Indicadores económicos
2017-02-21

Dólar (TRM)
$2.902,81
Dólar, Venta
$2.853,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.081,62
UVR, Ayer
$243,86
UVR, Hoy
$244,12
Petróleo
US$53,40

Estado del tiempo
2017-02-21

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:23

Marea max.: 12 cms.

Hora: 07:52

Dirección viento: Noreste

Intensidad viento: 17 a 25 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.4 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-02-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Alegría y esperanza

Las lecturas de las Sagradas Escrituras nos invitan a la alegría y esperanza como virtudes para cultivar en el corazón de manera permanente, abriéndonos a la gracia de Dios. Nada ni nadie, ningún problema o dificultad, podrá robarnos esas alegría y esperanza que anidan en nuestro corazón y nos darán fuerza y valentía para lo que tengamos mejorar en nosotros mismos o en las situaciones que enfrentamos.

Fuimos creados por amor y el sentido de nuestra vida es madurar en ese amor, abriéndonos a recibirlo de Dios e irradiándolo a los demás. Sabernos amados por Dios, da gozo en el alma, paz interior y con los demás y nos hace buscar armonía, reconciliación, compartir, solidaridad y perdón.

El saludo del ángel Gabriel a María fue: “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo”*. María es la precursora de la gracia que viene por los méritos de su Hijo Jesucristo. Dios nos repite por su Palabra y de sus enviados, que si nos abrimos a la gracia y permitimos que el Señor esté con nosotros, se inundará nuestra vida de alegría, gozo y regocijo.

El problema más grave en el mundo es la falta de amor. Nos dedicamos a tantas cosas pero descuidamos a veces la más importante. Nadie da lo que no tiene. Para tener amor necesitamos abrirnos y llenarnos de la fuente del amor e irradiarlo a los demás. Todos los males de la humanidad: violencia, rencor, odio, maldad, falta de valoración del ser humano, faltas de respeto, injusticia, supersticiones, egoísmo, envidia, faltas en la familia, en el trabajo y en la sociedad, surgen de corazones con vacíos de amor, que surgieron muchas veces por problemas en la infancia o en la juventud, o por malas decisiones, o por ignorancia, o por otros males, pero que pueden ser llenados y transformados si le abrimos el corazón a Dios.

En esta época navideña, muchos se dejan cautivar por el amor de Dios, quien se hizo niño y habitó entre nosotros para traernos vida en abundancia, para regalarnos la paz, para invitarnos a vivir de acuerdo a sus mandamientos y elevarnos a una vida llena de sentido, perfeccionándonos en el amor. Los corazones más cerrados en el espíritu desafortunadamente se niegan al perdón, a la reconciliación, a vivir de acuerdo a los principios. Nuestra tarea como creyentes es dar testimonio, orar por ellos y trabajar para que conozcan el amor y la misericordia de Dios.

Mis mejores deseos para todos mis amigos lectores que comparten estas reflexiones. Que le abramos el corazón al Espíritu Santo para que llene de amor y de sentido nuestras vidas. Que no nos dejemos agobiar por los problemas, viviendo cada día como si fuera el último, dándole importancia a lo que es trascendente y con planes futuros, para construir grandes realidades. Que nos alimentemos con el pan de vida de la Palabra de Dios y de la Eucaristía, y seamos instrumentos del amor de Dios con los demás.

Jesús, es  nuestro camino para llenarnos de alegría y esperanza. Actuemos como María y José y alberguémoslo en el pesebre de nuestra alma, de nuestra familia y de nuestra sociedad.

*Lc 1, 26-38



*Economista, orientadora familiar y coach personal y empresarial.



judithdepaniza@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese