguiente: a un paciente con cáncer le realizan el procedimiento indicado, más tarde, le efectúan los análisis para determinar si todavía hay células cancerígenas.

En el estado de la tecnología, no es posible analizar todas las células del paciente, por lo que el médico escanea el cuerpo y establece un supuesto sobre lo que no observó. Continúa el autor diciendo que quedó desconcertado cuando, después del escáner el médico le dijo: deje de preocuparse, tenemos pruebas de que está curado. ¿Por qué?, preguntó el paciente. Hay pruebas de que no  tiene ningún cáncer, fue la respuesta. ¿Cómo lo sabe?, preguntó el paciente. El médico contestó: el escanograma es negativo. ¡Y aún sigue haciéndose llamar médico!

Les pregunto a los lectores, ¿por qué creen el paciente afirmó lo anterior? 

Responde el autor: porque en la literatura médica se emplea el acrónimo NED (por la frase en inglés) que significa: sin pruebas de enfermedad. No existe nada del estilo END (Evidence of No Disease): pruebas de ausencia de enfermedad. El galeno confundió la ausencia de pruebas con la prueba de ausencia.

La información incompleta, sin atención, la aceptamos como válida y repetimos como loros, sin importarnos el daño a la honra o al buen proceder de las personas.

Así, podemos preguntarnos si tenemos pruebas de la no existencia de Dios, o más bien, tenemos ausencia de pruebas de la existencia de Dios. Si razonamos con honestidad no podemos concluir con certeza que Dios no existe. La ciencia y la tecnología, hasta ahora, no han logrado construir la teoría ni los instrumentos ni procedimientos para afirmar, con credibilidad, que Dios no existe.

La información incompleta, la cual creemos completa, también nos conduce al error en muchísimos casos de la vida diaria, tanto de los gobiernos como de las personas, y en las ciencias sociales, como la economía, es frustrante aceptar la imposibilidad de predecir con certeza, fundamentados en observaciones o experiencias singulares, lo que sucederá en el futuro.

El ejemplo más contundente son los sucesivos sobresaltos en las situaciones económicas de las naciones que, por la alteración de las variables implicadas, causa terribles daños al bienestar de la población, en mayor proporción a las más indefensas o más vulnerables. En los últimos años, con la introducción de sofisticados y complicados elementos matemáticos, se creía que las crisis económicas se podían prever y por lo tanto corregir con antelación los factores que la podían causar. Nada más falso. Seguimos con  la misma incertidumbre del futuro, los mismos sobresaltos y crisis cada vez más terribles.

También olvidamos con frecuencia que es muy común que la información incompleta a través de radio bemba, de los medios de comunicación, o de charlas con amigos, nos llevará al error. Inconscientemente creemos con fe lo que leímos o nos dijeron, hasta el punto de molestarnos, enfurecernos, si alguien muy perspicaz duda o se muestra escéptico de lo que decimos, repitiendo lo leído o escuchado.

Queda por responder a quién hay que creerle: al Vicepresidente o al Director de Planeación Nacional, sobre el indicador de pobreza. Los lectores tienen la palabra.



*Economista



algaz@costa.net.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

. La nota es buena pero

. La nota es buena pero adolece de falta de informacion . Que bueno hubiera sido que se hubiera asesorado de un epidemiologo clinico antes de escribir este articulo , que esta lleno de medias verdades , e inexactitudes. Tal vez asi supiera que la medicina que es una profesion basada en cienciias utiliza el metedo cientifico .

Hubiera sido muy bueno que

Hubiera sido muy bueno que el autor de esta nota supiera los exigentes protocolos de la medicina basada en la evidencia , de las diferencias entre diagnostico posible , probable y cierto y en las formulas matematicas que usan para lograr la certeza epidemiologica de una afirmacion diagnostica que no es basada en leyendas sino en la realidad concreta