Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-03

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-03

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:02

Marea max.: 19 cms.

Hora: 13:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 1.8 a 9 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-03

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - [object Object] - N/A

Al oído de los nuevos gobernantes

Habrá que comenzar por felicitar a todos aquellos que obtuvieron el triunfo en las elecciones del domingo pasado.

 Dicho esto, es necesario, sin más retóricas, enfrentar lo que viene. Tanto el señor alcalde y los concejales, como el señor gobernador y los diputados, son conscientes de que los esperan una ciudad y un departamento en medio de toda clase de problemas muy graves. Si no fuera así que el Dios de los colombianos se apiade de nosotros.

Comencemos por Cartagena. Mencionaré sólo algunos entre los más sobresalientes: el desempleo y la informalidad. En su conjunto agrupan no menos del 70 por ciento de la fuerza laboral. La primera necesidad de la ciudad y la primera obligación de su alcalde es emplear sus esfuerzos e imaginación en promover todo aquello que genere trabajo formal.

Educación de calidad. No podemos cambiar nada en serio ni crear una cultura de ciudadanos si los indicadores en educación siguen reflejando una gran mediocridad. Nada ganamos –con todo lo positivo que es- con tener más cobertura si los niños pobres siguen recibiendo una educación que no les sirve para formarse como seres humanos ni para mejorar su condición de vida.

Seguridad para todos. Es una gran falacia esto de garantizar la seguridad de los turistas y de la clase media cartagenera, mientras los pobres son víctimas de las pandillas criminales de toda clase. Al final, como está ya pasando, la criminalidad desborda las fronteras de lo popular para invadir los barrios apacibles de la Cartagena acomodada.

Salud para todos. En salud hemos retrocedido a niveles que, guardadas las proporciones, no teníamos ni en el siglo XIX. Hemos llegado al punto en que la gente se muere no por falta de recursos económicos, sino porque no hay camas en los hospitales ni médicos que atiendan a los pacientes. Y todo por culpa de un sistema que ha estimulado la corrupción y desestimulado la atención digna de los enfermos. Cartagena en este campo requiere de una intervención urgente.

Vivienda. El déficit en viviendas sigue creciendo peligrosamente, agravado por las consecuencias de la corrupción. Con los sucesivos inviernos vamos descubriendo el horror de los barrios construidos en terrenos anegables sin ningún tipo de adecuación previa a la construcción de casas de interés social.

En fin, podría seguir hasta el infinito, pero con lo que acabo de enumerar tiene el nuevo alcalde para sentarse a actuar una vez pasen las fiestas y francachelas. En realidad, no hay mucho que celebrar.

En relación con la gobernación. El señor gobernador sabe perfectamente, porque fue secretario de Planeación, que todo lo dicho anteriormente se agrava cuando se piensa en los otros municipios del departamento. Sobre todo, aquello que tiene que ver con el desempleo, la educación y los altos niveles de pobreza extrema.

Uno de los primeros actos de gobierno que nos indicarán si nuestras nuevas autoridades se lo están tomando en serio será el nombramiento de sus gabinetes de gobierno. Allí sabremos de inmediato si lo que se viene es la mediocre politiquería o, por el contrario, la intención de gobernar en serio. Ojalá y sea lo último. No tendremos que esperar mucho para darnos cuenta.



alfonsomunera55@gmail.com



*Historiador. Profesor de la Universidad de Cartagena.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese